Al límite de más sanciones

El Juzgado Federal de Quilmes emitió un dictamen en el que reconoce algunos avances en las obras de saneamiento de la cuenca Matanza-Riachuelo, aunque le reconoce algunas fallas. Intimó a los estados nacional, provincial y municipal a cumplir en tres meses las medidas solicitadas. De no ejecutar la norma, les aplicará multas.

Lomas de Zamora, 11 de abril (AUNO).- En un fallo en el que reconoce los avances ejecutados por Acumar para lograr la limpieza total del Riachuelo, el juez federal de Quilmes Luis Armella intimó a las organizaciones, instituciones y autoridades de todos los niveles del Estado a que “en forma inmediata” lleven a cabo las operaciones de mantenimiento y cuidado del río y sus márgenes en un plazo de tres meses.

El fallo publicado hoy se basó en inspecciones oculares en la zona entre el 3 y el 30 de marzo pasados para verificar que se estuvieran concretando las tareas dictaminadas en 2008 por la Corte Suprema que obligó a los gobiernos nacional, provincial y municipales a sanear la cuenca Matanza-Riachuelo.

Son tres los puntos referentes que Armella evaluó: la limpieza y el mantenimiento del camino de sirga (30 metros de margen que deben quedar libres), la extracción de buques del agua, y la erradicación de asentamientos y la relocalización de sus habitantes.

Respecto a lo que atañe a la extracción de basura del espejo de agua del río, para Armella “se sigue verificando el alcance de los logros y avances positivos de los objetivos ordenados por la Corte Suprema”.

De todas maneras, admite que “no se ajustan a las pretensiones que éste mandato jurisdiccional (el Juzgado Federal de Quilmes) impone”, razón por la que resuelve en los nueve puntos finales, intimar y exhortar a distintas autoridades a que para el próximo 1 de julio hayan cumplido con las medidas solicitadas.

Por ejemplo, una de las fallas detectadas es la localización de buques que “no fueron informados ni por Prefectura Naval Argentina y por la Acumar”, siendo que se encuentra prohibida la navegación y que esa zona está declarada como “crítica” y de “protección ambiental”.

La falta de mantenimiento y de limpieza, tal como se indica en el documento, podría ser uno de los principales focos de expansión de enfermedades contagiosas, debido a la presencia de animales como porcinos, perros, gatos y roedores, que se encuentran sueltos en la zona.

En ese sentido, el magistrado catalogó de “imperiosa” la intervención del Servicio Nacional de Sanidad Animal (Senasa), además de la de Acumar, para que de forma “urgente” realice el control, desratización y erradicación de ésos animales sueltos “a los fines de evitar la transmisión de enfermedades, zoonosis y plagas”.

EL TEMA DE LAS REUBICACIONES
Respecto de los asentamientos y las viviendas precarias ubicadas a la vera del Riachuelo, el juez dictaminó que se deberá dar “estricto cumplimiento” al cronograma de relocalización, ya que de no ejecutar la norma aplicarán la sanción de multa diaria prevista a los funcionarios a cargo.

El jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta, por ejemplo, ya lo sufrió en carne propia, dado que al no acatar una orden judicial sobre el cuidado de un espacio público fue sancionado con 500 pesos de multa diarios.

Según lo pautado son 16 los barrios que deberán ser relocalizados. En Lomas de Zamora 24 familias del barrio El Amanecer debieron trasladarse al Campito de Unamuno. En tanto, que Lanús cuenta hasta el 30 de noviembre de este año para reubicar a los barrios Puente Alsina, San Francisco y 10 de Enero, en el predio de la Dirección Nacional de Vialidad.

Mientras, los habitantes de Villa Jardín tendrán que trasladarse al predio de ex fabricaciones militares antes del 31 de enero próximo. De la misma manera, deberán cumplir con los plazos establecidos la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y el distrito de La Matanza.

Otra de las visiones generales que apunta el fallo es que, si bien se pudo constatar zonas con “falta de limpieza y mantenimiento, y forestación reseca, siendo necesaria la replantación de árboles y arbustos sobre algunos sectores de los márgenes”.

Por ello, “solicitamos el corrimiento de todo aquello que afecta la traza ambiental antes apuntada debe ser íntegro, acabado, concreto y sin más dilaciones”, exigió el dictamen.

Por otra parte, ordena al titular de la Acumar, Juan José Mussi, al Ejecutivo nacional, al bonaerense y porteño a efectivizar el corrimiento y desalojo de las propiedades privadas que invadan el camino de sirga, la finalización de las obras de desguase de la chatarra que se encuentra invadiendo la traza ambiental.

Además, Armella hizo especial hincapié en la “urgencia” que precisa llevar a cabo las obras de tendido y alumbrado público “para dar suficiente iluminación a toda la cuenca hídrica y la efectiva recuperación del cauce original del curso de agua”, a través de las técnicas de calado, dragado y despejado, entre otras técnicas que sean necesarias.

Finalmente, en uno de los últimos puntos, Armella reclamó a la Acumar que ponga en conocimiento a las empresas y particulares que han avanzado sobre la vera del río que, por lo tanto, “deberán deponer su actitud invasora y egoísta de manera inmediata, atendiendo los preceptos de deber solidario para con las generaciones presentes y futuras, prescritos en ley 25.675 general del ambiente”.

CP-AFD
AUNO-11-04-11

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>