Para que nadie se quede sin festejar

Un grupo de voluntarios celebra el cumpleaños a cientos de chicos en situación de riesgo. Un punto de vista diferente en la asistencia social.

La Asociación Civil Cumpleaños Feliz suma festejos en su haber. Con la convicción de que el día del cumpleaños es uno de los momentos más importantes para una persona, unos 30 voluntarios celebran ese día a cientos de chicos en hogares y comedores que, de otro modo, se quedarían sin fiesta.

La psicóloga y presidenta de la asociación, Patricia De Luca, explica que el festejo del cumpleaños para un chico “tiene una implicancia psicológica importante. Es una forma de revalorizarse como persona, fortalecer la identidad del chico y aportar al desarrollo de su personalidad”. Así, el homenaje o agasajo que se le puede brindar a un niño ingresa en las “herramientas de la asistencia social”.

Actualmente, la asociación, que nació en 1999 y en la que ahora trabajan 30 voluntarios, festeja el cumpleaños de 250 chicos por año. En su mayoría, viven en hogares o asisten a comedores. De Luca ubica entre las principales funciones de Cumpleaños Feliz el “anclaje de un momento alegre” en la infancia del chico, para que, una vez adulto, pueda “retomar recuerdos positivos”.

“La importancia del festejo no está marcada por la presencia, sino por la ausencia. Cuando no se hace, el chico se siente frustrado”, explica. A partir de las actividades que realiza la entidad, los chicos pueden volver a establecer lazos con los adultos. “Les cambia la imagen. Comprenden que no todos los adultos van abusar de ellos, ya sea a nivel sexual o agresivo”, apunta.

“La felicidad también es una necesidad básica”, afirma De Luca. Y asegura que con esta tarea se “amplía el espectro de trabajos sociales a horizontes alejados de los que manejan usualmente los tradicionales comedores y hogares de barrio”. En el país, Cumpleaños Feliz es la única asociación dedicada a organizar festejos para chicos con carencias. El año pasado, recibieron un premio de la Fundación Ashekor por “innovación en proyectos sociales”.

El día del cumpleaños, los voluntarios de la asociación adornan el lugar con guirnaldas, piñatas y globos. Los magos hacen de las suyas, mientras los chicos miran hipnotizados. Y, casi sin darse cuenta, el cumpleañero descubre frente a él una enorme torta con las respectivas velitas.

“Usualmente, se ve a los chicos con su carita de tristeza y los ojitos apagados”, dice la presidenta de la asociación. Sin embargo, remonta la frase: “En un momento de la fiesta se puede ver que se enciende una luz en el chico; que generalmente es cuando tiene su torta en frente. Es un segundo, pero es fabuloso.”

Según explica De Luca, cualquiera puede colaborar con el emprendimiento: “Como animador, mago o payaso, o preparando todo lo necesario para la fiesta. También se puede ayudar con una cuota social, siendo socio. O haciendo aportes en efectivo a través de tarjetas de crédito o cuentas corrientes.”

“Básicamente, lo que más necesitamos ahora es poder cubrir el menú para los cumpleaños de 2007. Además necesitamos un lugar, por la zona de Colegiales, para funcionar como sede, que podamos tener a modo de comodato o a compartir”, explica De Luca.

Mientras tanto, los cumpleaños comienzan a expandirse. Desde hace unas semanas, a partir de una nueva filial de la asociación, también se pueden festejan en la localidad de Las Flores, provincia de Buenos Aires.

Cómo comunicarse
www.cumplefeliz.org.ar
4552-2504

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>