Adiós al Negro Ramos Delgado

Surgido en Lanús, en aquel indeleble equipo de los Globetrotters, el Negro es considerado uno de los mejores defensores de la historia del fútbol argentino. Además, jugó dos Mundiales con la Selección y brilló en el Santos de Pelé. También pasó una temporada por Banfield. Tenía 75 años y falleció en una clínica de Villa Elisa.

Lomas de Zamora, diciembre 3 (AUNO).- Defensor de fina estampa, eficaz para marcar y elegante para jugar. Con esas tres definiciones alcanzaba para describir rápidamente a José Manuel Ramos Delgado, uno de los mejores zagueros que alumbró el fútbol argentino y que este viernes, a los 75 años, murió en una clínica de Villa Elisa.

Nacido el 25 de agosto en Quilmes, el Negro se inició en las divisiones inferiores de Quilmes. Sin embargo, su debut en Primera División se produjo en 1956 con Lanús. Ya llamaba la atención desde la última línea de aquel inolvidable equipo de los “Globetrotters” que fuer uno de los animadores del torneo, que finalmente quedó en poder de River Plate.

Justamente, el club de Núñez fue su siguiente destino. Llegó en 1958 y permaneció hasta 1965. Allí, con la banda roja cruzando el pecho, jugó 165 partidos. Luego, pasó una temporada por Banfield (1966) y enseguida se mudó a Brasil, donde se dio el lujo de ser integrante del elenco estable del Santos de Pelé.

Ramos Delgado jugó 324 partidos marcó un gol para el Santos y quedó en la memoria de los torcedores del equipo de las afueras de San Pablo. Allí, además de entablar una entrañable amistad con O Rei fue padrino de uno de sus hijos, se consagró campeón Paulista (1967, 1968, 1969 y 1973) y recorrió el mundo en giras inolvidables.

Ya con 39 años, gastó sus últimos cartuchos como futbolista con la casaca de Portuguesa Santista, un equipo menor que militaba en la Liga Paulista.

Ramos Delgado, además, jugó 25 partidos con la Selección entre 1958 y 1965 e integró los planteles que disputaron los Mundiales de Suecia 1958 y Chile 1962, además de disputar las Eliminatorias para la Copa del Mundo de Inglaterra 1966. También fue el capitán del equipo que ganó la Copa de las Naciones de 1964, en la que el equipo argentino venció a Brasil (con Pelé incluido), Portugal e Inglaterra.

Ya retirado, el Negro devino manager del Santos, donde figura en la galería de grandes ídolos junto a Pelé, Coutinho y Pepe. Y más tarde regresó a la Argentina para oficiar como director técnico de Belgrano de Córdoba, Deportivo Maipú de Mendoza, Gimnasia y Esgrima La Plata, Estudiantes de La Plata, River Plate, Talleres de Córdoba, Platense, All Boys y Quilmes, entre otras instituciones. También dirigió en Universitario de Perú.

En los últimos años, Ramos Delgado volvió a Brasil y se sumó nuevamente a las filas del Santos, donde trabajó en las divisiones inferiores y se convirtió en uno de los formadores de Robinho y Diego, dos astros del fútbol actual.

AUNO 03-12-10
MFV

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>