Abren comedor y centro cultural en edificio tomado de Lomas de Zamora

Agrupaciones vecinales y piqueteras abren un comedor y un centro cultural para 150 personas sin techo en un edificio tomado de Lomas de Zamora

Por Adrian Figueroa Diaz

(AUNO-TERCER SECTOR*). La intención de varios asambleístas de Lomas de Zamora fue la de tomar un lugar en el centro de esa ciudad para abrir un comedor comunitario. Después de tres meses, el edificio de las ex galerías comerciales Rocalom se convirtió en ‘La Toma’: la sede de un merendero diario y 15 talleres culturales que hoy ayuda a unas 150 personas sin hogar. Allí, además de prestar atención alimentaria, ofrecen a niños y adultos actividades educativas y artísticas que intentan mitigar la dura realidad de aquellos que viven en la calle.

El predio ubicado en Boedo y las vías perteneció a la ex empresa Ferrocarriles Argentinos y está deshabitado hace casi 10 años. Es el espacio visible en donde seis asambleas lomenses y organizaciones piqueteras canalizan su “necesidad de darle cuerpo a las teorías sobre solidaridad”, según cuenta Carlos Macaroni, un asambleísta de Temperley. Junto a él, muchos debieron capacitarse para trabajar con adultos y chicos de la calle con problemas de conducta, a quienes también dan apoyo escolar pese a que no todos tienen la posibilidad de asistir a clases.

En los 200 metros cuadrados del primer piso funciona el merendero improvisado sobre mesas de tablones y caballetes, que agrupan a unos 50 abuelos que durante el día “cartonean” o deambulan por la estación de trenes y de noche duermen en las puertas de los bancos de la zona.

“No tengo trabajo. Soy una persona marginada por mi edad, y venir acá es el motivo que tengo para vivir un día más”, comenta Jorge, un hombre de 65 años que comparte su mesa con otros cuatro de su edad, uno de ellos con marcadas deficiencias mentales. Frente a ellos, Gustavo, de 40, se acerca con un vaso de postre en una mano y señalándolo con la otra acota: “es la primera vez que vengo y me maravillé. Fui a mil comedores y aquí el alimento es bien balanceado”.

En el segundo piso, durante la semana, funcionan talleres. Teatro, cerámica indígena, artesanías, pintura, títeres e historia son algunas de las disciplinas con las que se educan personas de todas las edades y distinta condición social. Para el 22 de este mes está prevista una presentación de los trabajos abierta a todo el público. La muestra se hará dentro del mismo establecimiento y la entrada será un alimento no perecedero. Allí se verán obras de teatro, cuadros y murales, rutinas de acrobacia, grupos de baile, murgas y el cierre estará a cargo de bandas de rock locales.

Aún así, con todo este trabajo, los organizadores aumentan la apuesta por las tareas asistenciales. Martín Sabio, un asambleísta de Lomas Centro, anunció que el próximo objetivo es la apertura de una sala sanitaria dentro del edificio. “Mantuvimos charlas con profesionales que participan en tareas referentes a prevención de enfermedades, nutrición y huertas comunitarias para darle forma a este proyecto”, asegura.

Como ocurre en otros casos, La Toma corre el riesgo de ser desalojada si la Justicia falla a favor de una denuncia penal por usurpación realizada por la empresa Metropolitanos S.A., a quien el Estado concedió el predio en 1999. Ante esta situación, Paola Rezano, miembro de Barrios de Pie, asegura que “como éste es un espacio de resistencia y organización, la mejor defensa es seguir trabajando por la gente”.

Cómo comunicarse: Martín Sabio. Teléfono: 4392-1270.

Agencia Universitaria de Noticias y Opinión/Revista Tercer Sector.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>