Ordenan y restauran el principal patrimonio histórico de Lomas de Zamora

Un equipo interdisciplinario de diez personas trabaja en la clasificación, documentación y arreglo de las más de 3 mil piezas del Museo Americanista. La idea, según expresó su coordinador a AUNO, es convertir a la colección en “un relato histórico” del municipio.

Carla Bustamante

Lomas de Zamora, octubre 21 (AUNO).- Más de 3 mil piezas del Museo Americanista de Lomas de Zamora están siendo clasificadas, documentadas y restauradas por un equipo interdisciplinario a cargo de la Secretaría de Gobierno y Cultura municipal, mientras se lleva a cabo una remodelación edilicia en la vieja sede de Manuel Castro al 200, frente a la Plaza Grigera.

El Museo Americanista excede el carácter antropológico original para convertirse en el principal tesoro del patrimonio lomense. “Para nosotros dejaría de ser simplemente americanista y pasaría a ser el museo de Lomas de Zamora”, expresó a AUNO el coordinador general, Jorge Carman.

Entre vitrinas y estantes se encuentra un arsenal inmenso de objetos que reflejan la historia de la comunidad. Sin embargo, todavía se espera a partir de la formación de un comité de recepción sumar a la colección elementos significativos a través del aporte de los vecinos.

¿Qué representa la reestructuración del museo para la comunidad de Lomas de Zamora?

Es una tarea muy interesante que una comuna con tantas dificultades como la de Lomas de Zamora se haya abocado a hacer una puesta en valor del museo con el propósito de que todos esos objetos sociales restaurados sean parte de un relato histórico sobre Lomas de Zamora y puedan otorgarle mayor entidad, mayor envergadura, y que forme parte también de esta manzana de las luces que va a hacer el día de mañana la municipalidad junto con el teatro. Que sea una manzana realmente armónica y moderna pero que albergue también el patrimonio histórico de Lomas en función del Museo Americanista.

¿Qué objetos componen el museo?

El Museo Americanista fue acumulando una serie de objetos sociales de la propia comunidad de Lomas de Zamora excediendo el concepto originariamente antropológico-arqueológico que lo caracterizaba, pasando a la vida cotidiana y a una serie de sucesos de carácter social y político, en tanto que tenemos una serie de objetos como armas, vestidos, una pinacoteca bastante interesante, una colección de grabados, entre ellos de Pio Collivadino, que son magníficos. Bastones, indumentaria… En fin, decenas de cosas. Toda esta suma de pertenencias de lomenses o de personajes ilustres y no tan ilustres fueron configurando el nuevo acerbo del museo, que para nosotros ya dejaría de ser simplemente un museo americanista y pasaría a ser el museo de Lomas de Zamora.

¿Hay piezas que trascienden la historia del partido de Lomas de Zamora?

Si. Nos hemos encontrado con cartas de Belgrano, cartas de Güemes, de San Martín, Sarmiento. Documentos importantes que estaban acá y que merecen un tratamiento muy especial. Fundamentalmente un registro, una ubicación que los proteja y los deje a salvo de problemas que pueden llegar a ocurrir. En lo que respecta a la historia de Lomas de Zamora contamos con recursos fotográficos de más de mil fotografías del pueblo en tiempos pretéritos, una cosa muy antigua, de muy de buena calidad y de altísimo significado histórico, así como también disponemos de una suma cercana a los 4 mil libros, muchos de carácter antropológico, etnográfico, y también libros de historia. Además de los miles de objetos que ya hemos fotografiado y registrado dentro de los estándares internacionales y que van a formar parte de las colecciones sociales argentinas.

¿Cuántas personas se encuentran trabajando en el museo?

Un equipo interdisciplinario trabaja en la restauración del museo: fotógrafos, arquitectos, especialistas en registros de documentación, traductores de idiomas, empleados municipales, y antropólogos. Son unas diez personas.

¿En qué consiste el proceso de restauración?

Son procesos distintos. Para eso tenemos una persona especializada en registro de documentación, la licenciada Paula Zingoni, conocedora de cuáles son las técnicas que requiere cada uno de los objetos para que sean tratados con las consideraciones que merece el patrimonio del pueblo de Lomas de Zamora. El factor ambiental es determinante y en estos casos produjo algunos deterioros. Muchos objetos están en muy buenas condiciones, otros necesitan una puesta en valor, en otros casos de restauración. Por ejemplo, un grabado puede tener el marco del cuadro en malas condiciones y lo que se conserva es el grabado que siempre estuvo en buenas condiciones.

¿Puede un vecino acercar algún objeto al museo?

Sí, para eso vamos a formar un comité de recepción de objetos porque y te podés encontrar con que lleguen cosas que incluso tengan más valor que la que tenemos nosotros y en mejores condiciones. Para hacer un comité, que es una cosa muy seria que implica una determinación objetiva, se trata de terminar con la idea de que esto es un gabinete de curiosidades. Si entran objetos estos se evalúan debe ser, debidamente documentados y que hayan pertenecido a un intendente municipal o a un personaje ilustre como Sandro. Debe tener un valor histórico, más allá de la particularidad de ser antigüo. De otra manera se agradece muy amablemente pero no forman parte del museo.

AUNO 21-10-13
CB-GDS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>