Correpi volvió a denunciar los casos de “gatillo fácil”

Como todos los años, la organización presentó en Plaza de Mayo su informe anual que da cuenta de la cantidad de crímenes cometidos por las fuerzas de seguridad dependientes de los estados nacional o provinciales. En lo que va de 2012 hubo 182 muertes de ese tipo.

Lomas de Zamora, noviembre 20 (AUNO).- La Coordinadora contra la Represión Policial e Institucional (Correpi) denunció que en lo que va de este año, 182 personas fueron asesinadas por las fuerzas de seguridad provinciales o nacionales.

Según los datos de su informe “Personas asesinadas por el aparato represivo del Estado” desde la vuelta de la democracia, en 1983, el Estado argentino fue responsable de la muerte de 3773 personas, la mayoría de ellas provenientes de familias pobres.

El militante social y periodista Herman Shiller, quien fue el encargado de leer las cifras del informe, consideró que “en Argentina existe un crimen organizado y uno desorganizado, que es el que cometen los pobres como resultado del régimen de opresión desigualdad y justicia que vive nuestro pueblo. Pero el verdadero origen de la inseguridad en Argentina es el crimen organizado, que está en manos de la policía”.

Por su parte, la referente y abogada de Correpi María del Carmen Verdú destacó a AUNO que, según las estadísticas de ese organismo, los años de crisis económicas fueron los que registraron más asesinatos vinculados a la represión: “Tenemos crecimiento en el ’89, en 2001 y 2009”.

Verdú remarcó que se tienen en cuenta también los casos de asesinatos por peleas intrafuerzas, es decir por personas pertenecientes a una fuerza que matan a un compañero de trabajo o de otra institución, así como también los casos intrafamiliares que tengan como victimario a un policía, penitenciario, gendarme o prefecto.

Participaron también del acto numerosos gremialistas de izquierda, quienes, en su gran mayoría, además de solidarizarse con las víctimas también denunciaron casos de represión sufridos por los trabajadores a manos de fuerzas de seguridad o de “patotas de la burocracia sindical”, como el crimen en 2010 del militante del Partido Obrero, Mariano Ferreyra.

Uno de los oradores del acto fue el representante de la sección de Lomas de Zamora de la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE), Alejandro Aguirre, quien hizo mención a la pelea que tuvo que dar su sindicato para evitar que asuma como Consejero Escolar el acusado como ex represor Raúl Magallanes, quien luego fue nombrado por el intendente Martín Insaurralde como delegado municipal de la localidad de Villa Albertina.

JPA-AFD
AUNO-20-11-12

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>