theme/images/banner_web300dpi.jpg
ADROGUE

Reclamos de justicia por el asesinato de Micaela

Fecha de publicación: 12 abril, 2017

Paralelo a las miles de personas autoconvocadas que se reunieron en Plaza de Mayo, en Adrogué también se realizaron actividades para reclamar justicia por asesinato de la joven Micaela García.

Reclamos de justicia por el asesinato de Micaela

Lomas de Zamora, abril 12 (AUNO)- El Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) y la Campaña Nacional Contra la Violencia Hacia Las Mujeres realizó una jornada de lucha y concientización en la estación de Adrogué.

La actividad, paralela a la concentración de Plaza de Mayo, tuvo como meta exigir justicia por la asesinada Micaela García, y que el Estado asuma la responsabilidad por los hechos de violencia de género.

“Que la tristeza se transforme en organización, y que el llanto se transforme en revolución”, escuchaban los cientos de pasajeros que bajaban del tren Roca al encontrarse con militantes y autoconvocadas que repudiaban la agresión injustificada hacia las mujeres y exigían la destrucción del “sistema patriarcal”.

Las pocas voces presentes en representación de la familia García y los grupos feministas expresaron su dolor y bronca ante el asesinato de la joven de 21 años, ayer por la tarde, frente a la Estación Adrogué.

El sospechoso de asesinar a Micaela es Sebastián José Luis Wagner, que estaba en libertad a pesar de haber sido condenado en 2012 por la violación de dos estudiantes universitarias en Concepción del Uruguay.

Estaba libre porque el juez de Ejecución de Penas entrerriano Carlos Alfredo Rossi decidió desoír el informe del Servicio Penitenciario provincial y el dictamen de la Fiscalía, que desaconsejaban su liberación.

“Nos encontramos acá porque nos parecía que era necesario poder visibilizar que aparecen mujeres muertas todo el tiempo”, aseguró la militante del FOL Paula Vázquez, mientras repartía aleatoriamente folletos con información sobre el evento a los transeúntes que recién bajaban del tren.

Reunidos en una tarde gris y fría, una mujer con un micrófono y un parlante enumeró los casos de violencia machista hacia diferentes mujeres y trans que el Estado ignora y los medios de comunicación desinforman.

Mientras tanto, otras compañeras, pegadas a las paradas de colectivo y tiradas “en ronda” recortaban y pintaban afiches con enunciados para pegarlos por todo el espacio.

Entre el sonido de algunos bombos, vecinos que se interesan y paraban, y otros que seguían de largo, y la voz de su compañera que vocea un reclamo social, Paula señaló a AUNO que el problema “tiene que ver con un Estado que legitima la violencia”.

“El Estado es cómplice porque tiene jueces que responden a lógicas patriarcales”, destacó.

La joven hizo alusión también al caso “Higui”, una mujer que fue abusada por diferentes hombres “por ser lesbiana”, se defendió, y se encuentra presa.

Analía Eva “Higui” Dejesús está presa en una comisaría de Villa Maipú (San Martín) desde el 16 de octubre pasado por herir de un puntazo a un hombre, que luego murió, después de que había sido abordada por una patota, que la golpeó y vejó.

Con forma de bombacha

Una de las propuestas que ofrecieron desde las agrupaciones a los peatones fue la de escribir en unos afiches “con forma de bombacha” alguna queja, interpretación u opinión sobre el caso de Micaela, o el contexto del país sobre los femicidios y la violencia hacia las mujeres, para que fueran colocados a la vista de todos los que descendieran del tren y para que hubiera una devolución reflexiva sobre el evento.

A un mes del Día Internacional de la Mujer, cuyo objetivo es el reclamo de más y mejores derechos para las mujeres, Vázquez explicó que la convocatoria se llevó a cabo porque “Micaela apareció muerta”.

“Es el momento para decir ¡basta!”. Como siempre con cada muerte, por ella y por todas las compañeras muertas, desaparecidas y las violencias invisibles que sufrimos día a día y nos oprimen”, enfatizó.

alt_text

AUNO 12-04-17
MT HRC

Última modificación: 12 de abril de 2017 a las 15:29
0
0

Hay 0 comentarios

captcha