“El Polaquito” y una denuncia que llegó a la Justicia

La madre del niño de 11 años formalizó la denuncia por la “coacción y coerción” de su hijo para realizar un informe periodístico que fue emitido el domingo en canal 13. Desde el MTE aseguran que se “violaron los más elementales derechos del niño”. Piden que la Enacom retire las imágenes del menor de todos los medios de comunicación.

Manuela Tobía

Lomas de Zamora, 19 de julio (AUNO) − Tras la polémica que desató el informe periodístico de “El polaquito” que se transmitió el domingo pasado por Canal 13, la madre del nene de 11 años formalizó hoy la denuncia contra el secretario de Seguridad de Lanús, Diego Kravetz, el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom) y la producción del programa televisivo, al asegurar que se “violaron los más elementales derechos del niño”.

Uno de los referentes de la organización cartonera Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) Nicolás Caropresi ayudó a la mamá del niño a concretar la denuncia penal en los tribunales de Lomas de Zamora contra el programa Periodismo Para Todos (PPT), conducido por Jorge Lanata, “por la coacción y coerción ejercida por la fuerza de seguridad del partido de Lanús”, y también “por haber violado los derechos del niño”. A su vez, denunciaron y pidieron al Enacom que “retire la imagen del chico de todos los medios de comunicación lo más pronto posible”.

Entre las múltiples críticas que Caropresi le hizo al informe emitido el domingo pasado y que repercutió en distintos programas durante esta semana, cuestionó que no se haya cuidado “la imagen del nene”, que no se haya cambiado “su voz”, y fundamentalmente, que no hubiera “ningún adulto o familiar suyo acompañándolo o auspiciando la nota”.

En diálogo con AUNO, el militante expresó que la madre se acercó a la organización, donde trabaja seis horas por día clasificando los materiales que recolectan los cartoneros de la ciudad porteña, para “tratar de sacarse los miedos y proteger la imagen de su hijo y de ella misma”, porque en la nota “extorsionaron al joven para que diga que su madre es una drogadicta, una rastrera”. ”La vemos trabajar todos los días y romperse el lomo para darle lo mejor a sus hijos”, afirmó.

Caropresi aseguró que Fernanda, la madre, siente que su vida y la de su hijo se encuentran “en riesgo por la nota” y lamentó que el niño “se vea en la tele, y vea gente criticándolo, y a él mismo hablando como si fuera un asesino, cuando eso no es cierto”. “Ha tenido sus problemas con la ley, pero nunca por utilizar un arma de fuego y mucho menos por herir o asesinar a alguien”, enfatizó.

“El polaquito” es un niño de 11 años (no 12, como dice frente a las cámaras), que fue filmado para venderlo a la audiencia como un adicto a las drogas, un portador de armas de fuego, y asesino. En pocos minutos relata sobre sus andanzas en la calle, con quienes trata, que su padre está en la cárcel por asesinatos, entre otras situaciones negras. La nota se difundió en el marco de la disputa política por bajar la edad de imputabilidad.

Caropresi relató que la madre se enteró del problema el día siguiente cuando “un grupo vecino le contó lo que había pasado”. “El nene no había hablado nada hasta ese momento. Lo único que le había comentado previamente es que se tenía que encontrar con Diego Kravetz, lo cual la madre creyó que era una fabulación suya”, detalló.

“Según lo que nos cuentan él y sus amigos, un corsa polarizado se acercó a la cancha 9 de Julio, que es donde por lo general suele estar, y le dijeron que le iban a hacer una nota, y que si se negaba lo iban a empapelar al padre, que está cumpliendo condena en un penal, y a su madre. Y le mostraron armas. Diego Kravetz estuvo presente el día que se hizo la entrevista, la cual pasa por encima cualquier derecho del niño. Es participe de esa nota”, manifestó el militante, quien sostuvo que “el Polaquito” “tuvo miedo por su familia, su mamá, su papá”.

Al día siguiente de la televisación del informe, el MTE denunció mediante un comunicado que el informe de PPT era un “montaje” con “la participación necesaria de personal policial y civil al mando de Kravetz”. La organización cartonera manifestó que “secuestraron al niño, lo amedrentaron y coaccionaron a efectos de realizarle una ‘entrevista’, violando los más elementales derechos del niño”. También acusaron a la productora por indicarle ‘que posara con armas’ y por amenazarlo con daños a su persona y su familia”.

“Su relato es en gran medida una fabulación inducida por los entrevistadores que explotaron a sabiendas de la vulnerabilidad y los problemas psicológicos que el niño padece con el propósito evidente de hacer uso de su imagen como “producto audiovisual sensacionalista para su difusión en medios comerciales y posiblemente para justificar las reiteradas y crecientes actuaciones abusivas de las fuerzas de seguridad hacia los niños y la población socialmente vulnerable”, expresa el comunicado.

Los referentes aseguraron que en la denuncia, patrocinada por los abogados Juan Grabois, Nahuel Berguier y Gabriela Carpineti, la mamá deja en claro que “ni ella ni ningún familiar autorizó que el niño fuera expuesto mediáticamente”; por el contrario, “relató las situaciones de extorsión, amenazas y violencia física y verbal sufridas por su hijo por parte de personal policial, antes y después de la ‘participación’ en el programa”.

AUNO 19-07-2017
MT-AFG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>