A Lanús se lo llevaron puesto en Córdoba

Los dirigidos por Almirón cayeron por 3 a 1 frente a Talleres. El local, con una intensidad asfixiante y un buen despliegue, superó al ‘Granate’ con sus mismas armas.

Mariano Cerrato

Lanús, abril 9 (AUNO).- Lanús sufrió un duro golpe en el Mario Alberto Kempes de Córdoba al caer derrotado por 3 a 1 con Talleres de Córdoba. La estrategia del conjunto de Frank Darío Kudelka, basada en una presión constante sobre la salida del fondo del ‘Granate’ y verticalidad en los ataques, fueron los puntos clave del local para llevarse la victoria.

José ‘Pepe’ Sand marcó el único gol del conjunto de Jorge Almirón (3’ ST) que sirvió como empate parcial, mientras para el equipo local convirtieron el delantero Jonathan Menéndez (35” ST), el enganche Emmanuel Reynoso (21’ ST) y el extremo Sebastián Palacios (33 ‘ST), en posición de número nueve.

La disputa por quedarse con el dominio de las acciones fue una constante de la primera parte y un terreno poco conocido para el conjunto del sur del Gran Buenos Aires, habituado a monopolizar el control de la pelota contra rivales que suelen esperarlo varios metros retrasados sobre campo propio para cerrarle los espacios.

Desde el inicio del encuentro, la ‘T’ salió decidido a jugar con mucha gente en ataque y con una concepción futbolística similar a la del ‘Granate’ en algunos aspectos, como en el movimiento de la pelota siempre al ras del piso y la presión constante cuando el otro equipo quiere salir desde el fondo.

Pese a que Lanús era consciente de la manera de jugar que tiene Talleres, en pocos momentos del partido encontró tranquilidad como para lograr desarrollar con fluidez su idea.

Tanto fue así, que en el mejor momento del conjunto de Almirón, con el encuentro 1 a 1, el equipo cordobés indujo un error en la salida desde el fondo de su rival y lo capitalizó en una situación oportuna para ponerse 2 a 1 arriba en el marcador con el gol de Reynoso.

Este fue el momento que inclinó la balanza a favor del equipo de Kudelka, que consolidó en forma definitiva su fútbol por sobre la impotencia del elenco ‘Granate’, que tendrá varios aspectos a corregir de cara a lo que viene.

Desde la reanudación de la competencia oficial, Lanús recibió 14 goles en siete presentaciones (en la sumatoria de campeonato local y copa Libertadores) y nunca logró terminar un partido con la valla invicta desde la reanudación de la competencia oficial.

Otro problema se basa en su fisonomía propia de juego, que en muchas ocasiones se choca contra un problema estructural que deberá resolver pronto para que no se vuelva un gran dolor de cabeza, que es la monotonía que genera cuando circula la pelota sin cambio de ritmo.

Los excesos en el traslado y la falta de precisión son factores que han convertido al equipo en más de una oportunidad en un conjunto previsible que se muestra inseguro e impreciso cuando intenta acelerar y arriesgar con la pelota.

La victoria frente a Banfield en el clásico sirvió como un gran espaldarazo, pero la competencia sigue y la agenda está cargada: el viernes jugará como local frente a San Martín de San Juan y el martes 18 de abril recibirá también en La Fortaleza a Zulia de Venezuela por Copa Libertadores, dos partidos fundamentales desde lo anímico para volver a creer en su fútbol y reencontrarse con el éxito.

AUNO 09-04-17
MDC-MFV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>