Denuncian “irregularidades” en la investigación por el crimen del colectivero

Hace dos meses, Juan Alberto Núñez fue detenido, acusado de matar a un colectivero de Monte Chingolo, con quien su esposa habría mantenido un romance. El crimen tuvo como respuesta inmediata un paro de la UTA. Sin embargo, la mujer dice que jamás conoció a la víctima y niega que su esposo fuera el asesino. Denuncian irregularidades en la causa.

Lomas de Zamora, diciembre 6 (AUNO).- Hace poco más de dos meses el colectivero de la línea 524 Juan Alberto Núñez fue asesinado en el barrio de Monte Chingolo, en Lanús, en un hecho que se le dio el mote de “crimen pasional”. El único imputado en la causa es Alejandro Borgón, cuya defensa apeló la medida porque “no hay pruebas concretas que lo incriminen” y “no sería la primera vez que una persona está presa por meses o años y después es absuelta”. La esposa del detenido comenzó a movilizarse para denunciar “irregularidades” en la investigación.

El hecho había ocurrido el 5 de octubre pasado, cuando el colectivero fue asesinado de dos disparos y, según las sospechas policiales, Bordón mató a Núñez porque se enteró de que era amante de su esposa.

La huella de la infidelidad la habrían encontrado en que ambos llamaban al mismo número telefónico que, en realidad, difiere en los últimos dígitos. Uno finalizaba con 7711 y el otro con 5771, según corroboró Susana Fleitas ante este medio.

La hipótesis de que se trataba de un crimen “pasional” fue la primera barajada por las autoridades policiales debido a que al colectivero no le robaron nada y justo Borgón corría a otro colectivo para ir hacia la estación de Lanús.

El abogado de Borgón, Fabio Scladman, explicó que la Cámara Penal lomense se expedirá sobre la apelación luego de la exposición oral que debe realizar el próximo jueves a las 12.

Por otra parte, el abogado interpretó que a la investigación de los hechos no se le está dando “la celeridad necesaria”, aún a pesar de las denuncias de “irregularidad” planteadas por Fleitas.

Hasta el momento, la mujer no había salido a hacer declaraciones porque “tenía miedo de que la familia de la víctima y los colectiveros” reaccionaran de manera violenta y porque su abogado no se lo recomendaba.

Así y todo, decidió movilizarse en su barrio para contar que ella “no conocía a Nuñez” y denunciar que la Justicia “no está investigando”.

“Es bastante sospechoso que en tan poco tiempo hayan encontrado a un culpable”, consideró ante esta agencia la esposa del acusado, debido a que su marido fue detenido apenas unas horas después del asesinato cuando tomaba el colectivo para ir trabajar.

Guillermo Britos, jefe de la Departamental de Lanús, fue quien prestó su voz e hizo el anuncio luego de que la Unión de Tranviarios Automotor (UTA) dejara durante media jornada laboral sin colectivos a la provincia de Buenos Aires.

“Núñez fue abordado por Alejandro Bordón, de 44 años, quien le impactó un disparo de arma de fuego en su región interzonal derecha”, aseguró Britos en declaraciones a los medios.

En tanto, el abogado Scladman aseguró que los indicios dan cuenta de que su cliente no fue el autor del crimen. En primer lugar, un testigo de apellido Frías declaró que “vio a Borgón a cinco cuadras del hecho cuando se escucharon los disparos”. Esa misma persona, según comentó el abogado, es quien estaba presente cuando el policía no identificado —de apellido Quijano, inspector de la seccional Zárate-Campana— detuvo al acusado arriba del colectivo en el que viajaba.

Otra de las contradicciones en el hecho se encuentra en que Quijano declaró haber visto a una persona de buzo blanco escapar del colectivo que conducía Núñez. Sin embargo, la prenda supuestamente blanca que llevaba Borgón no fue sometida a pericias.

En la misma línea, dos vecinos del barrio declararon ante la policía y la Justicia que fueron ellos quienes le avisaron al efectivo, por lo tanto, que no pudo haber visto lo que pasó.

“A Borgón lo detienen cuando viajaba en un colectivo que iba hacia donde ocurrió el asesinato. Cualquier persona un poco viva que quiere escapar de un lugar iría hacia otro lado”, lanzó irónicamente Scladman.

En tanto, aún faltan los resultados del dermotest que se realiza para saber si una persona tiene pólvora en las manos luego de haber disparado un arma. En cuanto a las huellas del arma encontrada en las inmediaciones del barrio “no fueron levantadas”, aseguró Scladman, por ende no se podrá saber si fue o no manipulada por Borgón.

Por su parte, Fleitas realizará una movilización el jueves a las 19 hacia la estación de trenes de Lanús, donde pedirá por la absolución de su marido. También juntó firmas entre los vecinos que corroboran la inocencia del acusado.

CP-PS-AFD
AUNO-06-12-10

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>