Esperan que la Legislatura porteña trate un proyecto para incluír la educación especial dentro de la escuela común.

En la Legislatura porteña espera ser tratado un proyecto que reafirma el derecho de los niños con necesidades educativas especiales de optar por la escuela común. La iniciativa es promovida por la asociación Síndrome de Down como estrategia de integración social.

Por Elisabet Contrera

(AUNO-TERCER SECTOR*) Las excusas son muchas: la crisis del sistema educativo, la escasez de recursos tanto humanos como económicos, o la falta de decisión política, hacen que la escuela inclusiva, un proyecto de integración social para niños con necesidades especiales, se encolumne en la lista de promesas incumplidas que une al Estado con este sector social. Frente a esta realidad, la Asociación Síndrome de Down de la República Argentina (Asdra)promueve una iniciativa para que los ideales de integración no queden en las meras proclamas.
La propuesta reafirma el derecho de los alumnos con capacidades diferentes, o de sus padres o tutores, de tener la oportunidad de elegir el sistema de enseñanza común o especial en pos de un mayor crecimiento y desarrollo del niño. Este proyecto fue presentado a mediados de 2004 en la Comisión de Educación de la Legislatura porteña, donde espera su tratamiento durante noviembre.
El presidente de Asdra, Luis Bulit Goñi, remarcó que el objetivo de esta iniciativa es exigir al Estado la creación y puesta en marcha de un plan estratégico de integración escolar con la meta de lograr una permanente y efectiva oferta de inclusión educativa, que contemple las pautas y tiempos de su ejecución.
“Hoy la integración de las alumnos con capacidades diferentes está librada a la buena voluntad de los actores, ya sea de los maestros como de las autoridades del colegio. En definitiva, los padres nunca saben hasta cuando durará esa buena predisposición”, señaló el titular de la asociación.
Para cambiar esta realidad, el proyecto dispone que “en cada distrito escolar de la ciudad, se deberá habilitar una escuela
que cuente con los docentes de educación especial, que sirvan de apoyo a los maestros comunes para la adaptación de los planes de estudio y de las estrategias educativas para la atención de los niños con necesidades especiales”.
Al mismo tiempo, dispone que “el pase de un alumno de un institución educativa común a una especial deberá ser fundado en el mejor interés del alumno. No podrá justificarse en la ausencia de capacidades institucionales o recursos del establecimiento ordinario”.
“La educación especial no puede quedar encerrada dentro del sistema de exclusión especial sino que debe buscar su forma de ser dentro de la escuela inclusiva”,consideró Bulit Goñi. La propuesta de Asdra suma 5 mil adhesiones tanto nacionales como del exterior.
La asociación, compuesta por padres de hijos con Síndrome de Down, trabaja en la difusión de información sobre la enfermedad, en la contención de otros padres y en la colaboración con los profesionales de la salud para abordar la problemática.
—————
Como contactarse:
Asdra: asdra@asdra.org.ar
Teléfono:4777-7333.
—————

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>