Desarrollan alimentos fortificados con hemoglobina bovina para optimizar la absorción de hierro

Los centros de Carnes y Cereales y Oleaginosas del INTI desarrollaron una fórmula para la incorporación de hemoglobina bovina como fuente de hierro en productos panificados, con el objeto de compensar las deficiencias de ese mineral en personas con anemia. La experiencia está destinada a mejorar la calidad de vida de la población de menores recursos.

(AUNO/Ciencia) La iniciativa es parte del Programa de Extensión del Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), que en primer lugar desarrolló el producto y luego se ocupó de la transferencia de tecnología capacitando a panaderos de los locales del Subprograma Abastecimiento Básico Comunitario (ABC) que funcionan en las provincias de Entre Ríos y Tucumán y en el municipio de La Matanza, en el conurbano bonaerense.
La anemia es uno de los problemas nutricionales más frecuentes y con marcado índice en la población argentina, y se debe en parte a que el hierro no hemínico, contenido en buena parte de los alimentos, tiene un porcentaje de absorción muy bajo y su disponibilidad se ve afectada por la presencia de otros componentes de la dieta.
La prevención de esta deficiencia se logra aumentando la ingesta de hierro y mejorando su absorción y biodisponibilidad. En el caso del hierro no hemínico contenido en los cereales, el huevo, el hígado, las legumbres, vegetales y frutas, la absorción es de entre un 3 y un 8 por ciento, mientras que el mismo mineral hemínico, que se encuentra en las carnes rojas, pescados y aves, el porcentaje que se asimila es entre 15 y 35 por ciento.
Además, el hierro hemínico y la vitamina C contribuyen a la absorción del no hemínico, a la vez que las infusiones como el té y el café atentan contra la ideal asimilación de este mineral.
La hemoglobina bovina es un subproducto de la industria frigorífica de bajo valor comercial que contiene hierro y proteínas de alto valor nutricional, que se obtiene de forma totalmente higiénica en una planta especialmente diseñada, en donde se realizan controles microbiológicos que aseguran la inocuidad de todos los lotes obtenidos.
El costo de la fortificación es de 20 centavos por kilo de harina, en el caso de los budines, y el porcentaje de hemoglobina se calculó para que una porción cubra hasta un 25 por ciento de los requerimientos diarios de hierro que demanda el organismo.
Debido al color amarronado que la hemoglobina confiere a los productos, se desarrollaron galletitas y budines con sabor a chocolate, que son fáciles de incorporar en desayunos y meriendas infantiles.
La bioquímica Valeria La Manna, integrante del Centro INTI/Carnes, entrevistada por AUNO, explicó que “el fortificante desarrollado en base a hemoglobina bovina fue pensado con un fin social, para transferir a los siete emprendimientos de panaderías ABC que ya están funcionando en zonas y barrios carenciados”.
La Manna puntualizó que “el interés que este fortificante cárnico despertó en la provincia de Tucumán, para ser utilizado en escuelas públicas, abre nuevas expectativas en cuanto a su distribución y comercialización”. Destacó además que “el porcentaje de hemoglobina utilizado para nutrir a esa población en general es de 3 por ciento pero puede ser aumentado hasta un 6 por ciento según los requerimientos” refiriéndose a casos de anemia de mayor gravedad.
Con el fin de evaluar sensorialmente los panificados, se realizaron degustaciones “informales” en los Centros de Carnes y Cereales y Oleaginosas del INTI y se enviaron muestras al Instituto Superior Experimental de Tecnología Alimentaria (ISETA), organismo con experiencia en el área de estudios sensoriales para conocer la aceptabilidad global de los productos por parte de los consumidores.
Para conocer los beneficios del uso de hemoglobina como fuente de hierro, el grupo de profesionales a cargo de este desarrollo trabajó en la puesta a punto de un método que permite evaluar qué porción del hierro de los productos es aportado en forma hemínica, ya que los métodos convencionales determinan sólo el hierro total (hemínico + no hemínico).
El Centro INTI/Carnes prevé, además, gestionar la transferencia de este desarrollo a la cartera educativa bonaerense, a través de la Dirección General de Cultura y Educación de la provincia de Buenos Aires.

AUNO 24-01-08 GRB EV

0 comentarios sobre “Desarrollan alimentos fortificados con hemoglobina bovina para optimizar la absorción de hierro

  • Lo mas sano que puede existir son los alimentos naturales. Lo que propone este reportaje es simplemente asqueroso y de seguro solo otra forma de vender cosas a la gente a altos precios. Esto es otra forma de transgenia. Ojalá etiqueten bién esas asquerosidades, para no ponerlas nunca en nuestra boca ni en nuestros cuerpos. Estas basuras con las que nos “alimenta” la industria(alimenticia) son las causantes de los altos niveles de obesidad y enfermedades crónicas que nos afectan incluso desde la niñez.

  • Me parece algo totalmente asqueroso que además no respeta los derechos de quienes decidimos no consumir animales, espero que no se lleve a cabo semejante cosa o que por lo menos se aclare en los envases para no consumir dichos productos ya que no solo es asqueroso sino que será otro producto más que incluye maltrato y falta de respeto por los animales, no todos consumimos cadáveres y/o sus derivados y es una decisión que debe ser respetada.

  • Ojalá no se disperse esa “gran idea” hacia las demás partes de Argentina y demás partes del mundo, obviamente esas cosas NO son por “preocuparse” por la salud de la gente de bajos recursos, es algún tipo de alianza de la industria cárnica con científicos y/o nutricionistas contratados y manipulados, como estrategia para obtener más ingresos y no tener tantas mermas (partes ke se “pierden” y no se usan) en sus campos de exterminio, ya que las razones para “fortificar” las harinas con eso están basadas en falacias e información parcializada en cuanto al tema nutricional, además de que si se investiga con conciencia se puede sacar hierro perfectamente de fuentes vegetales, por cierto más asimilables que las de origen animal, sin recurrir a las “sobras” de los campos de exterminio para animales no humanos, es algo muy parecido al origen de la gelatina, es hecha con “sobras” (cartílagos, tejidos, huesos y demás restos), esto es solo otra manera en que la industria cárnica recupera inversión y gana dinerillo extra ya que cada vez hay más gente que elige no consumir carnes y demás derivados animales, entonces son clientes que pierden y de alguna forma tienen que recuperar esa plata que dejan de ganar.

  • La verdad que espero que este proyecto no se extienda al resto del pais, asi como tampoco se les ocurra fortificar las harinas con esta cosa por ley… dejando sin opción a miles de personas que elegimos alimentarnos de manera mas saludable, sin alimentos de origen animal, y verdaderamente en mi caso en particular tengo mis niveles de hemoglobina y conteo de globulos rojos en muy buen nivel… y sin necesidad de tomar ningun suplemento.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>