Los hospitales provinciales de Lanús readecuaron los edificios, y recibieron insumos y capacitación

Los autoridades de los hospitales Evita, Melo y Narciso López de Lanús contaron cómo se preparan para el pico de la pandemia covid-19.

Ante la posibilidad de un pico en la cantidad de casos de coronavirus, los hospitales provinciales de Lanús llevaron adelante una serie de medidas, como armar comités de crisis, recibir insumos, readecuar sus establecimientos y organizar capacitaciones para los profesionales de la salud. 

El Hospital Evita, a raíz de la pandemia, recibió insumos, fármacos, cinco respiradores nuevos, once camas y monitores multiparamétricos. El director ejecutivo del centro de salud, Javier Maroni, detalló que también debieron recibir un refuerzo de personal para distintas áreas y que “las salas de guardia debieron ser readecuadas” para evitar contagios.

Según señaló, este centro médico cumple un rol fundamental en la región, no sólo por ser un hospital interzonal, sino también por ser uno de los pocos establecimientos de diagnóstico de coronavirus.

Javier Maroni, director ejecutivo del Hospital Evita

El Hospital Narciso López también recibió insumos, camas de terapia intensiva, monitores multiparamétricos y dos respiradores. Sin embargo, su director ejecutivo, José Luis Stroia, indicó que el centro de salud necesita “imperiosamente un refuerzo en la cantidad de personal médico, de limpieza y enfermería, que son las áreas más críticas”.

Una de las medidas que planean tomar desde este hospital zonal es abrir una nueva sala de terapia intensiva y un centro extrahospitalario donde puedan permanecer aislados niñxs con cuadros leves de coronavirus.

José Luis Stroia, director ejecutivo de Hospital Narciso López

Por su parte, el Hospital Melo, al ser un centro de salud local que no cuenta con terapia intensiva, atenderá únicamente casos leves y moderados de COVID-19. Su directora ejecutiva, Virginia Olivera, explicó que si bien no necesitaron incorporar más respiradores, debieron ampliar el número de camas, habilitar una sala más de aislamiento y solicitar un refuerzo de personal para las áreas de “limpieza y laboratorio”.

En cuanto a los insumos, Olivera señaló que están “tranquilos” con la cantidad que tienen, aunque trabajan “mucho en el uso racional” de estos elementos. Maroni, del Evita, también consideró que los insumos de ese centro de salud son “suficientes para hacerle frente a los próximos días”, mientras que Stroia indicó que la cantidad de elementos que están recibiendo en el Narciso López alcanzará “en la medida que la curva de contagios siga plana”.

La situación de los trabajadores de la salud

La psicóloga y titular en el Evita de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la provincia de Buenos Aires (CICOP), Marcela Varela, relató que lxs trabajadorxs del centro médico interzonal sienten “inquietud, ansiedad y angustia” ante un posible pico en la cantidad de contagios.

Algo similar les pasaba a lxs empleadxs del Hospital Melo, relató Olivera. Por eso, la Dirección del centro de salud armó un equipo de “acompañamiento y contención” psicológica para trabajadorxs, que está conformado por los profesionales de la salud mental del mismo hospital. “Eso generó que hoy estemos más sólidos que hace 30 días atrás”, destacó la directora ejecutiva.

Virginia Olivera, directora ejecutiva del Hospital Melo

AUNO-05-05-20
PC-SAM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>