Así se vivió el 3J en Lomas de Zamora

A seis años de la primera marcha por “Ni Una Menos”, unas 300 personas se juntaron en Plaza Grigera. Hubo una asamblea y una manifestación.

Foto: gentileza Jorge Larrosa

A seis años del primer grito por Ni Una Menos, organizaciones feministas y movimientos sociales del sur del conurbano se reunieron este mediodía en la Plaza Grigera, de Lomas de Zamora, para realizar una asamblea abierta y una concentración de 40 minutos con cantos, carteles y banderas en la esquina de Hipólito Yrigoyen y Sáenz.

A las 11 casi 100 personas, en su mayoría mujeres, se encontraron en la plaza. La pandemia no solo causó el uso de barbijos y el respeto por el distanciamiento social, también provocó que las mujeres del conurbano volvieran a tomar las calles de sus territorios en vez de trasladarse hasta la Capital Federal para la fecha feminista.

En las banderas que sostenían las manifestantes del Movimiento Teresa Rodríguez (MTR) Votamos Luchar se leía “Ante la violencia patriarcal, autodefensa popular” y “Justicia por Blanca García”. A unos metros de distancia, tres amigas en bicicleta se saludaban con el puño y un vendedor de banderas de la comunidad LGBT y de pañuelos verdes, naranjas y violetas acomodaba su mercancía (cada uno a 100 pesos).

Media hora más tarde, la cantidad de gente se había triplicado y con ella el número de banderas y carteles. La pregunta que más se repetía en las cartulinas, los cartones, las paredes y los discursos asamblearios era “¿dónde está Tehuel?”

Ocho policías locales charlaban y miraban sus celulares en la puerta de la Municipalidad sobre la calle Manuel Castro. Tres semanas atrás también fue la policía la que se encargó de acordonar ese mismo edificio durante la derogación de la ordenanza que había establecido la conmemoración del Día del Niño por Nacer.

Anamá Cardozo, miembra de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal Seguro y Gratuito, explicó a AUNO: “Elegimos quedarnos en Lomas de Zamora porque hace unos días se votó por unanimidad en el Concejo Deliberante el Día del Niño por Nacer, que no avasalla ni entorpece la Ley nacional de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE), pero sí se agarran de eso para entorpecer las IVE y está pasando particularmente en el municipio”.

En la Argentina ya existe un Día Nacional del Niño por Nacer, el 25 de marzo, sancionado por el expresidente Carlos Menem en 1998 a través del decreto 1406/98, que ningún otro presidente derogó. La elección de ese día se debe a que la Iglesia Católica conmemora la anunciación a la Virgen María de que estaba embarazada de Jesús. Las provincias y los municipios recurren a este decreto para legitimar sus reclamos antiderechos.

La presencia de organizaciones feministas durante la votación del 12 de mayo y el retroceso del Frente de Todos en el Concejo Deliberante consiguieron la derogación del día municipal. “Logramos que se derogue, pero tenemos que estar súper atentas porque los antiderechos están organizados en este territorio y tienen todas las intenciones de seguir presentándolo”, afirmó Cardozo y añadió: “Los antiderechos se sienten muy cómodos en los concejos deliberantes y me parece que no es inocente”.

De la manifestación participaron las organizaciones que arman el Encuentro Regional de Mujeres, Lesbianas, Bisexuales, Trans, Asexuales, Intersex y no Binaries de zona sur, que se realiza hace seis años y ganó potencia hace tres. Son el Frente Popular Darío Santillán, el Movimiento Teresa Rodríguez (MTR) Votamos Luchar, la Campaña Nacional contra las Violencias hacia las Mujeres, el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL), la Corriente Social y Política Marabunta, el Frente de Trabajadoras Autogestionadas, Las Rojas, la Consejería Tatagua y la Consejería Kimelú.

Entre rociadores con alcohol y agua y megáfonos pasados de oradora a oradora, las agrupaciones presentes compartieron sus discursos al resto de la asamblea y recordaron a víctimas de femicidios, como Ayelén Gutiérrez, que participó de la toma de Guernica, y Blanca García, del MTR. También a las desaparecidas para ser prostituidas, como Ailén López, de Almirante Brown. 

Las organizaciones de izquierda criticaron las políticas del Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad y exigieron un presupuesto real para combatir la violencia machista. En consonancia con la falta de recursos y el bajo presupuesto, la Consejería Kimelú resaltó que sólo cinco salas de Lomas de Zamora acompañan abortos y exigió la implementación real de la Ley 27610 de IVE.

Cerca de las 13, todas las organizaciones presentes se acomodaron en una columna y se movilizaron por la calle Sáenz hacia la avenida Hipólito Yrigoyen para interrumpir el tráfico en sus dos carriles. Entre canciones, saltos, carteles, banderas y grafitis la pregunta del día volvió a hacerse presente, a casi tres meses de su desaparición: “¿Dónde está Tehuel?”

Interrogante que acompañó a las manifestantes incluso al desconcentrar luego de 40 minutos de movilización y que quedó plasmado en las paredes de Lomas de Zamora, porque las paredes se repintan pero las asesinadas y las desaparecidas por violencia machista no vuelven.

AUNO-03-06-2021
MLH-MDY

Dejar una respuesta