Argentina vive el peor brote de sarampión en 20 años

Desde septiembre se registraron 64 casos en el área metropolitana. La falta de vacunación es factor clave.

La Secretaría de Salud confirmó 64 casos de sarampión en el Gran Buenos Aires, de los cuales 15 se encuentran en la ciudad y 49 en el conurbano bonaerense. Este es el brote de sarampión más importante desde 1999, cuando Argentina logró erradicar la circulación endémica del virus.

A esta cifra se suman siete casos “importados o con antecedentes de viaje” y dos más de chicos españoles que viajaron a Argentina de vacaciones y recién les fue confirmada la enfermedad cuando regresaron a España, según el boletín Integrado de Vigilancia de enfermedades epidemiológicas que publica la secretaría de Salud semanalmente. El último caso confirmado de sarampión fue registrado el 25 de noviembre.

El sarampión es una enfermedad extremadamente contagiosa que afecta principalmente a niños y niñas y que puede ser fatal, según explica la máxima institución de salud en Argentina. Los menores de un año son el grupo etario más afectado, seguido de los adultos de entre 20 a 40 años.  

El último brote más importante de esta enfermedad en el país fue en 1999 con un total de 10.633 casos confirmados. Luego del programa de erradicación del sarampión y la rubeola propuesto por la Organización Mundial de la Salud (OMS) en 1993 en América, Argentina logró eliminar la circulación del virus en 1999, mediante planes de vacunación. Para que un país sea considerado libre de circulación de un virus, los casos no deben sucederse por más de un año.

La secretaría de Salud recomienda para la población de todo el país que las personas verifiquen y completen su calendario de vacunación. De esta manera, los niños y niñas de 12 meses a cuatro años, inclusive, deben tener una dosis de vacuna triple viral (sarampión, rubeola y paperas).

En tanto los mayores de cinco años, adolescentes y adultos deben tener dos dosis de vacunas contra el sarampión después del año de vida (monovalente, doble o triple viral) o contar con serología IgG positiva para sarampión. En el caso de las personas mayores de 54 años no necesitan vacunarse, porque son consideradas inmunes.

Causas del brote y medidas de acción

La secretaria de la Sociedad Argentina de Infectología, Analía Mykietiuk, detalló a AUNO que las causas que llevaron a la aparición del brote de sarampión en el país fueron “la conectividad de los países, sobre todo con Brasil y los aeropuertos de escala a otros lugares del mundo, como es el de San Pablo; la tendencia de los antivacunas, que no vacunan a la población susceptible por un tema de creencia; las idas y vueltas en la provisión de vacunas y la condición super contagiosa de la enfermedad”.

“Lo que hay que hacer para erradicar la enfermedad es inculcar la vacunación y proveer los medios para eso“, destacó Mykietiuk, que también reconoció que “pudieron haber deficiencias del Estado” en las formas adecuadas para evitar el surgimiento del brote.

Según la directora municipal de Infectología de La Plata, la mejor estrategia contra la propagación del virus es “hacerlo visible”, mediante la generación de “consciencia por parte del Estado”. “Para nosotros, un caso es un brote” indicó Mykietiuk, que afirmó que “hay que hacer que toda la gente se vacune, no solamente los chicos, sino también la población adulta susceptible” y sobre todo si “va a viajar a lugares donde hay alta circulación del virus”, como es el caso de “los que vacacionan en Brasil o regresan a su casa en Venezuela”.

La especialista en infectología sostuvo que ante la presencia de los síntomas de la enfermedad, el médico “debe sospechar sarampión”. Últimamente, el profesional de la salud “ya se olvidó lo que era el sarampión”, a causa de que estuvo durante mucho tiempo erradicado. Lo que provoca que “se tarde el diagnóstico” y mientras tanto el paciente “contagia a un montón de gente”, advirtió a este medio.

Acciones intensivas de vacunación para el Gran Buenos Aires

Los 12 partidos en los que fueron confirmados los casos de sarampión y en los cuales la cartera de Salud decidió implementar medidas intensivas para la prevención de la enfermedad son: Almirante Brown, Hurlingham, Ituzaingó, Lanús, La Matanza, Lomas de Zamora, Merlo, Moreno, Quilmes, Tigre, San Martín y Vicente López.

Para los niños y niñas entre seis y once meses, nacidos en el Gran Buenos Aires, la cartera de Salud obliga a los padres a vacunar a sus hijos con una “dosis cero” de la vacuna triple viral, adicional a las del calendario de vacunación. Para niños y niñas entre uno y cuatro años, inclusive, deben acreditar al menos dos dosis de la vacuna triple viral después del año de vida.

Brasil es el país de la Región de las Américas (división creada por la OMS) en el que se confirmó la mayor cantidad de brotes de sarampión en 2019, con más de 13 mil casos. Le siguen Estados Unidos y Venezuela, con más de 1000 y 500 casos respectivamente. Por tal motivo, la secretaría de Salud recomienda contar con las dosis de vacunación adecuadas antes de realizar viajes al exterior.   

Los síntomas por los que se debe acudir inmediatamente al médico son fiebre elevada (más de 38 grados) y erupción en la piel, sin importar si la persona ya tiene las vacunas indicadas contra el sarampión.

AUNO-10-12-19
ADR-SAM

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>