“Es increíble que hayan pasado siete años y no se sepa nada”

A poco de cumplirse siete años de la desaparición de Julio López, su hijo, Rubén, lamentó: “Todo lo que se hizo fue en vano”. “La Justicia nunca tuvo una línea de investigación firme, siempre se giró en torno a sospechas”, agregó.

Lomas de Zamora, septiembre 16 (AUNO).- A poco de cumplirse siete años de la segunda desaparición de Jorge Julio López, su hijo Rubén lamentó que la investigación judicial continúe “sin explicación, sin culpables, sin ninguna pista”, en una causa “paralizada” en la que “se hicieron muchas cosas, pero ninguna positiva”.

Secuestrado en octubre de 1976 y alojado en los centros clandestinos de detención Pozo de Arana, Cuatrerismo y la Comisaría 5º de La Plata, gracias a su testimonio el ex director de Investigaciones bonaerense Miguel Etchecolatz fue condenado a cadena perpetua por crímenes de lesa humanidad. Pero un día antes de que Tribunal Oral Federal 1 de La Plata leyera la sentencia, Julio López salió de su casa rumbo a la audiencia en la que se leerían los alegatos. Nunca llegó.

Tras su desaparición, “la Justicia nunca tuvo una línea de investigación firme, siempre se giró en torno a sospechas”, indicó Rubén López, hijo del testigo y querellante en la causa contra Etchecolatz.

“El problema más grave es que no tenemos respuesta. Todo lo que se hizo fue en vano”, criticó el hombre ante la falta de certezas en los siete años que lleva desaparecido Jorge Julio López.

Durante sus declaraciones judiciales, el albañil secuestrado durante la última dictadura cívico-militar relató su secuestro y cautiverio que lo mantuvo en la condición de detenido-desaparecido desde octubre de 1976 hasta junio de 1979, en donde pudo observar varias torturas y ejecuciones de militantes detenidos ilegalmente.

“Se cumplen siete años de lo que le pasó a mi viejo, sin explicación, sin culpables, sin ninguna pista, sin nada. Es increíble que hayan pasado siete años y no se sepa nada”, lamentó en diálogo con Radio La Plata.

En declaraciones radiales, agregó que la causa está “paralizada”, ya que desde el día de la desaparición forzada “se hicieron muchas cosas, pero ninguna positiva”, pero “nunca se investigó algo que tenga fundamentos”.

Además, pidió que la Justicia realice avances en distintos casos de desaparición: “No sólo es el caso de mi viejo, sino también son Marita Verón, María Cash, Luciano Arruga y tantos otros”.

Por otra parte, el hijo del testigo desaparecido contó los inconvenientes administrativos para ponerle el nombre de su padre a una fundación: “No hay presunción de muerte en la causa, pero no está él para autorizarnos, ni nosotros como sus herederos podemos bautizarla”.

PT-AFD
AUNO-16-09-13

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>