Volver a contar

Cómo, quiénes y para qué realizarán el Censo 2010. Un racconto de los datos poblacionales que caducarán este miércoles, cuando los censistas golpeen las puertas en Esteban Echeverría, Almirante Brown, Lomas de Zamora y Lanús.

Lomas de Zamora, octubre 25 (AUNO).- Entre las 8 y las 20 del próximo miércoles comenzará a caducar la cifra de 1,8 millones con que se precisa la cantidad de habitantes de los partidos de Lomas de Zamora, Lanús, Esteban Echeverría y Almirante Brown. Es que ese día y en esa franja horaria, parte de los 300 censistas destinados a la provincia de Buenos Aires recorrerán puerta por puerta para elaborar el nuevo mapa social cuyos resultados finales están previstos para diciembre de este año.

PARA QUÉ
El objetivo del censo es “conocer las principales características demográficas, económicas y sociales de todos los habitantes del país y sus condiciones habitacionales”, según informó en un comunicado el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El organismo que diseñó y evaluará el relevamiento comunicó que las muestras recogidas se utilizarán para ejecutar políticas sociales y para establecer la cantidad de representantes en la legislatura nacional, provincial y municipal.

“El Censo Nacional de Población, Hogares y Viviendas es el recuento, en un día, de todas las personas, hogares y viviendas que se encuentran en el territorio nacional”, estableció el Indec, por lo cual deberán ser censados cada uno de ellos.

Cerca de 600 mil censistas, 534 jefes de departamento (uno o más partidos), 5 mil de fracción (una o más localidades) y 51 mil de radio (conjunto de manzanas) serán los encargados de llevar adelante el próximo Censo Nacional de Poblaciones, Hogares y Viviendas, a cargo del Instituto Nacional de Estadística y Censo (Indec), en colaboración con todos los ministerios nacionales, las direcciones de Estadística (DPE) provinciales y las fuerzas de seguridad.

LA CAPACITACIÓN
Luego de dos semanas, hoy terminaron los cursos de formación dirigidos a los 600 mil docentes, empleados de organismos públicos nacionales, provinciales y municipales, y voluntarios que presentaron los requerimientos para censar.

Las jornadas fueron dictadas por instructores, en su mayoría docentes, capacitados en junio por el personal del organismo.
En la jornada, un instructor proporcionó a cada censista un manual formativo en el que se detalla las características del cuestionario y explicó cómo realizar el recorrido censal y los ejercicios que allí se describen.

El jueves de la semana pasada la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Lomas de Zamora fue una de las instituciones elegidas como áreas de cobertura para realizar las charlas.

Una joven que asistió a la capacitación en el establecimiento educativo compartió con AUNO que “la charla duró menos de dos horas porque el manual dejaba en claro los temas” y destacó que el instructor haya recreado situaciones del operativo censal para evitar errores.

LAS DIFERENCIAS
A diferencia del Censo del 2001, que había incorporado preguntas acerca de la discapacidad y los pueblos originarios, éste proporcionará también información sobre la población afrodescendiente, es decir aquellos africanos o descendientes de africanos que viven en el país.

Los hogares hacen referencia a la persona o grupo de personas que comparten los gastos de alimentación en una vivienda; de no ser así puede haber dos o más hogares en el lugar.

El relevamiento a la población incluye a las personas que viven en la calle, de esta manera su condición de indigencia queda especificada en el formulario.

DEBERES Y OBLIGACIONES
La ley 24254/93 dictamina en su primer artículo que el día del censo será feriado nacional y declara que no podrán realizarse espectáculos o reuniones públicas.

Junto a las resoluciones 1159/2010 y 639/2010 de los Ministerios de Trabajo y Economía, respectivamente, resuelven que los comercios de venta de alimentos y bebidas deberán permanecer cerrados hasta las 20 para que los empleados puedan ser censados.

“Los resultados sobre la población total se comunicarán a los medios de información para el 20 de diciembre próximo”, informó a AUNO la Oficina de Prensa del ente nacional, mientras que los referidos al cuestionario básico y ampliado para mediados y fines del 2011.

EL PAPELEO
Los habitantes de todo el país serán encuestados a través de tres tipos de formularios, que serán administrados en función de las características y la cantidad de población que integre los distritos de cada provincia.

Las viviendas particulares serán censadas a través de dos cuestionarios distintos, diferenciados por la cantidad de preguntas que incluye y el número de hogares en el que se aplicará.

Según el coordinador general del Censo 2010, Roberto Muiñoz, “los formularios ampliados funcionan como un muestreo representativo, se dirigirán a las poblaciones situadas en localidades de menos de 50 mil habitantes, incluirá 67 preguntas y su duración será de 20 minutos”.

Asimismo, “las localidades de más de 50 mil habitantes serán censadas con un cuestionario básico de 33 preguntas, con una duración está estipulada en once minutos”, señaló.

En este sentido, si bien en el 90 por ciento de las viviendas particulares de zonas urbanas se aplicará un formulario “B”, sobre el 10 por ciento restante, seleccionado en forma aleatoria se administrará el ampliado.

Un tercer formulario encuestará a viviendas colectivas, dentro de las que conviven personas bajo un régimen institucional, como cárceles, geriátricos, hospitales o conventos.

La información que recolectará el censo variará según el tipo de cuestionario, por un lado los básicos incluirán preguntas orientadas a obtener información sobre la estructura de la población por sexo, edad, nacionalidad, ocupación y nivel de instrucción, y las características del parque habitacional.

Por el otro, el cuestionario ampliado, que también indagará sobre esos datos, arrojará resultados que se podrán estimar para el conjunto total de la población.

EL CENSISTA
“En ningún formulario se hacen preguntas sobre los ingresos de las personas”, aclaró Muiñoz y destacó que “el censo es anónimo”, por lo que sólo se identificará a los integrantes de la vivienda a través de su nombre de pila.

En cuanto a la tarea operativa, Muiñoz explicó que los censistas estarán identificados con una credencial, pero recalcó que también podrán ser reconocidos a través del DNI.

Esa identificación que contendrá el nombre y apellido del censista y estará certificada con la firma y el sello autorizante, se dará a conocer 48 horas antes del censo para evitar falsificaciones.

“El censista no tiene la obligación de entrar a la vivienda, lo importante es que tome contacto para que realice una entrevista sensata”, destacó el coordinador.

Se estima que “los resultados acerca de la edad y el sexo de la población estarían disponibles entre el 15 y el 20 de diciembre”, la información, que aportarán los cuestionarios básicos, “será conocida en junio de 2011” y el resto en diciembre de ese año, concluyó el funcionario.

DR-MP-YMDL-AFD
AUNO-25-10-10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>