Contra la discriminación laboral por VIH

El Ministerio de Trabajo avanza en la implementación de una medida que prohibirá incluir test de VIH en los examenes preocupacionales. En el mundo hay 23 millones de trabajadores infectados

Lomas de Zamora, mayo 12 (AUNO) – El Ministerio de Trabajo, con el respaldo de la Fundación Huesped, trabaja en la elaboración de una nueva regulación para los examenes preocupaciones, que contemplará la prohibición de los tests de VIH.

El Ministerio de Trabajo informó que a través de la norma se promoverá el compromiso expreso de “no suministrar datos sensibles que pudieran ser motivo de discriminación de los postulantes a los puestos de trabajo por parte de los empleadores”.

“Además, podrá ser motivo de denuncia por violación de las Leyes Nº 23.592, 23.798 y 25.326, la exigencia de realización de estudios de laboratorio con el objeto de detectar el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida o VIH en los postulantes a trabajadores dentro de los exámenes pre ocupacionales”, indica la cartera en un comunicado.

De acuerdo con la información, la nueva normativa se establece por una resolución del Ministerio de Trabajo que lleva el número 270/15. Con ese motivo, esta semana se reunieron el ministro Carlos Tomada y el director de la Fundación Huesped, Kurt Frieder.

Según la Organización Internacional del Trabajo (OIT), En todo el mundo hay por lo menos 23 millones de trabajadores que se encuentran en el momento de mayor rendimiento de su vida productiva que están infectados por el VIH.

La OIT asegura que “la epidemia es un problema que afecta al mundo laboral porque amenaza los medios de subsistencia, la productividad, los derechos en el trabajo y el crecimiento económico”.

El organismo asegura que el VIH “exacerba problemas existentes tales como la protección social insuficiente, las desigualdades por razón de sexo y el trabajo infantil”.

La OIT afirma qu “la discriminación laboral se recrudece especialmente cuando se utiliza la cuestión del VIH/SIDA para impedir acceso a los trabajos o el ascenso en ellos”.

De acuerdo con los datos del organismo, de los 36 millones de personas infectadas, 23 millones son trabajadores de entre 15 y 49 años.

La OIT asegura que “en los países más afectados la propagación de la epidemia provoca una drástica reducción de la mano de obra y el desequilibrio entre los recursos humanos disponibles y las necesidades de mano de obra”.

“La disminución de la mano de obra debida a la epidemia del VIH/SIDA da lugar a menor recaudación fiscal mientras que aumenta la necesidad de servicios públicos, especialmente de salud para tratamientos de personas que sufren esta epidemia”, indica el informe
AUNO 12.5.2015
CGL
aauno@yahoo.com.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>