Castellucci: “Esto es un paso atrás gigantesco”

Así calificó el padre del joven Martín, que fue asesinado por un patovica en diciembre de 2006, la decisión de la Cámara de sobreseer de toda responsabilidad al dueño del boliche de Lanús ‘La Casona’, Atilio Amado, por ese crimen. El único detenido por hecho es José Segundo Catalán, quien propinó la golpiza y cumple una condena de 11 años.

Lomas de Zamora, marzo 2 (AUNO).- A poco más de cinco años del asesinato del joven Martín Castellucci a manos de un patovica en La Casona de Lanús, la Cámara de Casación Penal bonaerense sobreseyó total y definitivamente al dueño del boliche, Atilio Amado. “Es duro que te ratifiquen que los poderosos nunca pagan. Se hace difícil seguir en la lucha de esta manera”, sostuvo Oscar, el padre del pibe, tras enterarse de la decisión judicial a la que calificó como “un paso atrás gigantesco”.

El hombre calificó, además, de “rara y extraña” la decisión tomada por la Sala II del Tribunal, a cargo de los jueces Carlos Alberto Mahiques y Fernando Mancini, ya que “no es habitual que una sala vaya en contra de la decisión de un fiscal y un juez. Es todo muy raro…”

“Es un retroceso en todo lo que vinimos haciendo, es inexplicable. Habrá que seguir adelante después de todo”, continuó Castellucci, que luego de la muerte de su hijo comenzó la lucha por legislaciones que evitaran nuevos asesinatos a manos de controladores de admisión y permanencia. En este aspecto, la ley nacional 26.370 y su aplicación sirvieron de base para la creación del Registro Nacional de Controladores de Admisión y Permanencia (Rencap), órgano encargado de regular el sector.

Con el revés judicial, el padre de Martín expresó los sentimientos que generó la disposición de los magistrados en la familia: “Estamos muy golpeados. Aunque estemos acostumbrados a las derrotas, ésta era una batalla que queríamos y necesitábamos ganar”.

Acerca de la posibilidad de recurrir a la Corte Suprema, Castellucci explicó: “Aún no estamos decididos a ir. Acá hay otros intereses. Y no nos queremos exponer a otra situación como esta. Por eso lo estamos evaluando”.

El único condenado por el homicidio de Martín es el patovica que lo golpeó la noche del 3 de diciembre de 2006, José Segundo Catalán, quien se encuentra cumpliendo una sentencia de 11 años y nueve meses de prisión.

“Perdón Martín, no te merecías esto. Vamos a tratar, una vez más, de ponernos de pie”, finalizó el presidente de la asociación que lleva el nombre de su hijo y que está “comprometida en la lucha contra la discriminación, contra la violencia y por los derechos de los jóvenes”.

PT-AFD
AUNO-02-03-2012

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>