Trabajar desde la casa

Debido a la crisis económica cada vez más personas trabajan desde sus casas con sus computadoras. La Universidad de Buenos Aires capacita a instituciones sin fines de lucro utilizando la informática como herramienta

Por Favio Orellana

(AUNO-TERCER SECTOR*) “La idea es ver a Internet como una fábrica o una empresa”. Con estas palabras Sonia Boiarov, directora del Centro de Teletrabajo y Teleformación de la Universidad de Buenos Aires, resume la esencia de este método de trabajo al que ya tuvieron acceso gratuito 3 mil personas sólo el año pasado. Por medio de seminarios gratuitos cualquier persona puede capacitarse para trabajar desde su casa conectada a internet.
Los contenidos de los cursos varían de acuerdo al tipo de público que los tome. Por eso desde el Centro de Teletrabajo se busca coordinar su acción con alguna institución intermedia que se encargue de organizar a los eventuales aspirantes a teletrabajadores, como sociedades de fomento, escuelas, centros de jubilados. “Cualquier organización se puede dedicar a reunir un grupo interesado en recibir capacitación. Tenemos que saber quién es el destinatario y que tiene interés en participar”, explica Boiarov.
Al Centro de Teletrabajo se acerca gente con problemas de empleo. “La Unesco (Organización de las Naciones Unidas para la Educación, Ciencia y Técnica) entregó el año pasado 250 becas tanto para personas que recién se inician como para aquellas que quieran llevar adelante su pequeña empresa” señala su directora. Esto se logra con los cursos de Introducción y Herramientas.
Según cuenta Boiarov, el sistema es sencillo: “Nosotros vamos donde nos piden que demos los seminarios, con nuestros especialistas. El objetivo es que una vez terminado se vayan sabiendo utilizar lo que les enseñamos”. Para este fin, en el Centro utilizan lo que denominan “software libre”, que se puede bajar de la red sin costo y con la misma utilidad que los programas pagos y que ayuda a la formación del aprendiz.
El equipo de profesores dicta los cursos sin costos de traslados cuando se trata de Capital y Gran Buenos Aires y si el pedido es del interior, se deberán contemplar viáticos.
El auge del teletrabajo no es ajeno a la realidad del mercado laboral. Crece en número y modalidades. Una persona puede ser empleador o empleado. Sin salir de casa. Debido a esto, los teletrabajadores quieren tener su legislación, ya que por el momento se rigen por las mismas leyes que los trabajadores “regulares”.
“Armamos una comisión en el Ministerio de Trabajo donde participan gremios y funcionarios en nuestras reuniones. Nuestro objetivo es hacer una Federación, para captar el movimiento de toda América Latina, España y Portugal”, se entusiasma la directora. Algo parecido está ocurriendo en Colombia y Brasil.
En el Centro están convencidos que los seminarios “abren muchas puertas” ya que en el mundo global “es el trabajo el que se traslada a otros lugares y no el trabajador”. Esta forma de empleo no tiene demasiados costos, por eso las empresas suelen contratar gente en donde es más barato emplearla, gracias a las diferencias cambiarias. “Nosotros queremos cambiar eso, nuestra idea es que nos elijan de acuerdo a la calidad de nuestro trabajo, más allá de los costos”, señala Boiarov.
Para este año, en el Centro de Teletrabajo esperan ser llamados por alguna institución interesada vía internet al sitio www.caminandoutopias.org.ar.

———————-
Cómo comunicarse:
Centro de Teletrabajo y Teleformación de la Universidad de Buenos Aires: página web: www.caminandoutopias.org.ar.
———————-
*Agencia Universitaria de Noticias y Opinión
Revista Tercer Sector

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>