Schurrer prefiere enfocarse en el futuro

El entrenador analizó la campaña de “El Granate” en el Torneo Apertura, que posibilitó la clasificación a la Copa Libertadores, pese a que el nivel futbolístico exhibido por el equipo durante la competencia no lo conformó. Además, el plantel de la zona Sur del GBA afrontará en el próximo semestre la Copa Argentina y el Clausura. “Hay que valorizar lo que se consiguió y tratar de que este club vuelva a ser protagonista”, señaló.

Matías Quercia

Lomas de Zamora, diciembre 16 (AUNO).- La clasificación a la Copa Libertadores. Ese es el motivo para festejar el fin de año de Lanús. Luego de un semestre flojo, que lejos estuvo en rendimiento si se lo compara con el torneo anterior, “El Granate” deberá afrontar en el primer segmento de 2012 una triple competencia: un certamen internacional, Clausura y Copa Argentina.

Antes de recorrer ese itinerario, el equipo que conduce Gabriel Schurrer previamente disfrutará de sus vacaciones y luego realizará la pretemporada, en la ciudad de Tandil. Pero antes de emprender ese derrotero, el entrenador analizó el pasado inmediato del plantel de la Zona Sur del Conurbano bonaerense.

“Fue un campeonato en el que padecimos mucho la irregularidad, algo que salvo a Boca, aquejó todos los equipos de Primera División. Lanús tuvo un muy buen comienzo en cuanto a resultados, pero luego decayó un poco nuestro nivel y al final quedamos lejos en la pelea por el título”. Así sintetizó el DT el panorama actual en diálogo con AUNO.

Pero, más allá del andar discontinuo, el entrenador comprende cuál es la sensación final que deja este semestre. “Nosotros debemos valorar las metas alcanzadas, ver la parte del vaso media llena, y estar en la Copa, es algo más que meritorio”, destacó.

Concluyó el Apertura y los datos señalan que Lanús se ubicó en el sexto puesto de la tabla de posiciones con 29 puntos, muy lejos de las 43 unidades que cosechó el Boca campeón e invicto. Sin embargo, sí quedó cerca del lote de escoltas, pues Racing, Vélez, Belgrano y Colón terminaron con 31, a menos de un triunfo de distancia de “El Granate”.

Entre esos números, el que saca cálculos es Schurrer. “Es verdad que no logramos tener el mismo semblante que el campeonato anterior en el que logramos el subcampeonato. Aun así, hay que valorar que en la tabla general del año sólo fuimos superados por los dos equipo que se llevaron el título”, sostuvo.

Y la realidad le da la razón: El líder en 2011 fue Boca. “El Xeneize”, quien dio la vuelta olímpica de forma indiscutida en el Clausura que acaba de terminar, cosechó 71 puntos. Una unidad menos sumó Vélez. “El Fortín” ganó el Apertura y a su vez llegó a las semifinales de la Copa Libertadores y la Sudamericana. Detrás, Lanús cerró el podio con 64.

Si la muestra se acota, la referencia es la siguiente: en el segundo semestre, “El Grana” se llevó un triunfo en siete partidos, empató ocho y cayó en cuatro encuentros. Lo curioso es que de las derrotas, sólo una actuó en condición de visitante, ante Atlético Rafaela (2-1). Ese fue un compromiso fundamental para el técnico.

Pese a tener un arranque positivo, pues ejerció el protagonismo tras el primer tercio del torneo —cuando ganó en cuatro duelos e igualó en dos—, luego sufrió un traspié clave en el choque con Boca. Allí, en Guidi y Arias, el equipo de la Ribera venció 2-1, y según los propios jugadores de “El Xeneize”, ése significó el quiebre para darse cuenta que podían ser campeones.

En contraposición, para Schurrer, aquella jornada no marcó punto más bajo del plantel. “Después de perder con Boca fuimos a Córdoba a jugar con Belgrano (0-0), y más allá de que no tuvimos un buen desempeño, nos trajimos un punto valorable”, señaló.

Y continuó: “Pero luego nos medimos con Colón como local y si bien fuimos amplios dominadores del trámite del partido y empezamos ganando desde el arranque, nos terminaron empatando con una pelota parada sobre el cierre. Allí, el equipo sintió un golpe fuerte que después repercutió en la caída con Rafaela, donde, por nervios, incluso nos echaron dos jugadores”.

Por lo pronto, Schurrer piensa en lo que se viene, ya que el próximo semestre Lanús deberá afrontar una triple competencia bastante compleja. Integrará el grupo 2 de la Libertadores con rivales aún por definir, se cruzará con Barracas Central el 7 de febrero por la Copa Argentina, y por supuesto, el Clausura.

“Tenemos por delante un trajín duro que deberemos saber sortear con capacidad. Ahora hay que descansar, mentalizarse para lo que viene y conseguir que Lanús sea protagonista el próximo año. La mayoría de las veces, el club no tuvo un gran desempeño a nivel internacional, y la idea es que en esta oportunidad llegue lo más alto posible”, cerró.

AUNO-16-12-11
MRQ-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>