Arreglos en las estaciones: sólo una cuestión superficial

En enero, la empresa que posee la concesión de los trenes ex línea Roca junto con la Municipalidad de Almirante Brown inició un programa de mejoras en las estaciones de ese distrito. Sin embargo, los pasajeros denuncian que en cada estación hay problemas más urgentes que la pintura y algún trabajo de albañilería. Según estiman, las obras finalizarán a mediados de mayo. Los usuarios siguen organizándose y reiteran sus reclamos al Gobierno y la empresa.

En el marco de un programa de acondicionamiento “integral” en estaciones ferroviarias de la Línea General Roca implementado a mediados de enero en Almirante Brown, las estaciones de Glew, Longchamps, Burzaco y Adrogué lucirán reparaciones en sus pisos, boleterías e instalaciones pluviales. Pero ni siquiera las espesas capas del nuevo naranja óxido con que están siendo pintados esos andenes podrán ocultar que aún quedan problemas edilicios por resolver y un servicio que mejorar.

Si bien las problemáticas particulares de cada estación superan la mera falta de pintura o algún trabajo de albañilería, según fuentes del Ejecutivo comunal, el programa Mejoras en las Estaciones, que se extenderá por un lapso de cuatro meses, abarca tareas de limpieza y pintura. Además incluye la reparación de los caños de desagües, rejas, cámaras y alcantarillas que se encuentren en los pasos a nivel, la renovación de los laberintos peatonales, rieles, durmientes y fijaciones, y la alineación y nivelación de las vías ferroviarias. Estas obras pretenderían paliar los problemas que urgen hace tiempo a las estaciones sureñas.

En Longchamps, las últimas lluvias produjeron inundaciones en el túnel de acceso a los andenes por “filtraciones” en la estructura que se encuentran debajo de las vías (ver foto). Tras las últimas dos tormentas que acaecieron durante fines de diciembre de 2007 y principios de enero de este año, el agua estancada tuvo que ser removida con la ayuda de una bomba facilitada por los Bomberos Voluntarios del partido, ya que la jeringa de extracción de esa parada permanece averiada.

En esas ocasiones, el propio personal de boletería abrió un agujero en el alambrado contiguo al acceso de la estación para que los usuarios pudieran subir directamente a los andenes sin pagar boleto.

Algunos de ellos afirmaron a AUNO que esas falencias “no serán reparadas” porque para hacerlo tendrían que levantar los rieles ferroviarios y ello produciría serias complicaciones. Para eludir esos trabajos, las manchas de humedad fueron cubiertas con pintura blanca tiza.

En contraposición, voceros de la Municipalidad afirmaron a esta agencia que el apoyo a esas obras será “contundente”, porque “contribuirán al crecimiento del partido”.

En Glew, estación que se alterna con la de Alejandro Korn como final del recorrido que parte desde Plaza Constitución, cientos de pasajeros se apilan en las angostas escaleras del puente que une los andenes con las salidas. Al finalizar los viajes en horas pico, los congestionamientos entre usuarios producen más de un cruce de palabras por jornada.

En los terrenos que pertenecen al predio de la estación de Burzaco se acumulan considerables cantidades de basura. Algunos vendedores de la zona comercial que se encuentra frente a esa parada de ferrocarril exigen desde hace meses a las autoridades municipales la limpieza y fumigación de esos terrenos en los que se reproducen plagas, como ratas y cucarachas.

En relación al desarrollo de las obras de mejoramiento, empleados ferroviarios indicaron que varias de las tareas se realizan a partir de la medianoche, cuando el servicio funciona con menos frecuencia, para no obstaculizar la normal circulación de los trenes y no molestar a los usuarios.

Por su parte, la única estación que contará con obras “reales” es la de Claypole, donde se elevará uno de los andenes para permitir la circulación de trenes eléctricos por las dos vías.

La empresa UGOFE, grupo que por decreto del Gobierno Nacional se hizo cargo de las operaciones de la ex Línea Roca a mediados de 2007, es la responsable de la totalidad de la inversión.

Fuentes muy allegadas al intendente Darío Giustozzi indicaron a este medio que la injerencia de las autoridades comunales es “únicamente organizativa” y consiste en la “señalización de las obras y la desviación del tránsito” en los pasos a nivel donde se realizan tareas que obstruyen la circulación.

A través de un comunicado, la Municipalidad adelantó que la empresa concesionaria pondrá en funcionamiento “vehículos portugueses que se encuentran en etapa de aprestamiento final en los talleres” de UGOFE. Mientras tanto, los usuarios esperan que estas obras sean el principio de los cambios que necesita el servicio ferroviario del sur.

RI-FG-AFD
AUNO-27-02-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>