Prostíbulos: unos sí otros no

La semana pasada, inspectores municipales clausuraron dos prostíbulos en el centro del distrito. Sin embargo, existen al menos cinco más en la misma zona. Funcionarios argumentan que necesitan denuncias de vecinos e intervención judicial para actuar. Otra autoridad comunal habló de “corrupción” y “miedo” para cerrarlos.

La Municipalidad de Lomas de Zamora clausuró el jueves de la semana pasada dos prostíbulos que funcionaban en el centro del distrito, una zona donde, sin embargo, habría al menos cinco lugares similares, de acuerdo a la información publicada en los avisos clasificados de distintos medios de comunicación porteños.

Los dos prostíbulos clausurados funcionaban en Alsina 1447 y otro en la misma avenida, en la esquina con Balcarce, según informó la Municipalidad a través de un comunicado de prensa.

En contraste, hay testimonios y elementos que dan cuenta de la presencia de al menos una decena de locales en el distrito donde se ejerce la prostitución ilegalmente, por ejemplo los avisos de oferta sexual publicados en distintos diarios porteños que, según constató esta agencia, ascenderían a por lo menos cinco en pleno centro de Lomas.

El titular del área de Espectáculos Públicos y Registro y Control de Ventas de Bebidas Alcohólicas de Lomas de Zamora, Fabián Chena, al ser consultado por AUNO aceptó la “posible” existencia de estos lugares, aunque aclaró que “la mayoría son domicilios particulares” y remarcó que “sin una orden judicial” el municipio “no puede hacer nada”.

“Cuando son locales no tenemos problema porque uno tiene la autoridad suficiente para inspeccionar el lugar y clausurarlo, pero en un domicilio particular no podemos actuar sin previa orden judicial”, argumentó Chena.

De hecho, la Constitución Nacional en su artículo 18 dice que “El domicilio es inviolable”, y en su artículo 19 proclama que “las acciones privadas de los hombres que no ofendan el orden y la moral pública, ni perjudiquen a un tercero, están solo reservadas al juicio de Dios”.

Básicamente, ésa es la razón por la cual el funcionario sostuvo que se necesita una orden judicial para entrar a los prostíbulos que funcionan en casas privadas.

No obstante, el director municipal, que reconoció la dificultad para erradicar los burdeles en el distrito, aseguró que “a medida que se denuncien se los clausurará”.

Sin embargo, según constató esta agencia en avisos clasificados publicados en diarios porteños, en Lomas de Zamora funcionarían prostíbulos a una cuadra de la Plaza Grigera, en las cercanías del Policlínico ubicado en Hipólito Yrigoyen al 8300, otro sobre Balcarce a dos cuadras de la estación de trenes y uno en Yrigoyen, entre Boedo y Laprida.

Al ser consultado sobre el tema, otro funcionario del Ejecutivo local –-que pidió reserva de fuente— admitió la existencia de “muchos más”, y habló de “corrupción” y de “miedo” para cerrarlos.

LA LEGISLACIÓN LOCAL
La legislación más reciente en el ámbito local sobre este tema data de 1926, cuando en su artículo segundo la Ordenanza 794 dejó especificado la prohibición “dentro del radio del Partido de Lomas de Zamora de cabarets, casas de tolerancia, prostíbulos y cafés cantantes servidos por camareras”, según consta en el texto.

Esta norma propia votada hace 83 años fue la última que se legisló en el Concejo Deliberante, los posteriores tratamientos sobre el tema fueron adhesiones a leyes provinciales y nacionales.

La primera ordenanza que había sancionado al respecto el Concejo Deliberante fue la Ordenanza 5, de 1886, en los albores de la comuna, y que estableció en su artículo primero que “queda absolutamente prohibida la prostitución clandestina”.

DER-AFD
AUNO-27-02-09
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>