Robaron un jardín de infantes de Santa Marta

Se llevaron leche y alfajores para los chicos, además de herramientas y utensilios de cocina. Rompieron rejas y puertas pero, según el personal docente “ningún vecino dijo haber escuchado ruidos extraños”.

El vidrio roto del portón del parque y la traba que lo mantenía cerrado tirada en el suelo les señalaron que algo andaba mal a los docentes del jardín de infantes n° 905 “Fray Luis Beltrán”, del barrio Santa Marta de Lomas de Zamora. Cuando vieron las puertas de la dirección y de la cocina destrozadas lograron comprender lo sucedido: la institución había sido asaltada nuevamente.

Los ladrones se llevaron cartones de leche, cajas de alfajores, chocolate en polvo, una caja de herramientas, cucharones de aluminio y cuchillos que encontraron en la cocina del jardín además de bolsas de caramelos. “No consiguieron llevarse la cafetera, que la agarraron y la dejaron en una sala”, explicó a AUNO la secretaria de la institución, Mabel Enz.

Luego de pasar por la cocina, donde rompieron la puerta, rejas y una de las ventanas, los asaltantes fueron a la Dirección, cuyos accesos también fueron violentados. Pero “parece ser que algo los asustó, porque no se llevaron ninguna de las cosas que guardamos allí”, señaló la secretaria.

Esa habitación es el “escondite” de los objetos de valor: el equipo de música, un bafle, una computadora, dos bicicletas que recibieron de donaciones y la plata de la cooperadora.

Además, los ladrones también recorrieron la Preceptoría y algunas salas en las que abrieron los armarios pero “no desacomodaron nada, no había nada revuelto –aclaró la secretaria- otras veces hemos encontrado todo revuelto”.

Consultada por los posibles móviles del robo, la docente concluyó que “posiblemente buscaban cosas para vender rápidamente, por eso quizás no hicieron destrozos sin razón, como en otras ocasiones en las que encontramos las paredes pintadas y la comida desparramada por el suelo y pisoteada”.

“Hacía tres años que no nos asaltaban”, recalcó Sandra, una de las docentes. Ella y las demás maestras se enteraron del robo al llegar a su lugar del trabajo el martes por la mañana, luego del fin de semana largo.

Según sus conclusiones, los asaltantes ingresaron al jardín por un pasillo que desemboca en la calle Cid Guidi de Frank, que conduce a el portón del parque de juegos de la institución.

En el mismo orden, la secretaria añadió que “es muy fácil de entrar por el parque ya que sus paredes son perimetrales, de baja altura, y hay sectores en que los vidrios (que actúan como protección) ya no existen”.

Por otro lado, el personal docente supuso que el robo pudo haber ocurrido el domingo ya que una vecina dijo haber visto las luces de las salas prendidas esa noche. Ese fue el único dato que lograron obtener de la gente que vive cerca del jardín. “Nadie escuchó nada, ni un ruido, y es raro porque la reja del portón es muy pesada y para romperla hay que hacer bochinche”, sospechó Enz.

Inmediatamente después de enterarse de lo ocurrido, el personal directivo del jardín se contactó con la Policía, que acudió al establecimiento y les tomó la denuncia. También anoticiaron del hecho al Consejo escolar de Lomas de Zamora que se hizo cargo del arreglo de las rejas rotas, reparaciones que se llevaron a cabo ese mismo día.

AMB-AFD
AUNO-23-08-07
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>