Agencia Universitaria de Noticias y Opinión

http://auno.org.ar

BANFIELD

Con Spinosa y Garnero, el 'Taladro' vuelve a empezar

Luego de días de incertidumbre, con el equipo descendido a Primera B Nacional y sin dirigencia, el club del Sur del Gran Buenos Aires inició una nueva era con el flamante presidente en funciones y con el nuevo entrenador abocado en el armado del plantel. Con muchos jugadores en conflicto con el club, el plantel viajará el lunes próximo a Mar del Plata para comenzar con la pretemporada.

Spinosa y Garnero

Lomas de Zamora, julio 16 (AUNO).- Un lunes de estrenos en Banfield. Al tiempo que Eduardo Spinosa cumplió su primer día como presidente del club luego de imponerse con amplitud en las elecciones del domingo, Daniel Garnero asumió como entrenador del equipo de fútbol, que volvió a entrenarse y el lunes próximo emprenderá viaje a Mar del Plata, el lugar elegido para la pretemporada.

Garnero, secundado por Pablo Rotchen y Andrés San Martín, tuvo su primera práctica al frente de un plantel que en el que se destacaron las bajas y las dudas de cara al inicio del torneo de la Primera B Nacional. El descenso, la acefalía dirigencial y las deudas económicas aparejaron complicaciones a nivel deportivo. Esto se traduce en la inesperada ausencia de varios valores del plantel profesional.

Se presentaron 27 futbolistas a la cita en el predio de Luis Guillón, pero llamaron la atención los faltazos de Enrique Bologna, Jonathan Gómez, Hernán Rodrigo López, Mauro Dos Santos y Julián Guillermo, todos con contrato vigente. Tampoco estuvieron Cristián Lucchetti, Marcelo Quinteros y Santiago Ladino, cuyos vínculos con el club finalizaron el 30 de junio pasado. Por otra parte, Juan Eluchans se entrenó a la par de sus compañeros, pero rescindiría su contrato y partiría rumbo a Atlético de Rafaela.

Participaron de la práctica Pablo Santillo, Juan Pablo Ferreyra, Gustavo Toledo, Alejandro Delfino, Nicolás Tagliafico, Gonzalo Bettini, Adrián Reta, Gonzalo Oviedo, Fabián Noguera, Marcelo Bustamante, Ariel Broggi, Hernán Pereyra, Juan Eluchans, Marcelo González, Gustavo Gómez, Ezequiel García, Diego Molina, Roberto Brum, Alejandro Barbaro, Facundo Ferreyra, Jorge Achucarro, Cristian Chávez, Gonzalo Terzaghi, Nicolás Bauchet y Nahuel Yeri.

Así empezó el 'Taladro’ una nueva y dura etapa, otra vez en el fútbol del ascenso, pero con las esperanzas renovadas y la ilusión de volver a Primera que puso en evidencia el flamante entrenador. “Vamos tener un emprendimiento complicado pero estamos con muchas ganas y con mucha ilusión de que se puede hacer algo bueno”, aseguró Garnero.

“Es un momento complicado. Viéndolo de afuera uno no imaginaba que una institución como Banfield, que hace un par de años se consideraba un club modelo, podía estar pasando por este momento”, sostuvo el ex adiestrador de Arsenal, Independiente y San Martín de San Juan.

Y agregó: “Sé que se trata de un desafío muy complicado, sobre todo en este arranque por el tema de los tiempos, la conformación del plantel y algunos muchachos que se tienen que ir. Eso va a llevar un tiempo que es, quizá, nuestro peor enemigo en este momento”.

En cuanto al torneo del Nacional B, categoría en la que Banfield no juega hace más de 10 años, 'Dany’ también brindó su opinión: “Es un campeonato muy difícil, muy duro, demasiado competitivo. El hecho de que haya descendido River el año pasado lo potenció más y muchos se dieron cuenta lo difícil que es. Vamos tener un emprendimiento complicado”.

La conformación del plantel, según afirmó el DT, aún está entre signos de interrogación: “Primero hay que definir los jugadores que siguen en el club y empezar a tener una tendencia de incorporación de jugadores. En función de lo que no quede en el club hay que salir a buscar”.

En ese sentido, Spinosa explicó la situación contractual de los jugadores que entraron en conflicto con la institución. Tal es el caso de Mauro Dos Santos que al igual que Jonathan Gómez pidió quedar en libertad de acción por una deuda que el club mantiene con él.

“Creo que no está todo perdido, el Tribunal Arbitral hizo las cosas bien desde lo legal para que él siga en el club. Es un chico del club y si los papeles están bien seguramente pronto lo tendremos con nosotros. Hasta lo comprendo porque en Banfield se vivieron momentos muy feos. Los muchachos sentían que nadie daba la cara. Le vamos a explicar que esta es su casa y que no lo abandonó, también le vamos a pedir que él no nos abandone”, manifestó Spinosa.

En relación al supuesto interés de Boca por Enrique Bologna, aseguró: “No vamos a hacer ningún tipo de negociación con Boca. Lo de Bologna a Boca en esta gestión no se va a dar. Porque con ese club hubo transacciones que no han sido buenas para la institución. El socio de Banfield pide a gritos que Banfield no deje ir más a sus figuras a Boca. No podemos hacer oídos sordos al reclamo del socio. En nuestra gestión no se le van a vender jugadores a Boca”.

Y concluyó: “Queremos empezar a que el mundo del fútbol vuelva a creer en la dirigencia de Banfield, que los socios vuelvan a creer en los dirigentes, que los entrenadores vuelvan a creer en nuestro club. Vemos mucho entusiasmo en el plantel y poco a poco Banfield va a volver a ponerse de pie”.

AUNO 16-07-12
FT-MFV

BANFIELD

Prichoda: “Vine porque es un club grande en el que me puedo mostrar”

El ex Racing es el primer refuerzo del ‘Taladro’. Se define como un volante ofensivo, que puede jugar por los dos sectores del campo de juego y con mucho sacrificio. Viene de jugar en Unión San Felipe de Chile. El entrenador, Daniel Garnero, espera más incorporaciones. Si bien se habló de Juan Fernández, Rubén Zamponi y Omar Zarif, en relación a estos nombres todavía no hay nada concreto.

Lomas de Zamora, julio 20 (AUNO).- El mediocampista Lihué Prichoda es el primer refuerzo de Banfield de cara al torneo de la B Nacional. El ex futbolista de Racing, que viene de jugar en Unión San Felipe de Chile, ya se sumó a los entrenamientos comandados por el entrenador, Daniel Garnero.

El jugador de 23 años tuvo su primera práctica junto con sus nuevos compañeros en el predio de Luís Guillón y se mostró con alegría por volver al fútbol argentino y con la ilusión de tener un buen campeonato con la camiseta del ‘Taladro’.

“Estaba jugando en Chile, vine de vacaciones y había un sondeo de Banfield… No lo dudé. Primero por el director técnico, segundo por la oportunidad de jugar en un club de acá. Es una gran posibilidad para mí, para mostrarme, es un club grande, por eso la decisión de venir”, explicó Prichoda.

“Es importante para un jugador que el técnico te quiera y te pida”, señaló el joven que se describió como “un volante ofensivo que juega por derecha o por izquierda y con sacrificio”. Además, agregó: “Espero dejar lo mejor de mí para poder ayudar al grupo. Vengo con ganas, con ilusión para poder darle una alegría a la gente que se lo merece”.

Por otra parte, vaticinó cómo será el torneo de la segunda categoría del fútbol argentino. “Va a ser difícil, por ejemplo a Rosario Central le cuesta mucho el tema del ascenso, parece que es fácil pero hay que conocer la categoría, los rivales, que eso es paso por paso”, consideró.

El plantel viajará a Mar del Plata el domingo por la tarde, para intensificar la preparación. Por ahora se subirá al micro, con un solo refuerzo, aunque se espera que antes del inicio del torneo lleguen más jugadores. También hay futbolistas que se alejan del sur del GBA, como Diego De Souza y Jorge Achucarro que se desvincularán del club en los próximos días y Jonathan Gómez, que iría a préstamo a un club del exterior (sería Curitiba, de Brasil).

AUNO 20-07-2012
FT-MFV

Cine

Miguel Mirra y su búsqueda de una estética para la militancia

En una entrevista con AUNO, el director de “Darío Santillán. La dignidad rebelde” explica los aspectos que se combinaron en la realización del documental, que cuenta la vida del militante del MTD asesinado en 2002. La consigna resonante fue “ni biografía, ni panfleto, sino la síntesis de una historia que se convirtió en mito de la militancia juvenil”.

Miguel Mirra

Lomas de Zamora, julio 22 (AUNO).-EL desafío del equilibrista es arriesgado: caminar sobre un escuálido límite para no caer en extremos, sostenerse en el término medio. Un desafío que pocos logran. Algo como lo que el documentalista Miguel Mirra apostó a hacer en su último trabajo “Darío Santillán. La dignidad rebelde”, 90 minutos de la vida del militante asesinado en 2002 durante una protesta social en Puente Pueyrredón, en los que se entrelazan aspectos biográficos matizados con proyectos de transformación social.

Imposible desvincular las facetas de una vida marcada por la constante interpelación de un escenario hostil. Sin abusar de secuencias cronológicas ni caer en las consignas panfletarias, el también coordinador del Movimiento de Documentalistas puso en imágenes el crecimiento y consolidación de Santillán como referente y organizador de emprendimientos sociales y barriales desde la óptica de un chico de veinte años. En diálogo con AUNO, este director oriundo de Lanús esquematizó esa tarea de contar con imágenes lo que ese “hombre nuevo” se animó a contar con hechos.

-¿Cómo fue el primer acercamiento a la historia de Darío?
-Cuando empecé tenía la misma idea que, creo, tiene casi todo el mundo: que era un pibe que lo mataron en la estación de Avellaneda. Una víctima. No mucho más que eso. Entonces Miguel Mazzeo, un teórico e intelectual orgánico de los movimientos sociales, me propuso hacer un documental sobre la vida de Darío, a quien conoció de adolescente. La gente del Movimiento de Trabajadores Desocupados (MTD) de Lanús ya tenía idea de hacerlo.
-¿Ellos aportaron material para el documental?
-Si, tenían material de archivo. Fuimos a hablar con ellos a Roca Negra. Acordamos qué se iba a hacer porque antes de colaborar querían saber de qué se trataba. Los compañeros estaban muy contentos porque podían decir lo que querían. Hablaban entre ellos pero nunca tenían la posibilidad de salir (de ese círculo). Decidimos que no fuera una biografía despojada de sus aspectos sociales y políticos, pero tampoco un panfleto.
-¿Cómo encaraste esa disociación?
-Era una cosa delicada. Fue lo primero que hablamos con la gente del MTD. Tratar de caminar por ese andarivel. Darío era un hombre en su tiempo y en su lugar. Sería como una biografía situada. Pudimos bien recorrer ese camino.
-A la vez te acercás a la historia de un chico que adquirió masividad después de la Masacre de Avellaneda…
-Esa “fama” es hacia otros sectores de la sociedad. Entre los desocupados y marginados del Conurbano, Darío ya era conocido. Era un referente a pesar de su corta edad, sobre todo en su barrio. Cumplió un rol de organizador importantísimo. Eso lo fui descubriendo a medida que fui haciendo el documental. Cuando lo terminé llegué a la conclusión de que no fue una casualidad que lo hayan matado a él, lo tenían en la mira.
-¿Cómo entendés el rol las organizaciones sociales dentro de la historia de Darío?
-Son movimientos sociales, pero con objetivos políticos. Esos objetivos son la transformación de la sociedad. Una sociedad con más dignidad. Darío lo decía: “Si, luchamos por los 150 pesos, pero esa no es la solución. La solución es construir una nueva sociedad”. Se daban cuenta que la cuestión no era estar mejor con parches y subsidios. Eran necesarios, pero había que construir otra cosa. Con la bandera de Darío, hoy todos los movimientos no cooptados por el Gobierno se están planteando armar una alternativa política no necesariamente electoral.
-El documental muestra como Darío sintetiza mucho de los objetivos de estos movimientos…
-Darío vive en un conjunto de organizaciones y de militancia social y política muy activa. Representa el “hombre nuevo” del que hablaba el Che Guevara. Parece exagerado. Él fue solidario hasta lo último con su compañero. Era un militante de 24 horas. Así como los movimientos en su forma de organización dicen prefigurar nuevas relaciones sociales, Darío en su vida prefiguró ese hombre nuevo. Con contradicciones, pero con sus contradicciones prefiguraba ese nombre nuevo.
-¿Ese “hombre nuevo” representaba otro matiz de la palabra militancia?
-Lo de Darío nunca fue una militancia fría, dispuesta a cumular por acumular. No utilizaba las consignas para crecer. La suya fue una militancia encarnada porque se movían en el territorio. No era un paracaidista de la política.
-¿Qué te dejó la realización del documental?
-Que se puede. Hay un montón de pibas y pibes que son capaces de pensar más allá de lo mediático, de esta falsa antinomia entre oposición y gobierno. Pensar más allá de los parches y las mentiras permanentes. El legado de Darío es una juventud dispuesta a pelear por otra cosa. Me dejó una esperanza grande. Desde hace un tiempo empezó a subir otra vez la apuesta. En los barrios, la gente empieza a plantearse que esto no es como dicen, empiezan a organizarse otra vez. Vuelven a remontar la cuesta.

EV-DR-AFD
AUNO-22-07-12

Página 1 de 2 siguiente  última

Universidad Nacional de Lomas de Zamora

Telesur

Agencia NAN