Los gremios rechazan la propuesta del Gobierno

Los docentes rechazaron el aumento de un 15 por ciento. Además, las entidades que nuclean a judiciales, médicos y estatales anticiparon que tampoco aceptarán ese techo. Habrá paro y movilización el próximo jueves. En tanto, el gobierno convocó a reunión paritaria para el día anterior. *AUNO* dialogó con referentes de los principales gremios.

Franco Solleiro

Lomas de Zamora, abril 2 (AUNO).- El conflicto por las paritarias entre los gremios estatales y la gestión de María Eugenia Vidal se profundiza y suma un nuevo capítulo. Los docentes rechazaron la oferta del gobierno bonaerense de un aumento salarial de un 15 por ciento, sin cláusula gatillo, a pagar en tramos; mientras que los otros gremios estatales anticiparon que no aceptarán ese porcentaje, por lo que anunciaron un paro con movilización para el próximo jueves.

Como todos los años, cuando llega el momento de negociar el incremento salarial, comienza un tire y afloje que desencadena diversas medidas de fuerza.

En rigor, los únicos gremios que fueron convocados por el Ejecutivo provincial son los nucleados en el Frente de Unidad Docente, compuesto por Suteba, la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Amet, Sadop, la Unión Docentes Argentinos (UDA) y Udocba.

La última propuesta, luego de dos frustradas reuniones, se mantiene en una suba del 15 por ciento sin cláusula gatillo, a pagar en tres tramos, un reconocimiento anual por presentismo para este año de hasta 6 mil pesos y un premio de 4.500 para quienes tuvieron asistencia perfecta en 2017, y se sumará un monto de 3 mil pesos anuales de gratificación para aquellos que cumplan 148 horas de capacitación.

En tanto, la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP), la Asociación Judicial Bonaerense (AJB) y la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) todavía no fueron convocados y exigen ser llamados de inmediato para iniciar las negociaciones.

AUNO dialogó con los principales gremios para intentar entender cuáles son las dificultades para alcanzar un acuerdo.

La unidad en el reclamo, clave para “enfrentar el ajuste”

La secretaria general adjunta de Suteba, Silvia Almazán, sostuvo en diálogo con AUNO que están llevando a cabo una “lucha unificada” para que se haga visible que hay “una agenda en común” y que se exponga el rechazo a las políticas del Gobierno, en el marco de “un plan de ajuste que afecta a todos los trabajadores y lesionan el derecho del conjunto del pueblo”.

“Es muy importante poder plantear de manera conjunta el rechazo a la imposición del techo de 15 por ciento en las negociaciones paritarias. Queremos avanzar en un salario que garantice el poder adquisitivo de los estatales”, insistió.

En sintonía, el secretario adjunto de la AJB, Jorge Sotelo, resaltó que para que la lucha de los gremios llegue a buen puerto “es imprescindible la unidad de los trabajadores para enfrentar este ajuste que se viene”.

La oferta que “garantiza un salario a la baja”

Desde principio de año desde el gobierno de María Eugenia Vidal insiste con que la oferta a los gremios estatales sea del 15 por ciento, en línea con las metas de inflación que establecieron desde el Ejecutivo nacional.

Los gremios consultados coinciden en que esta proyección de inflación “dista mucho” de los valores que se establecen en estudios de consultoras privadas y hasta del propio Banco Central, ya que un informe del organismo establece que el crecimiento de los precios está en un 19,4 por ciento.

“Nosotros entendemos que esa propuesta lo único que va a hacer es asegurar el conflicto en hospitales y centros de salud. Necesitamos discutir en serio la situación salarial. Estamos en un momento en el que no conseguimos personal, y el motivo fundamental son los bajos salarios”, manifestó el presidente de CICOP, Fernando Corsiglia, quien está a la espera de la convocatoria para los profesionales de la salud.

Por su parte, Sotelo aseguró que la oferta con un “salario a la baja” forma parte del plan económico y político del Gobierno, que tiene como objetivo “la destrucción del consumo de los trabajadores y la baja en las condiciones de vida”.

description

La importancia de la inclusión de la cláusula gatillo

Durante las negociaciones salariales de 2017 —marcadas por paros, movilizaciones y una gran cantidad de frustradas reuniones—, los gremios y el Ejecutivo llegaron a un acuerdo para incluir una cláusula gatillo, un mecanismo de ajuste automático en el caso de que los aumentos de salario quedaran por debajo de la inflación acumulada.

Sin embargo, en las negociaciones actuales, desde Provincia se niegan a la inclusión de la cláusula gatillo, lo que despertó una fuerte crítica por parte de los estatales.

“El año pasado discutimos bastante con la cláusula gatillo, pero lo cierto es que el resultado de los gremios fue efectivo. En nuestro caso recibimos un aumento adicional del 3,5 por ciento en diciembre producto de la aplicación de la cláusula gatillo”, sostuvo el titular de la AJB, Pablo Abramovich.

En tanto Corsiglia consideró que la implementación fue “un paso positivo” porque logró “revertir” la pérdida de poder adquisitivo en ocasiones anteriores, a raíz del aumento del costo de vida.

El argumento que utilizó el Gobierno en esa ocasión fue que la cláusula actuaría como un reaseguro para no perder contra la inflación, por lo que los gremios se cuestionan por qué no quieren ofrecerla ahora.

“No se entiende demasiado cuál es la negativa del gobierno. La única forma de negar la cláusula gatillo es pretender que los trabajadores perdamos con la inflación”, evaluó Abramovich.

En cambio, desde el gobierno de María Eugenia Vidal ofrecen una “cláusula de revisión” que, a diferencia de la cláusula gatillo que se “dispara” automáticamente, las partes quedan obligadas a sentarse a negociar nuevamente en el caso de que la inflación supere una cifra determinada.
p=.

En 2017 los judiciales fueron los últimos en cerrar. Según denunciaron desde el gremio, esto los condicionó a la hora de llegar a un acuerdo porque se utilizaron las paritarias anteriores para marcar esa cifra como “un techo” para negociar.

La única paritaria que está abierta es la de los docentes, lo que, según Sotelo, se quiere utilizar para “fijar una posición y condicionar las futuras negociaciones”. De esta forma, las negociaciones con el Frente de Unidad Docente son clave para determinar el resultado con el resto de los gremios.

Es por esto que la AJB, CICOP y ATE exigen una “inmediata convocatoria”. “La posición del gobierno provincial es vergonzosa. Hacemos cargo a María Eugenia Vidal por la irresponsabilidad e insensibilidad con que aborda las negociaciones salariales y reclamamos paritarias libres, sin imposiciones ni techos salariales”, enfatizó el secretario general de ATE Bonaerense, Oscar De Isasi.

“El Gobierno representa a los sectores más concentrados de la economía y más conservadores de la política. Prolongando este planteo paritario (del 15 por ciento), insisten en obligarnos a aceptar una rebaja salarial. Los estatales bonaerenses venimos con un retraso salarial y una pérdida del poder adquisitivo desde el 2015 que ya supera el 40 por ciento”, resumió De Isasi.

description

AUNO-2-4-18
FS-SAM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>