Filatelia: una actividad que resiste y cumple años en la zona sur

El Centro Filatélico de Lomas de Zamora cumple 65 años y lo celebra con iniciativas para la comunidad. Secretos y anécdotas de una pasión que se sostiene a pesar del avance del tiempo y las nuevas tecnologías.

Cerca de 80 socios del Centro Filatélico de Lomas de Zamora (Cefiloza) se reúnen cada sábado del año a trabajar sobre sus sellos, un lugar poco común pero no por ello menos interesante. Y presentan a la comunidad en mayo la propuesta “Gran Dispersión Filatélica”, con la excusa de celebrar los 65 años del nacimiento de la institución.

Los miembros de la Comisión Directiva comentaron a AUNO-Tercer Sector que el propósito del evento “no es hacer del encuentro un intercambio lucrativo sino construir un espacio para dar a conocer la afición por coleccionar y clasificar sellos”, una actividad que parece no tener fecha de vencimiento.

¿Quién no tiene perdida en algún rincón de la casa alguna estampilla de cartas escritas por padres y abuelos? En esta oportunidad, Cefiloza invita a los vecinos a que acerquen esos sellos y los compartan con los socios de la organización, que también se ofrecen a responder todo tipo de preguntas sobre los secretos y anécdotas de la filatelia.

El Centro Filatélico de Lomas de Zamora recorrió varias sedes desde su nacimiento en 1946, entre ellas la Biblioteca Mentruyt y el Club Social y Deportivo Bouchard. Desde la década del 80 está instalado en el Círculo Católico de Obreros, y es la única organización de filatelia de la zona sur del conurbano bonaerense.

Como toda entidad con personería jurídica, el Centro Filatélico necesita al menos una mínima contribución anual para solventarse económicamente. Presidente, vicepresidente, secretarios, tesoreros, vocales y el resto de los socios no tienen excesivas pretensiones: juntan sólo una cuota de 20 pesos por cabeza cada 12 meses para la compra de café, yerba y material gráfico para la edición de una revista. Pero el proyecto está encarado “a pulmón” ya que el Municipio lomense no reconoce a la entidad como de Bien Público y no la subvenciona.

A pesar de las dificultades, sus socios se abren a la comunidad por medio de una revista mensual, una página web con foro disponible para consultas y comentarios, y a través de eventos conmemorativos en los que exponen los sellos, como aquel que se realizó en 2008 en el marco de los 110 años del primer campeonato de fútbol argentino.

El Centro Filatélico es un microcosmos muy particular. Sobre una mesa larga de madera oscura, en un ambiente luminoso y amplio, los sellos se distribuyen para luego ser observados. Con una pinza, los expertos los toman cuidadosamente y acercándolos a una lupa, buscan analizar hasta el más mínimo detalle: el dentado de la estampilla, la diagramación de las líneas, la imagen, las marcas de agua; todo es necesario para conocer a fondo la historia y la importancia de ese material.

Por supuesto, los hallazgos nunca llegan en vano. Cada descubrimiento es para Cefiloza un motivo de conversación.

“Siempre hay un tema de discusión, de averiguación, porque siempre alguien encuentra algo distinto o que le llama la atención en los sellos, en el tipo de papel”, aseguró el tesorero, Jorge Bianchi.

Y si de conocimiento e investigación se trata, este arte de coleccionar y clasificar sellos es la ruta que conduce a la cultura general; el punto de fuga para empaparse de historia. Estos apasionados de la filatelia bien lo saben desde el momento en que se iniciaron en esta actividad.

“¿Qué me gustaba de la estampilla? Que conocías el mundo, recorrías el mundo. Aprendías de geografía y de historia.”, contó a AUNO-Tercer Sector, orgulloso, el presidente de Cefiloza, Felipe Mirabelli, mientras esbozaba una sonrisa pícara, al recordar su infancia rodeada de cartas y sellos.

Dicen que con las aptitudes se nace, pero también se hacen y en este caso el dicho es afortunado. El alma de coleccionista viene con uno desde el principio pero se cultiva con la experiencia y el afán de conocer en profundidad las vetas de una pasión a lo largo de los años. Cefiloza es, desde esta mirada, la casa que hace posible el compromiso con la filatelia.

AUNO – 28/04/11
PC/SC/GDS/CS

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>