Un satélite argentino medirá la salinidad del mar con un instrumento que aportará la NASA

La agencia espacial de los Estados Unidos aportará 200 millones de dólares para la misión SAC-D, el satélite argentino que será lanzado en 2008. Llevará equipos fabricados por la CONAE para la detección temprana de incendios y el estudio de los hielos de la Antártida y la Patagonia.
Por Melina Pietra

AUNO*) El satélite argentino SAC-D, a través de un acuerdo entre la Comisión Nacional de Actividades Espaciales (CONAE) y la agencia espacial de los Estados Unidos (NASA), transportará al espacio un instrumento, el Acuarius, cuya misión será medir la salinidad del mar. El equipo y toda la operación le costarán a la agencia norteamericana 200 millones de dólares.
“El anuncio del proyecto con la Nasa lo haremos en las próximas semanas”, informó a AUNO Raúl Colomb, miembro del directorio de la CONAE y jefe científico de la misión. Sobre este convenio, Colomb explicó que “este va a ser el cuarto satélite que hacemos con la NASA. Tenemos una amplia experiencia de trabajo con ellos, siempre hemos respondido bien y creo que ese es el motivo fundamental por el que nos eligieron”.
El Acuarius, fabricado en Estados Unidos, permitirá medir la salinidad del mar, factor que determina el nivel de evaporación del agua y, por ende, el calentamiento de la Tierra.
Colomb, en una entrevista con la Agencia Universitaria de Noticias y Opinión (AUNO), describió que “el análisis de la salinidad es un parámetro que nunca se ha medido en forma global, se hace desde barcos y tarda meses o años en medir la totalidad de la superficie de los océanos. En cambio, con el satélite tendremos cada 8 días, aproximadamente, la cobertura de todo el planeta”.
Los datos enviados por el Acuarius serán utilizados por ambos países. Por eso “ya estamos formando grupos de trabajo en Argentina, en la parte que tiene que ver con la oceanografía”, manifestó el director de la misión SAC-D y agregó que “también van a tener que analizar los datos que produzcan los instrumentos propios del satélite, dispuestos por CONAE”.
“Estamos trabajando en una cámara infrarroja para la detección temprana de focos de incendios en nuestro territorio y en dos instrumentos receptores de microondas que nos va a permitir el estudio de los hielos, sobre todo en la Antártida y en secciones del sur patagónico”, indicó Colomb, en referencia a los aparatos desarrollados en el país.
Todo el satélite lo construye la empresa INVAP en Bariloche, excepto sus paneles, desarrollados por la Comisión Nacional de Energía Atómica. Según Colomb, una vez que el Acuarius esté terminado “se lo traerá a nuestro país, se lo integra al satélite y cuando esté totalmente armado se enviará a Estados Unidos, desde donde será lanzado”.
El lanzamiento del SAC-D está previsto para septiembre de 2008. Se ubicará en una órbita a 605 kilómetros de distancia, denominada polar, pues gira alrededor de la Tierra, del Polo Sur al Norte . El satélite está valuado en 60 millones de dólares y la inversión de la NASA alcanza los 200 millones, “incluyendo el instrumento, el lanzamiento, la operación, y una vez que esté arriba, la distribución de los datos”, afirmó el director del proyecto.
17-2-04 MP EV mar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>