Cambios y remociones en la comisaría de Budge

El viernes por la noche fue designado por el Ministerio de Seguridad el comisario Oscar Ayala al frente de la dependencia ubicada en Puente La Noria. Los vecinos todavía esperan que varios oficiales sean apartados de su cargo.

Lomas de Zamora, febrero 18 (AUNO).- Tras los reiterados reclamos de los vecinos sobre “violencia institucional, extorsiones y torturas” en la comisaría décima de Lomas de Zamora, el Ministerio de Seguridad bonaerense intervino esa dependencia, removió de su cargo al viejo comisario y designó en su lugar a Oscar Ayala, quien ya desplazó a cuatro policías acusados de golpes y torturas, y prometió “revertir la imagen de la policía” de Ingeniero Budge.

Convocado por Alejandro Granados, el comisario Ayala ocupó cargos en jefaturas policiales de la zona oeste. “Trabajé toda mi vida en dependencias de La Matanza y Morón. Estuve recorriendo la zona y al llegar acá me encontré con muchas falencias a nivel administrativo y de personal. Espero poder revertir la imagen que la gente tiene de la policía. La idea es que los vecinos se sientan contenidos, y no amenazados”, contó en diálogo con AUNO.

Desde que asumió su cargo el viernes, Ayala cuenta con cuatro días hábiles para renovar la cúpula de la comisaría y hacer otros cambios administrativos. Hasta el momento, cuatro oficiales ya fueron apartados de su cargo por estar imputados en una causa en la que, al detener a una familia, hubo golpizas y torturas brutales hacia los detenidos. La fiscal señaló que hubo un “claro atropello policial” y el expediente se encuentra en el Juzgado en lo Correccional Nº11 de Lomas de Zamora.

A raíz de la manifestación popular de la semana pasada frente a la dependencia ubicada en Puente La Noria, en la que reclamaban que la comisaría debía ser “investigada y controlada para terminar con las prácticas ilegales, sistemáticas e impunes en el barrio”, el ministro de Seguridad provincial, Alejandro Granados, removió de su cargo a Juan Ramón Reboredo, uno de los cuatro comisarios que estuvieron al mando de esa sede policial durante 2013.

Los vecinos de Ingeniero Budge, junto con agrupaciones sociales y políticas, denunciaron “reiterados casos de violencia institucional” en la comisaría. También denunciaron que, en los últimos meses, “las cocinas de paco se multiplicaron, así como también sus puntos de venta”, y señalaron que “ello no hubiese sido posible sin el acompañamiento y la complicidad policial”.

Tras reunirse con ministros y funcionarios bonaerenses y lograr un cambio de comisario, los vecinos esperan que también haya una “remoción de una parte del personal”. Esto se debe a que todavía “hay efectivos que trabajan acá hace mucho tiempo, que la gente los conoce y que siguen siendo cómplices de las actividades ilegales”, explicó María Fernanda Mestrín, miembro de la Red de Seguridad Democrática.

Además de reclamar la intervención e investigación de la comisaría, la organización integrada por vecinos y militantes políticos y sindicales, propusieron la creación de una “mesa de trabajo pública y permanente que junte a todos los actores”, desde representantes de los barrios hasta ministros, “para discutir políticas públicas con seriedad frente a la comunidad”, enfatizó Mestrín.

AUNO
MP-AFD
18-02-14

Publicado el Sin categoría | Etiquetado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>