Marcha y discusión sobre tablas por la Laguna de Santa Catalina

Luego de manifestarse por el centro de Lomas de Zamora y frente al Palacio Municipal, alrededor de 300 vecinos lograron tomar la palabra en el Concejo Deliberante y que se reconociera la necesidad de preservar el lugar como reserva natural. Advierten un “ecocidio”.

Luego de una movilización que llevaron a cabo 300 vecinos y miembros de organizaciones sociales en el centro de Lomas de Zamora para exigir una solución a la controvertida venta del predio de Santa Catalina a una empresa de recolectora de residuos, el Concejo Deliberante de ese distrito aprobó un proyecto de comunicación que pide la preservación de 30 hectáreas de esa reserva.

El proyecto de comunicación consta de la declaración de “interés municipal y preservación” de las 30 hectáreas que ocupa la Laguna de Santa Catalina, fue conseguido dadas las persistentes exigencias de los vecinos y aprobado en la sesión del Legislativo comunal en forma unánime luego de que le fuera cedida la banca del vecino al ingeniero agrónomo Alberto de Magistris, uno de los especialistas que encabeza el reclamo.

Allí, el ingeniero, en medio de abucheos, burlas y apuros que se escuchaban desde el palco, llamó a la reflexión y expuso las causas por las cuales considera que el hecho de que se realice una mínima intervención que afecte a la fauna y a la flora del predio sería un “ecocidio”, un término que “está directamente relacionado con el derecho a la vida, por lo que se lo puede comparar con un crimen de lesa humanidad, ya que también está relacionado a los derechos humanos”.

En tanto, varios de los concejales presentes en el recinto tomaron la palabra para apoyar el proyecto, aunque en su mayoría se refirieron al mismo como “el puntapié inicial” para lograr que las 608 hectáreas que conforman la reserva no sólo sean declaradas de interés municipal, sino que también se tome cartas en el asunto desde el gobierno bonaerense.

Por este motivo fue entregada una carta al gobernador Daniel Scioli para que se impida mediante un decreto la modificación de la zonificación a “zona rural”, ya que se trata de un “dominio público del Estado” en el que no se permiten instalaciones de ningún tipo de industrias.

Por otra parte, el concejal del bloque de Progreso Social Diego Cordera señaló la comuna como el “responsable” de dar respuestas, debido a que tiene conocimiento de que allí funciona una planta de molienda de vidrio que “contamina”, algo que “no puede ser permitido por el municipio”, consideró.

Por su parte, Claudio Morell, concejal por el bloque de Frente para la Victoria, planteó a los vecinos que se presentarán “todos los elementos necesarios” a la Comisión de Medio Ambiente, para que “en otro momento este proyecto pase a ser una ordenanza y no sólo como comunicación”.

De esta manera, se comprometió a “profundizar más” en todos los aspectos y a trabajar también para presentar la próxima semana una investigación sobre el predio al rector de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), Gustavo Aztiazu, responsable legal del lugar.

Los vecinos autoconvocados de zonas aledañas al predio encabezados por profesionales de la Facultad de Agrarias de la Universidad de Lomas de Zamora (UNLZ), con el apoyo de organizaciones sociales, se movilizaron esta mañana por el centro lomense con el fin de reclamar y hacer de público conocimiento qué es lo que sucede en la reserva y de qué forma se verán perjudicados.

La movilización que finalizó en la puerta del Palacio Municipal, en un primer momento logró que el secretario de Medio Ambiente, Pablo de Rosa, saliera a hablar en representación del jefe comunal, Jorge Rossi, pero las críticas fueron en aumento frente a la falta de una respuesta satisfactoria y los modales prepotentes del funcionario.

De hecho, se intentó exponer en una mesa de diálogo cuál era el pedido de los manifestantes, pero esto no pudo concretarse debido a que el representante de la cartera medioambiental sólo planteó la postura oficialista y adujo “no tener las herramientas para que la Universidad Nacional de La Plata vendiera sus tierras”, por ser un particular.

Así, De Rosa no respondió a ninguna pregunta y tampoco permitió la palabra a Julio Medina –-que junto a De Magistris encabeza el reclamo— ya que se retiró de la reunión con la excusa de que la mesa de diálogo “no era para filosofar sobre la naturaleza, ni nada de eso”.

CP-AFD
AUNO-24-09-08
locales@auno.org.ar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>