Suspenden la habilitación de nuevas ferias y buscan reglamentar las existentes

La Legislatura bonaerense suspendió por 180 días la habilitación de nuevas ferias internadas, mientras se busca regularizar las ya existentes, para evitar la evasión fiscal y la infracción a la ley de marcas.

Lomas de Zamora, mayo 17 (AUNO) – La provincia de Buenos Aires avanza en la reglamentación de las denominadas ferias internadas, esos espacios donde se alquila puestos para la venta de los más variados productos, y con ese objetivo la Legislatura aprobó la suspensión, por 180 días, de nuevas habilitaciones para ese tipo de comercios.

Fenómenos como “La Salada” comenzaron a replicarse en otros predios del Gran Buenos Aires en la medida en que la inflación obligaba a los consumidores, sobre todo los de más bajos recursos, a buscar mejores precios. En algunos casos, se han convertido en fuentes de trabajo para personas que compran para la reventa.

Enrique “Quique” Antequera, administrador de la feria Urkupiña considera que “sería importante que el estado se ocupe del ordenamiento que falta en lo territorial, funcional y seguridad”.

“Estamos completamente de acuerdo con la medida que busca reglamentar la Provincia de Buenos Aires sobre acotar la instalación de las ferias informales. Es algo que ya veníamos reclamando desde hace tiempo, como paso previo a la reglamentación y el control de las mismas ferias, ya que de esta forma se promueve el trabajo en blanco”, señaló Antequera.

La medida, impulsada por el gobernador Daniel Scioli, consiste en suspender por 180 días en todo el territorio bonaerense la apertura de nuevas ferias del estilo de La Salada, mientras se busca reglamentar las existentes sobre la base de dimensiones, y la identificación de los propietarios e inquilinos de los puestos de venta.

Así, estarán obligados a estar inscriptos en la AFIP, ARBA y el Ministerio de Trabajo. Además se establece que las ferias preexistentes no deberán tramitar la habilitación provincial pero tendrán un plazo de tres años para adecuarse a la ley.

“Estas no son medidas que atenten contra el trabajo de La Feria de la Salada, sino todo lo contrario, se busca regularizar”, acotó Antequera, quien recordó que en este sentido, Urkupiña es agente de retención para el cobro de IVA, Ingresos Brutos y las Tasas Municipales. “Basta recordar que esta feria en particular, la más antigua paga a unos 120 mil pesos mensuales en concepto de IVA y alrededor de 7 millones de pesos por año por todo tipo de impuestos.

AUNO 19-05-11CGL – EV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>