“A Carrera lo veo más preso que suelto”

Enrique Piñeyro, el director del film “El Rati Horror Show”, considera probable que Fernando Carrera, el único imputado por la denominada Masacre de Pompeya, vuelva a la cárcel. “Es todo una fragua gigante”, insistió y advirtió que si eso sucede, la causa será elevada a la CIDH.

Belén Escobar

Lomas de Zamora, septiembre 10 (AUNO.- Enrique Piñeyro, el director del documental “El Rati Horror Show”, ratificó a AUNO su opinión de que el único imputado por la “Masacre de Pompeya”, Fernando Carrera, es víctima de “la corporación judicial y policial”, y pronosticó que por ello “está con un pie adentro de prisión”.

Tanto la defensa de Carrera como el film de Piñeyro sostienen que, el 25 de enero de 2005, el único acusado vio que unas personas, que resultaron ser policías de civil, lo perseguían y huyó con su 205 en contramano por la avenida Sáenz, de Pompeya. A causa de recibir un disparo en su mandíbula y quedar inconsciente, atropelló y mató a tres personas.

Pese a tener ocho balazos en su cuerpo, Carrera sobrevivió, quedó procesado y fue condenado a 30 años. El alegato de la defensa aseguró que le plantaron un arma con la que, según la versión de la policía, se tiroteó y utilizó para robar previamente con otro delincuente, que nunca apareció.

El protagonista de “El Rati Horror Show” está libre porque la Corte Suprema de Justicia ordenó revisar el fallo en su contra, pero el pasado 12 de agosto la Sala III de la Cámara Federal de Casación Penal lo volvió a responsabilizar por los delitos de “robo” y “homicidio culposo”. Si el fallo queda firme, volverá a prisión luego de haber estado allí siete años.

Tal como expone en su película, Piñeyro denuncia que no sólo hubo evidencias “trasgiversadas”, sino que además hay una “campaña mediática” que perjudica al comerciante que actualmente se encuentra bajo un sistema de protección de testigos por amenazas recibidas.

-¿Cómo ves el futuro de Carrera?
-A Carrera lo veo más preso que suelto. Es un Tribunal que tiene una clarísima voluntad de desatender todo lo que lo beneficie. Además, magnifica la fragua que lo condena. No veo mucha salida, la verdad.

-Si eso sucede, ¿hay otra instancia?
-Sí. La causa va a seguir su curso. Se va a elevar a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Va a seguir en tribunales internacionales, si es que en Argentina no se hace justicia.

-Dijiste que la Cámara perjudica al acusado, ¿a qué te referís?
-Por ejemplo, él no quiso declarar. Una de las piedras de nuestro sistema jurídico expresa que nadie está obligado a declarar y eso, en su caso, fue tomado como una negativa, como algo en su contra. Se trasgiversa el sistema jurídico. Es grave. Además de las barrabasadas que dicen alrededor de la causa. Es un fallo dramático. Por un lado, se pone en juego la coherencia jurídica y por otro lado se expone el corporativismo y el encubrimiento de la policía y de los jueces.

-¿Cuáles serían las consecuencias si el fallo quedara firme?
-Acá nos vamos a jugar las garantías constitucionales de una generación entera. En la rueda de reconocimiento, una persona dijo que él (por Carrera) era “parecido” al delincuente que buscaba ese día la policía por robo, y con el que confundieron con Fernando. No se puede condenar a alguien con una declaración tan endeble.

-Ves dura la situación.
-Y sí. Carrera está con un pie adentro de prisión. Encima hay una campaña mediática muy fuerte.
-¿Por qué pensás eso?
-Porque hay determinados personajes de C5N, como (Eduardo) Feinmann o (Pablo) Duggan y (Ricardo) Canaletti de TN, que se contradicen a la hora de hablar de los testigos, del arma que le implantaron a Fernando, entre otras cosas. Hace un tiempo tenían una versión, y ahora tienen otra. Hay una conjunción extraña en todo esto.

-¿Cuál creés que es el motivo?
-No tengo la menor idea. Me encantaría sentarme con esos personajes para preguntarles por qué se contradicen de esa manera. No sé si es porque hay plata en el medio o por determinados intereses que yo desconozco. Realmente es incomprensible.

-De todas las pruebas que denuncian que fueron “adulteradas”, ¿cuál considerás más grave?
-La trasgiversación de las declaraciones de los testigos. Por ejemplo, dicen que ellos lo reconocen a Carrera como la persona que comenzó con los disparos. Pero sé que no es así porque tengo la grabación, y ellos dicen que no lo vieron disparar en ningún momento. De hecho ni siquiera fue reconocido por los que declararon.

-Pero, ¿cómo harían para armar tan fácil una causa con pruebas falsas?
-Escribieron lo opuesto. Así nomás. Como si fuera poco, uno de los testigos dice que en la comisaría, cuando fue a declarar, le hicieron firmar “algo”. El problema es que esa persona no sabe leer. Seguramente le hicieron firmar cualquier cosa. Es todo una fragua gigante.

-¿Qué hay detrás de esta presunta “causa armada”?
-Una corporación judicial y policial que se protege y una policía que no sabe actuar correctamente, o no le interesa hacerlo. Una policía que anda de civil y pretende que uno se detenga, algo que obviamente no va a suceder por la inseguridad corriente que hay y que ya dejó de ser una “sensación”. Este modo de operar no se va a terminar y es sistemático. Hubo una pareja para la misma época en la que filmábamos la película que fue baleada porque no se detuvo (ante una requisitoria policial); hubo un comandante de Aerolíneas baleado también por ese motivo. A su mujer embarazada le pegaron un tiro por lo mismo, ¿no saben que no pueden usar un arma de fuego si dan la voz de alto y alguien no se detuvo? Creen que está bueno ametrallar a alguien por eso. Y mientras lo sigan haciendo, vamos a seguir teniendo estos problemas serios.

MBE-AFD
AUNO-10-09-13

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>