Con agenda de turnos y normas de higiene, comenzarán a funcionar las peluquerías bonaerenses

El protocolo establece el funcionamiento con un sistema de turnos previo exclusivamente y horarios escalonados de trabajo, así como normas específicas para la prestación de servicios, recepción y acceso de clientes, higiene ambiental y desinfección.

Luego de más de cuatro meses de inactividad, las peluquerías abrirán sus puertas este lunes con un estricto protocolo que exige la utilización de elementos sanitizantes, turnos espaciados tomados únicamente por vía telefónica, WhatsApp o Internet y la atención de una persona por vez. “El cumplimiento al protocolo deberá ser estricto para evitar clausuras”, aseguró a AUNO el secretario general de la Unión de Peinadores de la República Argentina (UPA), Vicente Cabrera.

Dentro del protocolo para la reapertura de las peluquerías en la provincia de Buenos Aires también se contempla la utilización de equipos de protección personal individuales, distancia entre trabajadores y control de temperatura corporal, y por otra parte, frente a un caso sospechoso se deberá dar aviso de forma inmediata al sistema de salud.

En diálogo con AUNO, el secretario general de la UPA señaló que esperan que todos puedan aprovechar esta oportunidad “para evitar los contagios” luego de estar cuatro meses y medio sin poder trabajar.

Las peluquerías, según aconseja el protocolo, podrán abrir de 11 a 21 horas, aunque el horario podrá variar según lo estipule cada municipio. Entre los elementos sanitizantes se destacan algunos como las alfombras con productos desinfectantes, alcohol en gel y pulverizador para manos.

En cuanto a los turnos, los trabajadores de este sector deberán esperar al menos una hora y media, entre cliente y cliente para respetar las medidas de aislamiento y evitar el contacto en la recepción. 

A su vez, algunos de los objetos más tradicionales de las peluquerías como las revistas y el café, no serán permitidos en estos espacios para evitar posibles contagios. Por último, el empleador deberá disponer de uniformes de trabajo a sus empleados, así como también máscaras de protección.

El protocolo fue acordado entre la Federación Nacional de Trabajadores de Peluquería, la Confederación General de Peluqueros y Peinadores de la República Argentina, la Federación Bonaerense de Peluqueros, Peinadores y Afines, el Centro Patrones Peluqueros y Peinadores de Buenos Aires, y la Federación Argentina de Peinadores y Afines. 

AUNO-26-7-20
JM-SAM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>