Nuevo fármaco reduciría la necesidad de internación de pacientes psiquiátricos

El desarrollo de nuevas drogas para el tratamiento de patologías psiquiátricas severas alienta la posibilidad de reducir las largas internaciones en hospicios y permitiría la atención
ambulatoria y la reinserción social de pacientes esquizofrénicos.
Por Guillermo Rodríguez Bustamante

(AUNO*) La ziprasidona es un antipsicótico atípico que, según
estudios médicos, no produce efectos colaterales como trastornos
cardiovasculares ni aumento de peso. En cambio, puede producir un
incremento de la sedación o la somnolencia, lo cual, dadas las
características de los pacientes con un cuadro agudo, resultaría ventajoso.
La esquizofrenia es una patología mental que abarca diferentes estadios y se caracteriza por una perturbación grave en
la percepción, el sentido de realidad, la propia identidad, las relaciones y las aptitudes que tienen que ver con la
sociabilidad.
Las personas que padecen este tipo de patologías, en general,
tienen una fuerte tendencia hacia las enfermedades cardíacas por
sufrir alteraciones en el metabolismo de los lípidos (colesterol,
trigliceridos), que es un fenómeno conocido como “dislipemia”,
aumento de peso, y en muchos casos aparición de diabetes como
concecuencia del sobrepeso y el perfil lipídico alterado.
Desde que surgieron estos atípicos, un porcentaje importante
de los enfermos tratados abandonó la tendencia a comer
compulsivamente y a fumar en exceso, e inclusive, en tratamientos
combinados con parches de nicotina, se ha logrado que pacientes
psicóticos dejen de fumar.
En Estados Unidos, la Administración Federal de Drogas y
Alimentos (FDA), aunque, en un principio se negó a autorizar la
ziprasidona por cuestiones de seguridad, a comienzos del 2001
concluyó que los beneficios del fármaco superaban sus riesgos
potenciales, y permitió su venta en forma controlada, ya que
advirtió que el 70 por ciento de los médicos que recetan
psicofarmacos no serían psiquiatras.
El la Argentina, donde el consumo de psicofarmacos constituye
un fenómeno preocupante, médicos psiquiatras y pacientes
consultados coinciden en que tanto los aspectos beneficiosos como
los efectos colaterales de la ziprasidona varían segun cada
enfermo y su venta se realiza exclusivamente con receta y control
del facultativo.
AUNO 9-12-03 mar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>