Víspera de Navidad en Burzaco: shows y ferias de emprendedoras

El viento fuerte del último sábado agitó los banderines de colores de las ferias de emprendedoras que se organizaron por segundo fin de semana consecutivo en Burzaco para que los vecinos y las vecinas compraran sus regalos de Navidad. En esta ocasión, también disfrutaron de una banda de reggae en vivo, shows de acrobacia en […]

El viento fuerte del último sábado agitó los banderines de colores de las ferias de emprendedoras que se organizaron por segundo fin de semana consecutivo en Burzaco para que los vecinos y las vecinas compraran sus regalos de Navidad. En esta ocasión, también disfrutaron de una banda de reggae en vivo, shows de acrobacia en tela y clases a la gorra de esta actividad.

Las veredas de la esquina de Roca y 9 de Julio estaban repletas de puestos de emprendedoras de la Mortal Feria que se extendía hasta el patio interno del bar Norden Beer, exFuegos y Sabores. En un cartel rosa con letras rojas pegado en la puerta del patio se leía “Feria de ropa”. En el interior se habían instalado emprendimientos de prendas estampadas y ropa interior junto a un puesto de comida dulce navideña que no coincidía con lo señalado en la entrada.

Otra puerta daba al interior del bar, donde en una esquina había un escenario rodeado de tres mesas con varios metros de distancia entre sí. Sólida Frecuencia, una banda burzaquense de reggae con tres años de trayectoria, se presentó por primera vez en el año. 

Antes de cantar, Lucas Montaño, en diálogo con AUNO, describió la pandemia como “un cambio de era” y sostuvo que durante la cuarentena “cambió la libertad para compartir cultura”, pero que aún con “pocos medios” tienen “mucha voluntad” para seguir componiendo.

Al igual que algunas emprendedoras, Lucas sostenía y compartía un vaso de un litro de cerveza que, según un cartel en la entrada, les había costado 200 pesos. Muches niñes jugaban por el lugar mientras sus madres y padres recorrían los puestos al ritmo de la música tranquila que salía de un parlante sobre la puerta principal. Las canciones contrastaban con los emprendedores que luchaban para que el viento no vuele sus productos y sus mesas. Mientras sostenía con ambas manos las mochilas que vendía, uno de ellos exclamó: “¡El viento no nos ganará!”.

Unos quince minutos antes del comienzo de la presentación, la baterista Silvana Brunel dialogó con AUNO sobre las mujeres que integran la banda: “Somos una familia musical, está mi hermana Sol y hace poco se sumó una corista, así que ya no soy la única mujer”. Además agradeció la ayuda de sus padres con la crianza de sus hijes ya que le permite tener sus tiempos para ensayar.

A más de diez cuadras de allí, sobre la calle San Lorenzo casi al 400, el viento no solo agitaba los banderines de la entrada de “La Buena Feria”, sino que también movía la tela que Ariadna Orquera utilizó para realizar acrobacias al ritmo del tango “Muñeca Brava”, con letra de Enrique Cadícamo y música de Luis Visca.

En diálogo con esta agencia aseguró que fue su primera presentación y confió: “Me dio bronca que hubiera tanto viento y me fastidió que se me volara la tela; espero realizar más muestras y no tener que improvisar por ese tipo de contratiempos”.

La estructura metálica de la que colgaba la tela violeta era más alta que la casa a la que correspondía el patio delantero donde se llevaba a cabo media feria, ya que el resto de los puestos se encontraba en el interior del hogar. Si alguna de las espectadoras notó la improvisación, los aplausos de todos los presentes al final del show taparon cualquier apreciación al respecto.

Antes y después de la presentación de Ariadna, un grupo de mujeres y niñas practicó diferentes figuras en la tela. Algunas de ellas aprovecharon lo que un cartel rosa pegado al lado de la puerta de entrada indicaba como “¡Taller de acrobacia aérea a la gorra!”. 

El invitado infaltable en todas las ferias fue el tapaboca de tela, un recordatorio de que la pandemia no terminó. En la entrada de “La Buena Feria” había un cartel amarillo en el que se leía “Prohibido entrar sin barbijo!”. Cuando Ariadna finalizó su presentación no solo se colocó sus zapatillas sino también su tapaboca negro en juego con un body y unas calzas del mismo color que contrastaban con el pañuelo rojo que llevaba atado en el cuello.

AUNO-23-12-2020
MLH-MDY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>