Aguirre y la necesidad de no perder el tren

Luego de la caída ante Olimpo por la mínima diferencia, Lanús resignó la chance de subirse al lote de los protagonistas en el Torneo Apertura. El mediocampista Marcos Aguirre analizó la realidad que atraviesa el elenco que conduce Luis Zubeldía. “Hay que recuperarnos lo antes posible y ganar el próximo partido”, consideró.

Matías Quercia

Acostumbrado a jugar de forma anticipada, la fecha pasada le cambió los planes antes de enfrentar a Olimpo en Bahía Blanca. Lanús tuvo la chance de conocer de antemano el resultado de Estudiantes, líder del Torneo Apertura con 26 puntos. Y el “Pincha” igualó ante Colón (1-1) en Santa Fe.
Previo a la igualdad de los dirigidos por Alejandro Sabella, Arsenal le ganó a Gimnasia (3-2) y alcanzó las 23 unidades. Misma cosecha que obtuvo Vélez, el otro escolta, al vencer a Quilmes (2-0) en su visita al “Centenario”. Ambos redujeron la diferencia que los separa del puntero.

Lanús salió a la cancha con la certeza de que los tres puntos lo catapultaban a pelear por el título. Pero el “Granate” cayó en su visita al Sur bonaerense por 1-0, y para el mediocampista Marcos Aguirre significó una derrota que “puede generar un punto de inflexión si el grupo no está fuerte de la cabeza”.

“En un mal partido, las situaciones que generamos no las supimos concretar y el rival se llevó la victoria a partir de un error. Hay que sacar adelante esta situación con un triunfo en el próximo partido porque puede ser un quiebre de confianza de cara a la recta final del campeonato”, consideró el volante en diálogo con AUNO.

Distintas eran las realidades que mostraban los dos equipos. El elenco conducido por Luis Zubeldía venía de sumar nueve puntos en tres fechas, en las que superó a All Boys (1-0) y San Lorenzo (2-0) en la “Fortaleza” de Guidi y Arias, además de ganarle a Boca en la “Bombonera” (2-1). En cambio, Olimpo llegaba a este enfrentamiento cuesta abajo: seis derrotas consecutivas.

“No debemos subestimar a los rivales a pesar de que no estén pasando por un buen momento, porque nunca se sabe cuándo van a repuntar. Olimpo estaba en el fondo de la tabla pero fue inteligente y aprovechó nuestras fallas. Así consiguió un triunfo que le permite levantarse. Pero a Lanús esta derrota le duele mucho”, apuntó.

Y continuó: “Es necesario que superemos este resultado rápidamente y que no nos quedemos con lo que pasó en Bahía Blanca. Ahora hay que hacer borrón y cuenta nueva para tratar de no perder el tren del campeonato. Todavía estamos en la lucha y con una victoria el siguiente fin de semana se soluciona”.

El rival de turno que visitará a Lanús será Colón, que en su última excursión fuera de Santa Fe se llevó una goleada 6-0 en cancha de Vélez. Para Aguirre, el encuentro ante los “Sabaleros” será clave para determinar “qué es lo que peleará el plantel hasta el final del torneo”.

Con 18 puntos en su haber luego de once jornadas disputadas, el conjunto granate está a ocho puntos del líder, Estudiantes, a quien enfrentará en dos semanas. De esta forma, el partido con los santafesinos es un puente fundamental en el que Lanús deberá rescatar las tres unidades, si pretende llegar al cruce con el “Pincha” cerca de los puestos de vanguardia.

“Somos conscientes que los próximos desafíos van a definir nuestra suerte, porque después de Colón se vienen tanto Estudiantes como Vélez, que son los mejores equipos de Argentina, pero a los que se les puede ganar si no cometemos errores como contra Olimpo”, analizó el mediocampista, autor del primer gol de Lanús en el certamen.

La falla que marca Aguirre se materializó en el resultado y determinó la caída del elenco del Sur del Conurbano bonaerense, pues la ventaja de los bahienses se dio con un gol en contra por parte de Hernán Grana, luego de cabecear hacia su arco, en un centro al área que parecía intrascendente. No fue tan así, ya que el error le costó el partido a los de Zubeldía.

“Fue una jugada aislada con la que se abrió el resultado y a partir de ahí, Olimpo supo manejar los hilos del partido, mientras que nosotros nunca le encontramos la vuelta a pesar de tener varias chances para concretar. Nuestro principal problema no fue la desconcentración de Grana sino la ineficiencia para arrinconar al rival contra su arco”, admitió.

En ese inconveniente que remarcó Aguirre, quizá radiquen las falencias de un
Lanús que sintió la ausencia de Sebastián Blanco, quien por una lesión permanecerá fuera de las canchas cerca de tres semanas. Con ese panorama, la generación de juego pasó por los pies del rosarino, aunque nunca supo aparecer en todo su esplendor.

“Se hizo difícil jugar la pelota con tranquilidad y poder asociarme con (Mario) Regueiro para desequilibrar. No encontramos los caminos y la falta de Blanco se notó. Es un pilar fundamental en el plantel y por más que pretendamos reemplazarlo, sabemos que el equipo sin él, se debilita”, señaló.

Para Aguirre aún hay oportunidad de arrimarse a lo más alto de la tabla de posiciones a pesar de la derrota: “Veníamos de tres victorias consecutivas y con eso nos alcanzó para estar en la pelea. Una derrota no nos tiene que tirar abajo. Ahora queda una seguidilla de partidos que va a definir para qué estamos preparados”.

Por lo pronto, de regreso luego de su viaje al Sur bonaerense, Lanús no trajo puntos y dejó pasar una oportunidad en la que se hubiese subido al vagón de los protagonistas del Apertura. Frente a Colón sabrá si en Bahía Blanca sólo perdió un tren.
AUNO-20-10-10
MRQ-LDC

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>