“El vértigo por ganar consume cualquier proyecto”

Luis Zubeldía cerró su ciclo al frente del plantel granate. A cinco fechas del final del Torneo Apertura y con cuatro derrotas al hilo, finalizó una gestión que era la más larga de un entrenador de Primera División en la actualidad. “No hallamos el rumbo y lo mejor que puede ocurrir, si no hay confianza, es que me vaya”, aseguró.

Matías Quercia

Lomas de Zamora, noviembre 16 (AUNO).- El camino se hacía sinuoso. Cada vez más complicado. Muy distinto a lo que sucedía en aquel Apertura 2008. Lejos, este torneo modelo 2010 lo convirtió en el entrenador de más larga duración en el cargo en la actualidad. Dos años y medio. Pero todo proyecto, a fin de cuentas, concluye. Y así ocurrió con Luis Zubeldía, ahora ex DT de Lanús.

“Los dirigentes me comunicaron que lo más conveniente era que diera un paso al costado. Me sentía bien, entero y con ganas de seguir, pero estas decisiones deben aceptarse y no hay vuelta atrás. El vértigo por ganar consume cualquier idea a largo plazo”, aseguró el pampeano, en diálogo con AUNO.

La campaña fue de mayor a menor, pero la irregularidad, fundamentalmente en el actual campeonato, donde cayó en seis partidos –los últimos cuatro de forma consecutiva-, sumado a la falta de juego y a un plantel diezmado por las lesiones, constituyeron un contexto desfavorable para la continuidad del DT.

“No estamos pasando un buen momento. Los resultados no llegaban y no supimos cómo revertir la situación. En otras oportunidades el equipo perdía pero se recuperaba rápido. Ahora no hallamos el rumbo y lo mejor que puede ocurrir, si no hay confianza, es que me vaya”, apuntó.
Zubeldía fue ladero de Ramón Cabrero en el título conseguido en 2007.

Hasta el momento, el único de Lanús a nivel local. Un año después le iba a llegar la oportunidad de hacerse cargo del plantel profesional. Y empezó con el pie derecho. En el Apertura 2008, Lanús bajo su conducción concluyó en el cuarto puesto.

Desde allí transitó una campaña signada por la irregularidad. En total dirigió al “Granate” en 90 encuentros, con 44 victorias, 21 empates y 25 derrotas. Con esas estadísticas a la mano, Lanús fue el conjunto que más puntos sumó a lo largo de la temporada 2008-09, con 75 unidades, a pesar de no haberse coronado en ninguno de los dos certámenes.

Ya con este Apertura en danza, el panorama se oscureció. Las cuatro derrotas en fila ante Olimpo (0-1); Colón (1-2); Estudiantes (0-3) y Vélez (0-1), cerraron el círculo. Aun así, Zubeldía destacó la oportunidad de “trabajar con calma y tiempo para hacer las cosas bien” que le brindaron los dirigentes.

“Lanús tiene una virtud: deja trabajar con tranquilidad al cuerpo técnico que está a cargo. Es algo que lo diferencia de muchos de los clubes de Primera División. El problema es que con procesos de trabajo tan largos se genera un desgaste enorme”, analizó.

El trayecto prolongado contó con participaciones en las copas internacionales. Supo jugar la Libertadores y la Sudamericana en todos los semestres que dirigió, a pesar de no conseguir grandes resultados.

La presente temporada fue la primera en la cual no tuvo doble competencia. Un síntoma del desenlace.

Con contrato hasta junio de 2011, la decisión de los dirigentes rumbeaba para concluir con sus servicios en diciembre de este año. Entonces, las dudas sobre su continuidad ya estaban en danza. Pero el rendimiento del equipo, en sintonía con la realidad que marcaban los números, determinó su salida.

La trama del adiós
Tras el encuentro con Vélez, el presidente de la institución, Nicolás Russo, negó haberle pedido la renuncia, pero con el correr de las horas, cambió de parecer. “Le dijimos que no estábamos conformes. Quedaba confirmada la desvinculación. Por el respaldo de los jugadores, le planteamos seguir hasta fin de año. Aun así, Zubeldía decidió irse”, aclaró.

Por su parte, ya con la situación consumada, el entrenador pampeano dio su parecer. “Si no me quieren, agradezco la banca del plantel en todo momento, pero prefiero irme para darle paso a alguien que pueda revertir la mala campaña”, subrayó.

Gabriel Schurrer será el reemplazante de Zubeldía. Ex defensor del club en la década del 90’, pilar en el equipo que de la mano de Héctor Cuper obtuvo la Copa Conmebol en 1996. Dirigía en inferiores hasta ayer. Ahora estará al frente del plantel profesional. Su primera experiencia como DT comenzará el lunes cuando Lanús reciba a Tigre.

“Gabriel (Schurrer) tiene enormes condiciones y va a lograr que el equipo repunte y salga adelante. Espero que le tengan más paciencia y la dirigencia no se deje influir por los resultados”, sostuvo el entrenador saliente en referencia a su sucesor.

El camino que comenzó allanado con el visto positivo de Cabrero, Zubeldía, a los 27 años, se convirtió en el DT más joven en llegar a un equipo de Primera. A medida que el viaje avanzaba, la velocidad aminoraba. Y en un determinado momento frenó. El proyecto del club sigue con otro nombre. Habrá que ver con cuánto vértigo corre.

AUNO-16-11-10
MRQ-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>