Aprueban el presupuesto 2007, con superpoderes para el Ejecutivo

El Concejo Deliberante sancionó la norma en un clima de tensión dentro y fuera de la Municipalidad, rodeada por unas 300 personas que, entre repartos de sandwiches, con bombos y cumbia a todo volumen, manifestaron su apoyo al intendente Rossi.

Al son de bombos, trompetas y cumbias que congregaron a unas 300 personas frente a la Municipalidad, el Concejo Deliberante de Lomas de Zamora aprobó el presupuesto 2007 elaborado por le Ejecutivo a cargo de Jorge Rossi por una suma de 175.493.228 de pesos dentro de un colorido recinto embanderado por militantes oficialistas y aliados eventuales.
La multitudinaria y sonora movilización que tuvo lugar minutos antes de la sesión fue una herramienta de presión para la aprobación del polémico presupuesto en votación nominal de quince votos positivos contra ocho negativos.
La norma que viabilizó el proyecto elaborado por el Ejecutivo comunal trajo consigo un artículo que faculta al intendente y sus secretarios a “disponer transferencias de créditos para reforzar conceptos preexistentes o crear nuevos” en el presupuesto.
Esta suerte de “superpoderes”, sumado a las continuas inversiones desde el Gobierno nacional, se traduce en un fortalecimiento político para el intendente Rossi de cara al próximo año electoral.
Los quince votos que aprobaron el presupuesto provinieron de los concejales del PJ y Concertación K, junto con los votos positivos de Ernesto Assaad, del Frepobo; Carlos Fiorentino, de Compromiso para el Cambio; Santiago Carasatorre, presidente del Concejo; y Marita Velásquez, que contrarió a sus compañeros del Frente Para la Victoria.
Los votos negativos fueron de Rosendo Pedernera del Ari, Julio Ajmechet del Peronismo Federal y todo el bloque del Frente Para la Victoria (a excepción de Velásquez).
En las horas previas a la reunión en el recinto, el aire se cortaba con cuchillo alrededor y dentro del Palacio Municipal. Pero una cosa estaba clara: el presupuesto sería tratado sí o sí, pese a la larga incógnita de los últimos días.
La Municipalidad se vio custodiada como nunca antes. El nuevo personal de seguridad se encargó de controlar todas los accesos: la escalera del hall principal, el primer piso que conduce al recinto, la entrada por el estacionamiento y mantuvo la puerta cerrada a quien no se identificara como periodista.
De todas maneras, había unos 60 vecinos colmando la platea del recinto flameando banderas celeste y blanca con el lema “Rossi 2007” y el nombre del concejal que los llevó hasta allí. Lo mismo hacían en la calle unas 250 personas al ritmo de la cumbia y entre gaseosas y mordiscos de sándwiches regalados, que no tuvieron el lujo de aplaudir a cada concejal oficialista que hacia su entrada al recinto.
“Estén en calma y respeten a todos los concejales. Hoy es un día para festejar”, predijo Santiago Carasatorre minutos antes de que comenzara la sesión especial previa en la que se nombró a Mabel Godoy, de concertación K, como nueva vicepresidenta del Concejo.
Una vez terminada la sesión especial, los ediles contrarios a la aprobación del presupuesto arribaron al recinto para comenzar con el debate, aunque en el aire en la gente, en una corneta que no paraba de sonar y en los gestos de conducción de las banderas por parte del presidente del Concejo, parecía todo ya resuelto.
Rápidamente, Jorge Ferreyra tomó la palabra y se encargó de dar por supuesta la aprobación del presupuesto y a espantar los fantasmas que la amenazaron al remarcar que “hoy es un día de festejo para los vecinos”.
Por su parte, Javier Ruiz, presidente del bloque del FPV, marcó las diferencias de su bloque y sostuvo que votaría negativamente porque “se sigue sosteniendo el presupuesto con el aumento de tasas y no se reconoce el aumento salarial” del 19 por ciento reclamado por el Sindicato de Trabajadores Municipales.
En respuesta al reclamo por el aumento de tasas, Víctor Guzmán de Concertación K refutó: “Tenemos que entender que la FAM (Federación Argentina de Municipios) está reconociendo que no se puede hacer frente a los problemas de la gente”, y destacó “el 21 por ciento de aumento en obras públicas que contempla el presupuesto”, entre otros aumentos para las secretarías de Salud y Desarrollo Social.
Sin embargo, entre la constantes de aplausos, silbidos y timbrazos del presidente para pedir silencio, Rosendo Pedernera replicó que “el aumento del presupuesto va a ser del 200 por ciento en relación con el de 2004, pero eso no se traduce en obras, salud, desarrollo social, y menos en el 19 por ciento” exigido por los trabajadores comunales.
Fue Guzmán quien solicitó la votación nominal. Así, uno por uno y según el orden de lista sumaron los 15 votos positivos y los 8 negativos. Tras el racconto hubo festejos del público y un llamado a cuarto intermedio. Pese a las discusiones, la predicción fue cumplida.

NL-AFD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>