Al rescate de los perros del barrio

Callejeritos es una asociación integrada por vecinos que, desde 2010, protegen a perros abandonados. Últimamente, por falta de financiamiento, sólo pueden ocuparse de animales lastimados. Negra necesita ser operada y para su intervención lanzaron una campaña.

María Eugenia Muzio

Lomas de Zamora, 24 junio (AUNO).- La mirada vidriosa, el pelo sucio, algunos rengos, otros enérgicos. Los perros callejeros de Lomas vagan sin rumbo. Callejeritos es una organización que los rescata, busca la manera de salvarlos y un hogar que los reciba. Hasta el 29 de junio realiza una campaña para ayudar a Negra, su más reciente causa.

Desde 2010 la asociación civil organiza bingos y ferias, se reúne dos veces por mes en Plaza Grigera a vender sus productos, reparte rifas y difunde sus casos en pos de recibir colaboraciones para costear los gastos que representa la curación de los animales. También, hay personas que deciden apadrinar perros con un aporte mensual.

“Falta un hospital veterinario público”, remarca Mariana Fusco, integrante de la fundación. “Con lo cara que está una consulta en el veterinario, cada vez se nos dificulta más seguir con nuestra tarea”, agrega.

María Rosa Almada, rescatista, cuenta a AUNO que los vecinos alertan sobre un perro abandonado en la calle y, si la asociación decide ayudarlo, lo lleva a un pensionado hasta que se cure. Luego lo ofrece para la adopción.

¿Decide ayudarlo? Sí, porque “cada vez es menos la gente que amadrina de forma permanente con un monto al mes y hay mucha insuficiencia económica, entonces nos vemos obligados a auxiliar solo a los casos realmente graves”, lamenta Rosa.

—¿A qué se refiere cuando habla de casos graves?
—Un día, a las 23, una chica me llamó porque había un animal gritando en frente de su casa. Le dije que tratara de cruzarse para ver qué le pasaba; entonces me informó que el perrito había tenido un accidente y que no podía caminar. Le dije que hiciera todo lo posible. Al otro día fuimos a verlo, con la idea de que no estaba ahí. Pero seguía tirado en la zanja. Un auto le había fracturado la cadera. Lo levantamos y lo llevamos a la veterinaria, quedó internado y empezamos a pedir ayuda. Lamentablemente, sólo perros así de vulnerables son los que en este momento podemos rescatar.

Negra, la perra por la que ahora se está recaudando dinero, fue salvada en un estado muy delicado con tumores por todo el cuerpo. Hubo que operarla dos veces y va por una tercera. Para esta intervención, Callejeritos está vendiendo remeras que se consiguen a través de su página de Facebook.

Los levantan, los tratan, los pensionan y los ponen en adopción, pero sólo unos pocos son los afortunados de ser albergados por una familia ya que, según la rescatista, “aunque lo publique mil veces en las redes, la gente sigue prefiriendo adoptar perros de raza o bebés”.

“Raza perro” hay muchos y cada vez son más. “El origen de los callejeros es la falta de responsabilidad en una casa. Hay mucha gente a la que el perrito le molesta, se enferma o se pone viejo y lo larga a la calle”, explica Almada. Y agrega: “También hay que ser concientes de la esterilización. Zoonosis castra gratuitamente y es algo importantísimo”.

Callejeritos no tiene un refugio. Los perros son trasladados a pensionados que cuestan entre 800 y mil pesos por mes. Esta campaña, entre sus muchas otras actividades, tiene como objetivo solventar el problema económico que se interpone entre Negra y su bienestar.

AUNO-24-06-2016
MEM-MDY

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>