Biondi, el ídolo que se convirtió en leyenda

Considerado uno de los mejores jugadores del club del Sur del GBA, murió a los 64 años como consecuencia de una dura enfermedad. Artífice como jugador del ascenso a Primera de 1974, también fue el DT que sacó al equipo de la C tras la quiebra.

Lomas de Zamora, julio 1 (AUNO).- “El mejor tipo que conocí en el fútbol se fue con su hermosa sonrisa. Que descanses en paz Mariano Biondi, crack de la vida. No te olvidaré”. De un ídolo de Temperley a otro. Así fue como Juan Carlos Merlo recordó a Mariano Biondi, uno de los jugadores emblema de la historia del club del Sur del Gran Buenos Aires, que murió este miercoles a los 64 tras una larga lucha contra una dura enfermedad.

Los restos de Biondi, que brilló en Temperley pero que también dejó su estela en Independiente, San Lorenzo de Almagro y Tigre, eran velados en la casa de sepelios Fernández, ubicada en Hipólito Yrigoyen al 11.000 en la localidad bonaerense de Turdera.

Biondi, que había nacido el 22 de agosto de 1950, se inició en la quinta división de Temperley y rápidamente llamó la atención por su habilidad. Así, luego de probarse como delantero, encontró su lugar en el mundo de césped y se convirtió en un habilidoso mediocampista que rápidamente pidió pista en Primera División.

Su debut absoluto, a los 19 años, se produjo el 25 de abril de 1970, cuando jugó desde el arranque en el 3-1 sobre Almirante Brown.

Leyenda de Banfield Este, donde descollaba en los clubes de barrio, Biondi fue uno de los artífices del primer ascenso de Temperley a Primera División en 1974. Allí, en su amado ‘Gasolero’, Biondi totalizó 210 partidos y convirtió 30 goles.

En 1977 fue transferido a Independiente, club en el que también quedó en la historia al conquistar el Nacional de 1977, después de vencer en la final, con apenas ocho jugadores en cancha, a Talleres de Córdoba. Biondi fue quien armó una jugada inoxidable para que Ricardo Bochini anotara el 2-2 que se tradujo en una inolvidable vuelta olímpica.

Más tarde, pasó por San Lorenzo (1980) y por Tigre (1981)y luego emigró a Ecuador para jugar en Universidad y Liga Deportiva Universitaria de Portoviejo, club en el que Biondi es considerado el mejor jugador de toda su historia.

Como entrenador de Temperley, logró el título de Primera C en la temporada 1994/95, con 20 partidos jugados, 14 ganados, 5 empatados y sólo 1 perdido, cuando el club del Sur del GBA daba sus primeros pasos tras la quiebra.

AUNO 01-07-15
GT-MFV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>