102, modelo para armar

El escritor Julio Cortázar fue homenajeado al cumplirse un nuevo aniversario de su nacimiento, en el Teatro Maipú, de Banfield. El evento fue organizado por el colectivo cultural El Banfileño.

Marcos Stábile

Lomas de Zamora, agosto 24 (AUNO).- Un jazz suave flotando en el ambiente; en primer plano, la lectura de un cuento. Un grupo de gente escucha, otros miran fotos y algunos revisan una mesa con libros. Aunque lo parece, esta no es una reunión del Club de la Serpiente; ni una escena de Rayuela. O sí. Pero real. El fantasma del creador de estos mundos, Julio Cortázar, observa su cumpleaños desde una pantalla.

Por tercera vez consecutiva, el colectivo cultural “El Banfileño” realizó una jornada para celebrar el natalicio del escritor que vivió en esa ciudad los primeros trece años de su vida. Desde las 20, y con entrada libre y gratuita, los vecinos pudieron disfrutar de un completo homenaje en el Teatro Maipú.

En el hall del teatro, fragmentos literarios y exposiciones teatrales se alternaron y fusionaron para empezar el homenaje. Detrás de la mesa-escenario, el siempre fotogénico Cortázar desfilaba en la pasarela virtual de un power-point que mostró varias capturas inéditas y desconocidas de su vida cotidiana. “La idea es tratar de que Banfield tome más la imagen de Cortázar como referencia”, señaló Sergio Mercuri, uno de los organizadores.

En 2014, para el centenario del nacimiento del escritor, el colectivo organizó “una actividad bien grande”: una semana de espectáculos desarrollados en diferentes puntos de la ciudad. El año pasado, tras una larga gestión con el municipio, emplazaron un busto del autor de “Rayuela” en la Plaza del Campeón. “La actividad de este año estuvo más vinculada a la lectura y a la escucha”, explicó Mercuri.

Sobre el final de la jornada, envuelto en una bata brillante y con guantes de boxeo – una de las pasiones del novelista—el escritor local Sergio Caracciolo presentó su nuevo libro “El piso se mueve”, que es también el primero editado integralmente por el colectivo cultural.

El box, los cigarrillos, las fotos… sólo la música faltaba para satisfacer los gustos de Cortázar. Summertime y When you smile, dos clásicos del jazz –de los favoritos de Julio—fueron los elegidos por la banda invitada para recordar al célebre escritor en esta ciudad, “el reino” de su infancia, el barrio al que volvería en “Los venenos” y que para él es “el tipo de barrio que tantas veces encuentras en las letras de los tangos”.

AUNO 24-08-2016
MS-AFG

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>