Castiñeira, un hombre de fe

A pesar de la irregular campaña cumplida por el “Granate” en la primera fase de la Liga Nacional de Básquet, el DT confía en revertir la situación y mantener al equipo de la zona Sur del GBA en la categoría. “Tenemos un plantel con jugadores de alto nivel competitivo y por eso conservo la esperanza de alcanzar el objetivo que nos propusimos en el inicio de la temporada”, señaló el entrenador en un diálogo con AUNO.

“Sabemos que no estamos atravesando por un buen momento, pero tomaremos la segunda fase como un punto de partida. Estoy plenamente persuadido de que podemos mejorar”. La convicción que posee el entrenador de Lanús, Alvaro Castiñeira, no deja lugar a dudas. Pese a que el conjunto granate cumplió una primera fase con muchos altibajos, y se encuentra en la última ubicación de la tabla de posiciones de la zona sur de la Liga Nacional de Básquet, el DT no pierde las esperanzas y todavía se ilusiona con mantener la categoría.

“Es un duro objetivo e intentaremos lograrlo, pero para eso debemos ajustar algunas piezas”, remarcó Castiñeira, en una charla con AUNO, en la que habló sobre el funcionamiento del equipo y contó sus impresiones sobre el rendimiento cumplido hasta ahora por sus dirigidos en el campeonato más importante del básquet argentino.

—Después de ascender, ¿se imaginaba que iba a ser tan difícil la competencia en la Liga Nacional?
—Sí. Pero de todas maneras quiero remarcar una cosa: salvo Atenas, Estudiantes de Bahía Blanca y Libertad de Sunchales, que están un escalón más arriba, los demás estamos todos en un mismo nivel. Es un torneo muy equilibrado y los partidos son muy cerrados. Por eso, quizás, el campeonato se hace tan difícil.

—¿Cree que el equipo sintió la diferencia de categoría, en comparación con el TNA?
—Puede ser. Obvio que existe una diferencia física y de juego con el TNA, pero no creo que sea tan grande. Si tenemos en cuenta el arranque que tuvimos, pareciera que no se sintió en un principio. Después nos caímos, tuvimos una mala racha de cinco partidos, que para colmo coincidió con lesiones que sufrieron algunos de nuestros jugadores. De ahí en más todo se hizo más difícil. De todas formas, no me parece que haya una distancia abismal y superlativa entre una y otra categoría.

—Teniendo en cuenta que se reforzaron bastante y mantuvieron la base de jugadores que consiguieron el ascenso, ¿por qué Lanús no pudo concretar mejores resultados?
—Porque comenzamos bien los partidos, pero con el correr de los minutos vamos perdiendo intensidad, sobre todo en defensa. Y eso significa dar mucha ventaja en este nivel de competencia. Además, varios triunfos se nos escaparon en los últimos minutos, porque no los supimos aguantar, como contra El Nacional de Monte Hermoso(84-90), la semana pasada, o en los juegos que hicimos con Quilmes de Mar del Plata (75-89) o Independiente de Neuquén (78-80). Igual, me parece que también sufrimos demasiado por el tema de las lesiones. Perdimos a jugadores muy importantes para este grupo.

—Claro, las bajas de Wendell Gibson tras el partido ante Boca (69-87) y luego la de Andrés Rodríguez, afectaron mucho al funcionamiento del equipo…
—Y sí. Ambos son pilares en este plantel, junto a Taylor Terrell y Ronald Ramón. Son fundamentales, y si alguno de ellos no está, el equipo lo siente mucho.

—¿Cómo ve al equipo para la segunda fase? ¿Se puede mejorar?
—Sabemos que no estamos atravesando por un buen momento, pero tomaremos los próximos encuentros como un punto de partida. Estoy plenamente convencido de que podemos mejorar. Por el plantel que tenemos y porque somos un grupo muy unido.

—¿Cree que pueden mantenerse en la categoría?
—Sí. Porque pese a que es un objetivo difícil, lo podemos lograr. Esperemos que el equipo alcance ese sólido funcionamiento que pretendemos. Si ajustamos algunas piezas; mejoramos la marca en defensa y trabajamos en los tiros de campo, lo podemos lograr. Ojalá que con esas correcciones, tengamos la oportunidad de mirar un poquito más arriba. Aunque sea para que los muchachos jueguen sin tanta presión.

—¿Por qué considera que Lanús no puede ganar como visitante?
—Creo que son rachas. Porque nosotros salimos a jugar de igual a igual en cualquier cancha, no especulamos con eso. Siempre tratamos de ser protagonistas y proponer nuestro juego. Sin embargo, los resultados no se nos dieron fuera de casa.

—¿Cuál es el resultado que arroja el balance de lo hecho hasta este momento?
—El balance me gustaría hacerlo al final del torneo. Igualmente creo que todavía debemos mejorar y mucho. Pero estoy plenamente convencido de que Lanús puede dar mucho más. Nos gustaría levantar un poco el funcionamiento y adquirir mayor solidez. Con esas premisas, y con mucho amor propio, me parece que podemos aspirar a mantener la categoría.

AUNO-17-11-08
NS-LDC
deportes@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>