Nuevos reclamo por aumentos e insumos para el Alende

A una semana de los anuncios oficiales sobre remodelaciones en ese hospital de Budge, trabajadores de ese centro asistencial y vecinos cortaron Camino Negro, a metros de Puente La Noria. El viernes serán recibidos por el intendente.

En reclamo de una recomposición salarial para los trabajadores y ante la “falta de insumos y equipamientos”, trabajadores del Hospital Oscar Alende de Ingeniero Budge, en Lomas de Zamora, y vecinos autoconvocados en reclamo de una mejora en la atención sanitaria cortaron esta mañana Camino Negro, a la altura de Baradero, a metros del Puente La Noria.

El primer reclamo que los trabajadores hicieron fue para revertir la “precarización” de los no profesionales del área de salud que, como explicó a AUNO la delegada gremial Adriana Lezcano, “cobran sueldos de entre 550 y 650 pesos”.

“Además, es preciso tener insumos y equipamiento para lograr el funcionamiento de un hospital: hace doce años que no nos dan ropa de trabajo ni guantes, faltan equipos e insumos básicos”, detalló.

El corte que realizaron los trabajadores del Hospital Materno Infantil Alende fue realizado sobre Camino Negro a la altura de la calle Baradero y fue acompañado por referentes del ARI, vecinos y organizaciones sociales, entre quienes sumaban 350 personas, según los organizadores.

Como respuesta a la movilización, el intendente del distrito, Martín Insaurralde, concedió una nueva reunión con los delegados gremiales y los directivos, que se realizará el viernes próximo en su despacho.

La protesta tuvo lugar una semana después de que, durante una recorrida por las instalaciones de ese centro de salud, Insaurralde anunciara que en menos de un mes estarían terminadas las obras de remodelación que incluyen la refacción integral de varios de sectores, y que además harían llegar nuevos equipos como incubadoras para recién nacidos.

Al final de la recorrida, el diputado provincial Fernando Navarro, quien acompañó al jefe comunal, destacó que con ésas obras “se están cumpliendo las expectativas de la comunidad”.

Sin embargo, ese mismo día, “una mamá que vive a pocas cuadras trajo a su hijo con un fisura de cráneo y no pudimos atenderlo porque no andaba la máquina de rayos”, ejemplificó Lezcano.

“Ese mismo chico tenía su cobertura médica privada pero acudió al Alende por la urgencia y tuvo que ser atendido en otra clínica de Once —en la Ciudad de Buenos Aires— a la que llegó casi desmayado.”

Según afirmaron los trabajadores en un comunicado, el centro asistencial “no cuenta al día de la fecha con Pediatría los viernes, sábados y domingos, y los servicios de laboratorio y radiología funcionan con una capacidad reducida”.

RAM-AFD
AUNO-04-08-10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>