Una campaña para que los afectados por asma y alergias no sufran discriminación

Con un proyecto en el Congreso, la organización Fundaler busca que se considere el aspecto social de estos males y que el Estado y las prepagas den más beneficios a quienes los padecen. En diálogo con AUNO-Tercer Sector, su titular habló de las dificultades escolares y laborales de los afectados y sentenció: “Tienen una disminución marcada en su calidad de vida”.

Con asistencia a 15 mil enfermos por año y un banco de medicamentos que cumple con las necesidades de 10 mil, la Fundación Argentina de Asma y Alergia (Fundaler) va por más. En diciembre presentó un proyecto en el Congreso nacional para que se tengan en cuenta las consecuencias sociales de estos males y se otorguen más beneficios a quienes las padecen. Y un vistazo al futuro muestra renovadas acciones para fortalecer su acción en la comunidad y enfrentar un aspecto delicado: la discriminación que sufren los asmáticos y afectados por alergias.

En diálogo con* AUNO-Tercer Sector*, el titular de la Fundación, el doctor Natalio Salmún, detalló el nivel de penetración que tiene la enfermedad y sus efectos en el ámbito escolar y en el laboral. Por el aumento de afectados, es “difícil que en un grado no haya tres o más chicos con asma, por lo que es muy importante que el maestro sepa cómo tiene que actuar, que no discrimine al chico y lo ayude a integrarse”, sostuvo.

Fundaler es el órgano de difusión a la comunidad de la Asociación Argentina de Alergia e Inmunología Clínica. Atiende en forma directa en sus consultorios y lleva a cabo también actividades deportivas, de atención psicológica, talleres sobre uso de medicamentos y detección del asma. Muchos de sus pacientes carecen de recursos económicos y reciben medicamentos en forma gratuita. Además, recibe a unos cuatro mil pacientes en los consultorios de alergia, apoyo psicológico y fonoaudiología. A casi 26 años de la fundación de Fundaler, Salmón dio un detallado panorama de las actividades y prioridades de la institución.

-¿La educación, para prevenir, es el mejor tratamiento contra el asma?

-Es importante porque el paciente tiene que conocer las características de la enfermedad, conocer los medicamentos que puede utilizar, cómo usarlos adecuadamente. Tiene que perder el temor al uso de los medicamentos. Por ejemplo, muchas personas temen al uso de aerosoles y, hoy por hoy, el aerosol, a diferencia de los medicamentos por vía oral, es sumamente útil porque permite que el medicamento llegue directamente al lugar donde tiene que actuar: al pulmón en el caso del asma, a la mucosa nasal en el caso de la rinitis, a la piel cuando hay una dermatitis alérgica, y así con todo el organismo. Toda esa desinhibición del paciente se consigue con la educación, y es considerada a nivel mundial parte del tratamiento. La prevención de la aparición de la crisis asmática es de vital importancia. Hace 30 o 40 años el paciente se trataba cuando aparecía la crisis de asma, hoy se busca que no tenga crisis, y con los medicamentos que contamos actualmente en la gran mayoría de los casos se puede cumplir con esa premisa.

-¿Qué problemas enfrentan los enfermos de asma en su vida social?

Tanto las personas que padecen asma como rinitis alérgica tienen una disminución marcada en su calidad de vida, dado que se sienten discriminadas por la sociedad. Muchas veces al chico con asma no se le permite realizar actividad física como a sus compañeros, por considerar que el asma es un impedimento para ello. Nosotros, para combatir ese mito, firmamos hace 10 años un convenio con la Secretaría de Deportes de la Nación, y desde entonces realizamos actividades deportivas en el CENARD (Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo). Y desde hace 3 años, también en el Parque Municipal de Lomas de Zamora. Tanto el chico como el adulto con asma mejoran mucho su funcionalidad con el deporte. No lo cura, pero permite mejorar su capacidad respiratoria. También permite una seguridad personal para comprender que puede realizar actividades que antes pensaban que no podían.

-¿Reciben ustedes denuncias de discriminación?

-Con respecto al asma y enfermedades alérgicas remarquemos que constituyen una de las causas más importantes de ausentismo escolar y laboral cuando no están tratadas regularmente. Esto no es así si se da un tratamiento al problema. De todos modos la discriminación no sólo es infantil sino también en los adultos. A nivel laboral, hay casos en los cuales una persona que manifiesta tener asma u alergia tiene inconvenientes para su aceptado laboralmente, porque se cree que es una persona que va a faltar con frecuencia. Esta creencia no es cierta y tenemos que combatirla. En ese sentido se ha creado una comisión de pacientes, que está tratando de conseguir que el Estado considere al asma y la alergia como enfermedades desde el punto de vista social, y que los medicamentos tengan mayores descuentos en las obras sociales y medicinas prepagas. También que no se discrimine ni al chico ni al adulto, que el Estado entregue medicamentos a las personas que no pueden acceder a ellos. La comisión de pacientes tiene mucha fuerza ante el Estado y los medios, en Europa estas comisiones agrupan a cientos de miles de personas, lo cual le da mucho peso, por ende pretendemos lograr eso mismo aquí.

-¿Existe a nivel escolar asesoramiento sobre la enfermedad?

Nosotros ofrecimos al Ministerio de Educación y al de Salud hacer un programa para la escuela. Tengamos en cuenta que, por el aumento del asma, es difícil que en un grado no haya tres o más chicos con asma, entonces es muy importante que el maestro sepa cómo tiene que actuar, que no discrimine al chico y lo ayude a integrarse. Tenemos un folleto interesante con un plan de acción que tiene que ser firmado por el padre del chico y el médico que lo trata. En dicho plan se vuelcan las características de la enfermedad del chico, qué es lo que le hace mal, y el docente puede evitarlo, cuáles son los medicamentos que usa, si tiene que usar medicamentos en el colegio o no. En el caso de los aerosoles, si los puede usar por su propia cuenta o con la supervisión de un adulto. También cómo tiene que actuar el docente si el chico tiene una crisis, cuándo tiene que llamar al servicio de urgencia. Algo muy importante, es que al ser un plan de acción personalizado, firmado por el padre y el médico, está impidiendo que el docente actúe por su cuenta. Ya que el gran riesgo es el temor del docente por alguna situación que lo involucre legalmente, que se lo acuse de ejercicio ilegal de la medicina. En este caso no hay peligro porque el docente sigue las indicaciones del médico. Estos folletos se los entregamos a las escuelas que les interesan y nos lo piden, porque si no, no se justifica. Nosotros hacemos charlas con docentes en los colegios, pero no hemos conseguido todavía es que sea parte obligatoria del currículum del docente, ni que asistan a las charlas que brindamos en la Fundación.

-¿Por qué cada vez es mayor el número de personas que padecen esta enfermedad, según los estudios científicios?

-El asma y las enfermedades alérgicas están aumentando en forma importante en nuestro país y en el mundo. Hay muchas teorías, pero la más fuerte es la de la polución ambiental. Si bien esta teoría es importante, la realidad en estudios que se han hecho en distintos países, indica que prácticamente la cantidad de pacientes en zonas de polución es la misma que en las zonas de no polución. En medicina lamentablemente lo establecido hoy tal vez mañana no sea así, pero en este momento se maneja la teoría “de la higiene” para el aumento del asma.

-¿Qué plantea esa teoría?

Parecería ser que en las zonas con mayor limpieza, con menor contaminación, con menores posibilidades de procesos infecciosos, el porcentaje de pacientes con asma y alergia es mayor. Justamente por una maduración deficiente del sistema inmunológico. Este nos protege de las infecciones creando anticuerpos defensivos, cuando no es necesaria la formación de los anticuerpos defensivos en gran escala, queda vacante y empieza a fabricar los anticuerpos de la alergia.

-¿Cuenta la Fundación con apoyo económico externo, de organismos gubernamentales, privados?

-En lo que respecta a los medicamentos, recibimos donaciones de las empresas farmacéuticas para distribución gratuita. Lamentablemente no en la medida que necesitamos por eso tenemos que comprar más medicamentos. En cuanto a las actividades deportivas contamos con el auspicio de Secretaría de Deportes de la Nación, y la Secretaría de Deportes de la Municipalidad de Lomas de Zamora, que colaboran con el lugar físico y los profesores para realizar las actividades en dichos lugares.

-La Fundación cumple una importante labor social, pero además alienta los valores de solidaridad. ¿Quienes pueden participar? ¿Quiénes la integran?

-Hoy las ONG cumplen una función preponderante en la sociedad. Lo ideal sería que el Estado pudiera hacerse cargo de distintas situaciones, evitando las carencias que padecen muchos de los pacientes. Nosotros tenemos un grupo de voluntarias y gente que dona su tiempo para poder servir a la comunidad, siempre hay gente que quiere ayudar a las personas. Fundaler está abierta a toda la comunidad, y se puede colaborar donando medicamentos o efectivo, ya que si bien los que trabajamos acá lo hacemos ad honorem, tenemos gastos de mantenimiento, de material impreso y esos aportes permiten que sigamos adelante.

-¿Qué objetivos presentes y futuros que se traza la Fundación?

Los objetivos son entregar más medicamentos, aumentar la cantidad de gente que acude a las actividades educativas, conseguir que el paciente con asma y enfermedades alérgicas no se sienta discriminado, y también buscamos la posibilidad de llegar a todo el país. Uno de los proyectos es ir a los lugares alejados del país, cosa que hoy hacemos discontinuamente a través de médicos que están en el interior, con los cuales nos conectamos, pero necesitamos más colaboración para poder ayudar allí y que toda la gente pueda acceder a los tratamientos en los lugares más remotos del país.

Cómo contactarse:

FUNDALER
Dr. E. Finochietto 894,(C1272ABB) Capital Federal
Te.4307-4050
www.fundaler.org.ar/fundaler@intramed.net.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>