Dos trabajadores de la cultura popular

Breve reseña de los autores. Un guionista sensible y comprometido con su tiempo, víctima del terrorismo de estado y un dibujante infatigable, prolífico y autodidacta

“¿Dónde está Oesterheld?” Inquirían encolumnados detrás de una pancarta “Ernie Pike”, “Sherlock Time”, “Sargento Kirk”, “Juan Salvo”, “Bull Rockett” y hasta un Mano, entre otros personajes, en un dibujo compuesto por Félix Saborido y que apareció en la primavera de 1983, en la extinta revista ‘Feriado Nacional’. Por aquellos días corrió la versión de que el guionista había estado cautivo en el campo de concentración el ‘Vesubio’ antes de ser asesinado por agentes de la última dictadura militar. Aquella ilustración, más que un homenaje, representaba un verdadero alegato contra un régimen que, como parte de su accionar criminal, se había cobrado la vida de un gran artista de la cultura popular.

Oestertheld nació en 1919, en Buenos Aires, en el seno de una familia acomodada y de origen alemán. Estudió Geología y se casó con Elsa Sánchez, con quien tuvo cuatro hijas: Beatriz, Estela, Diana y Marina. A principios de los años cincuenta dejó su trabajo en YPF y se dedicó de lleno a su gran pasión: los guiones de historietas. En 1955 funda con su hermano Jorge la editorial Frontera, que edita las revistas Hora Cero y Frontera, en la cual se desempeña el genial dibujante italiano Hugo Pratt, que ilustrará al “Sargento Kirk” y “Ernie Pike”, para luego dar vida a su gran creación: “Corto Maltés”.

Tras el cierre de Frontera, Oestereld trabajó en otras editoriales y a principios de los años setenta se incorpora a la organización Montoneros. Pasa a vivir en la clandestinidad y es secuestrado el 27 de abril de 1977 en la ciudad de La Plata. Sus cuatro hijas, dos yernos y dos nietos corrieron su misma suerte.

Francisco Solano López es uno de los dibujantes más prolíficos de la historia gráfica argentina. Autodidacta absoluto, nació en 1928, en Buenos Aires y en 1953 empieza a desempeñarse en la editorial Columba, y luego en Abril, donde traba relación con Oesterheld. Juntos compondrán personajes como “Rolo el Marciano”, “Uma Uma”, “Amapola Negra”, “ Joe Zonda” y “Rul de la Luna”. Al cerrar Frontera, el guionista lo convoca a Solano López y juntos crean “El Eternauta”.

A principios de los sesenta se radica en Europa y retorna para diseñar la segunda parte de El Eternauta. Pero tras la desaparición de Oesterheld, se radica en España donde dibuja “La Saga de Ana” e “Historias Tristes”. En los ochenta trabaja en la Revista Fierro y recién en 1995 retorna a Argentina donde completa la saga de Juan Salvo con “El Eternauta, Mundo Arrepentido” y “El Eternauta, El regreso”. A los 79 años, continúa dibujando.

AUNO. 03-09-07

LDC-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>