El “Pulpo” aún disfruta de un “triunfo de película”

Con un gol de penal en el último minuto, el mediocampista Agustín Pelletieri le dio la victoria (2-1) al “Granate” ante Boca en la mismísima “Bombonera”, y de esta forma logró tres unidades que lo acercan al lote de protagonistas del Torneo Apertura. “Se trató de un partido de ciencia ficción, en el que aprovechamos los errores del rival”, destacó.

Matías Quercia

Definió fuerte al medio del arco, con mucha potencia y salió a festejar la victoria, porque ya no había tiempo para más. Ejecutó el penal, decretó el 2-1 y así Lanús consiguió tres puntos en la “Bombonera” que lo invitan a ilusionarse en la lucha por el Torneo Apertura.

Momento diferente pero el mismo estadio. Circunstancias distintas pero idéntico marcador, este triunfo trajo a la memoria la última vez que el “Granate” se fue con el resultado bajo el brazo luego de visitar a Boca, allá en 2006. Agustín Pelletieri estuvo en ambos; ayer actor de reparto y hoy protagonista.

“Este partido lo ganamos con actitud y mucho corazón. Aunque no jugamos bien, aprovechamos los errores del rival y sacamos adelante un compromiso que venía muy complicado. Con este resultado, nos acercamos a la cima del campeonato y nos pusimos a un paso de los candidatos”, aseguró el capitán en diálogo con AUNO.

En el último minuto del partido, luego de una infracción de Clemente Rodríguez sobre el guaraní Eduardo Ledesma, en un contragolpe veloz del elenco del Sur del Conurbano bonaerense, el árbitro del cotejo, Saúl Laverni, cobró el penal y el “Pulpo” se hizo cargo. Anotó y le dio a Lanús la chance de montar un espectáculo a puro festejo.

“Pareció todo de ciencia ficción por cómo se dieron las cosas. La verdad que fue algo muy especial. Convertí el gol y se terminó el partido. Esto nos brinda mucho entusiasmo y refuerza el ánimo del plantel. Estamos acostumbrados a sufrir todos los resultados y ganar ajustadamente, pero en esta oportunidad, el gusto resultó enorme”, remarcó.

De esta manera Lanús suma 15 puntos y junto a un pelotón de equipos se afirmó en la tabla de posiciones detrás de Estudiantes, que después de vencer a San Lorenzo en el “Nuevo Gasómetro” (1-0), estiró la ventaja sobre sus perseguidores, y con 22 unidades es el único líder del Apertura.

“Fuimos inteligentes y manejamos los tiempos a pesar del mayor control de pelota que tuvo el rival. Dimos los golpes en los momentos justos y así nos llevamos a casa una victoria que nos permite tomar confianza de cara a lo que sigue”, analizó.

Y continuó: “Nos hace falta eficacia y saber elegir los pases en el instante preciso. Estamos acostumbrados a distribuir muy bien y con mucho toque llegar al arco rival, pero siempre se nos complica la puntada final. Además, si bien estamos más sólidos, en la parte defensiva aún hay mucho por mejorar”.

Los puntos positivos no sólo se vieron en el resultado final. Los dirigidos por Luis Zubeldía se llevaron de la “Bombonera” el regreso del mediocampista Sebastián Blanco al gol.

Ya que “Blanquito” estampó la provisoria ventaja del “Grana”, apenas comenzado el encuentro, y ese tanto fue también el primero que grita en el presente certamen.

Pero más allá del presente de su principal figura, Lanús tiene para resaltar en las estadísticas la cosecha de puntos que obtuvo fuera de Guidi y Arias, desde que arrancó la temporada, ya que diez de los 15, los sumó en condición de visitante.

“Es un gran campaña la que estamos haciendo lejos de nuestra cancha, pero si no realizamos algo parecido cuando jugamos de local, será difícil pelear por el título. Va a ser fundamental seguir con esta racha y sumar en casa. Sólo así vamos a estar entre los protagonistas”, apuntó.

La “Bombonera”, ese salón de fiestas
Boca tiene un historial con ventaja bastante amplia en su casa frente al “Granate”, ya que la visita sólo se impuso en 5 oportunidades. Pero las dos más cercanas son las más recordadas. Con idéntico resultado, en 2006 el “Xeneize” necesitaba un empate en la última fecha para ser campeón. La derrota lo obligó a jugar una final ante Estudiantes. Allí también cayó.

Un año después, en el Apertura 2007, la 19ª jornada encontró a un Lanús a un punto de consagrarse campeón por primera vez en su historia. El partido finalizó 1-1 y el “Granate” dio la vuelta olímpica. Hoy se sigue con el recuerdo de ese instante, pero ahora hay un nuevo capítulo que agregarle.

“Ganamos y eso es lo que más se valora. No jugamos bien y hay que corregir varios problemas, pero estos tres puntos revitalizan al plantel. Con triunfos así, el gol tiene un sabor mucho más especial”, añadió el capitán.

El gol de Pelletieri sobre el final permitió una nueva victoria ante Boca. Y así se le dio color a una repetida escena de esa película que, cada tanto, se filma en el mismo escenario.

AUNO-05-10-10
MRQ-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>