“Mi intención siempre fue seguir en Lanús”

Así lo aseguró el capitán del conjunto granate, Diego Valeri, que ya firmó su contrato hasta 2013, después del conflicto con la dirigencia del club que lo marginó del plantel que dirige Gabriel Schurrer, lo que le costó perderse el arranque del Apertura. “Para hacer grande a esta institución hay que traer soluciones y no problemas. Eso lo entendimos todos y por eso tiramos para el mismo lado”, consideró.

Matías Quercia

Lomas de Zamora, agosto 13 (AUNO).- Como suele ocurrir con las novelas, la historia entre Diego Valeri y Lanús tuvo un final feliz. Luego de varias idas y vueltas en torno al contrato que lo vincula al conjunto que dirige Gabriel Schurrer, y después de mirar desde afuera el partido de la primera fecha ante San Lorenzo, el capitán volverá a vestir la camiseta granate.

“Se pudieron solucionar los problemas y estoy nuevamente en el plantel. Es algo que me pone muy contento. Ahora lo único que pretendo es jugar y tratar de hacer lo mejor posible para el equipo”, sintetizó el volante en diálogo con* AUNO*.

Poco tiempo antes del arranque de la temporada, una noticia dejaba a los hinchas del elenco del Sur del Conurbano bonaerense entre sorprendidos y desilusionados. Por inconvenientes contractuales y números que no cerraban entre ambas partes, Valeri quedaba marginado del plantel cuando restaban escasos días para el comienzo del Apertura.

La trama había iniciado en medio del receso cuando el mediocampista recibió una oferta de parte del Metalist ucraniano, tras la recomendación de Sebastián Blanco, quien pasó al elenco europeo en el torneo anterior. Pero la operación se frustró ante la negativa de la comisión directiva granate.

Valeri pidió entonces una suma mayor en su contrato, que vencía en junio de 2012, con la intención de prorrogarlo, pero los dirigentes consideraron demasiado elevadas las cifras y, por eso, resolvieron separarlo del plantel.
Sin dar el brazo a torcer, y con las pretensiones e intereses de los protagonistas que costaban saldar, la primera fecha del certamen tuvo a un Lanús en pleno Nuevo Gasómetro con la ausencia de su habitual capitán. “Fue un momento difícil. Realmente estoy muy aliviado porque yo quería seguir acá”, señaló.

En medio de las truncas negociaciones que se intentaron para descomprimir la situación, surgieron especulaciones sobre el destino de Valeri si es que no continuaba en Lanús. En el río revuelto, el que intentó pescar al mediocampista fue River, que buscaba una pieza clave en su andamiaje de cara a su participación en el Nacional B.

Sin embargo, el capitán fue contundente: “Se comunicaron de River pero siempre mi intención fue jugar en Lanús, que es mi casa. Especialmente quería quedarme acá porque tenía un año más de contrato. Ahora hay que barajar y dar de nuevo, recomponernos y tratar de encontrar la calma necesaria que beneficie al equipo”.

Por otro lado, también se mostró agradecido con Juan Román Riquelme, su máximo ídolo, quien había declarado que tenía intenciones de tenerlo como compañero en Boca. “Es algo increíble. Estoy extrañado porque es un jugador de un nivel superlativo que siempre vi como un ejemplo a seguir y que haya pretendido que vaya a jugar con él es un elogio”, consideró.

Pero Valeri se queda en Lanús. Ya con la tranquilidad del contrato firmado, explicó su parecer sobre el conflicto. “Viví en este club desde los ocho años y me pareció doloroso que me respondan de la manera que lo hicieron cuando aún quedaba un año más de vínculo. Que me separaran del equipo fue un mazazo difícil de asimilar”, aportó.

Y agregó: “Pero sabemos las dos partes que lo mejor para el club no es que estemos en problemas. Para hacer grande a esta institución hay que traerle soluciones y no inconvenientes. Eso lo entendimos todos y por eso tiramos para el mismo lado. Voy a seguir siempre agradecido a Lanús”.
Ya con la mente puesta en su debut en el Apertura y tras observar por televisión el triunfo ante San Lorenzo, el próximo objetivo será Independiente en la Fortaleza de Guidi y Arias. “Será un partido complicado, con un rival que llega entonado después de ganar un partido importante”, sostuvo.

La referencia es para el compromiso de ida que el conjunto de Avellaneda superó al vencer 2-1 a Internacional de Brasil por la Recopa Sudamericana. Antes de la revancha el 24 de agosto, se deberá medir al martes con Lanús. “Ganar protagonismo partido a partido. Esa es nuestra”, señaló.

“El Granate” no tendrá por tres semanas a Mauro Camoranesi, quien se desgarró en el comienzo del choque frente a San Lorenzo. Así, Schurrer deberá esperar su recuperación. Por lo pronto, ya tiene un reemplazo de lujo en sus filas, pues Valeri ya está listo para salir a la cancha.

AUNO-13-08-11
MRQ-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>