Reclaman que se vuelva a investigar la muerte de un militante

Organizaciones sociales marcharon por el centro de Monte Grande para reclamar que se reabra la investigación por la muerte de Javier Barrionevo, asesinado de un tiro durante un corte de ruta en 2002.

Al cumplirse cinco años de la muerte del militante Javier Barrionuevo durante un piquete en el partido bonaerense de Ezeiza, el Movimiento de Trabajadores Desocupados (MTD) que lleva el nombre del joven fallecido y otras organizaciones sociales y políticas realizó una marcha en el centro de Monte Grande para reclamar la reapertura del caso.
La concentración comenzó a las 9 del 6 de febrero, día en que falleció el joven. Con pancartas y cánticos, militantes y vecinos se reunieron a las 9 frente a la estación de Monte Grande, lugar desde donde partieron hacia el Municipio de Esteban Echeverría. Los manifestantes reclamaron la reapertura del caso que el fiscal a cargo del Tribunal Oral Nº 5 de Lomas de Zamora, Pablo Pando, culminó en 2003 sin pedir condena para el acusado Jorge “Batata” Bogado.
Según los familiares de Barrionuevo, el joven fue herido de muerte en la madrugada del 6 de febrero de 2002, presuntamente por “Batata” Bogado, un hombre vinculado políticamente al Intendente de Ezeiza, Alejandro Granados, y a su par de Esteban Echeverría, Alberto Groppi.
Según los relatos de los testigos, Bogado habría disparado con un arma 9 milímetros contra Barrionuevo y otros militantes del MTD, que realizaban un reclamo por planes de empleo y alimentos para comedores populares, en la ruta 205 de El Jagüel.
El mismo Bogado había admitido tener alguna responsabilidad en el caso, durante el juicio que se llevó a cabo 15 meses más tarde. Pero luego de dos audiencias se lo absolvió de cargo y culpa, luego de que el fiscal Pando (sobrino del ex almirante represor Carlos Lacoste) desestimara las pruebas acusatorias existentes.
En diálogo con AUNO, el vocero del MTD Javier Barrionuevo, Camilo Moreira, aclaró que uno de los problemas para reabrir la causa es que no hay familiares de Barrionuevo para pedir una nueva acusación, puesto que luego del asesinato se mudaron del barrio por haber sido amenazados.
“No es por especular, pero podemos imaginar quién hizo las amenazas y lo fuerte que habrán sido como para que la madre no se presente como querellante”, evaluó Camilo.
De acuerdo a su lectura, otra de las condiciones para la reapertura de la causa sería el enjuiciamiento fiscal Pando. Al respecto, el vocero del MTD señaló que “hace tres años presentamos una carta al Ministerio de Justicia y al secretario de Derechos Humanos, Luis Duhalde, para que se la haga un juicio político a Pablo Pando. El pedido está en la Suprema Corte de la Provincia de Buenos Aires y la información que tenemos dice que el pedido estaría desestimado”.
Moreira evaluó que “así como depende de la Justicia continuar con el juicio suspendido por los asesinatos del 19 y 20 de diciembre de 2001, también dependerá de ésta la reapertura del juicio de Javier”
“Mientras tanto –evaluó Alberto Gomez, un compañero del joven fallecido—, lo que nosotros podemos hacer es seguir movilizándonos”.

NL-AFD

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>