Voces durante la presentación

En el salón de actos del Instituto Lomas de Zamora, militantes socialistas y peronistas de la década de 1970 participaron de la presentación del libro “Masacre de Pasco”. Algunos protagonizaron un debate sobre las responsabilidades de esa época.

Lomas de Zamora, noviembre 28 (AUNO).- Con la participación de militantes de la década de 1970, la escritora Patricia Rodríguez presentó su libro “Masacre de Pasco”, en que corrige y reordena el fusilamiento y posterior dinamitado de miembros de la Juventud Peronista (JP) pergeñado por la Triple A en marzo de 1975. Al igual que su primer trabajo, “Las ideas no se matan”, Rodríguez eligió el salón de actos del Instituto Lomas de Zamora para presentar el material producto de “diez años de investigación” acerca de la trágica jornada vivida en los alrededores de la avenida Pasco hace poco más de 36 años.

“La década del 70 fue una época de sueños y esperanzas, y Lomas de Zamora no era ajena a esa situación”, introdujo la autora del libro, frente al centenar de personas que participaron de la presentación en la que destacó que “el poder organizativo que había logrado la JP en el distrito le permitió lograr la inclusión de algunos de sus miembros en la lista de concejales”.

Asimismo, consideró que la mantanza de “Pasco no fue un hecho aislado y azaroso, sino que formó parte de un plan sistemático” y que “marcó un antes y un después en la historia de Lomas de Zamora”.

Rodríguez afirmó que el objetivo del raid parapolicial que terminó con la vida de ocho personas fue intentar “romper los vínculos que las organizaciones sociales habían logrado construir en la zona”. Y para ese cometido se utilizaron “unos ocho autos que iniciaron su recorrido en Donato Álvarez y Pasco, en donde vivía el concejal Héctor Lencina”, uno de los miembros de la JP que había logrado ingresar al Legislativo local.

A partir de su trabajo de investigación, la escritora pudo reconstruir los hechos en su faz cronológica y se dio cuenta de que no coincidía con la versión públicamente conocida (Ver “Un libro que revé la “Masacre de Pasco”“:/article/un-libro-que-reve-la-masacre-de-pasco/ ).

Luego de los fusilamientos, “el barrio quedó paralizado, inmóvil. Para contrarrestar y neutralizar la violencia de lo sucedido, los vecinos pusieron una virgencita en el lugar del fusilamiento”, contó la autora del libro, para quien “cuestionar el pasado es el mejor homenaje que podemos a hacerle a las víctimas”.

Luego, Rodríguez cedió el micrófono al militante de las Fuerzas Armadas de Liberación (FAL) Jorge Pérez, quien elogió a la escritora de “un libro imprescindible que se mantiene firme con la lucha popular, se la puede encontrar en las bibliotecas, investigando”.

“Fui, soy y seré montonero. No voy a negar mi esencia”, inició su alocución el ex detenido-desaparecido Fernando Schell, quien estuvo con Lencina minutos antes de que el escuadrón de la Triple A secuestrara al por entonces concejal.

“Me salvé por un arrastre de mi primo, que me insistió en ir a ver por tele Independiente-Chacarita. Por diez minutos me salvé de milagro. Me acuerdo que cuando volví a casa, mi viejo le dio un trompadón a mi primo porque él ya me estaba buscando a mí entre los muertos”, contó Schell a AUNO.

Por su parte, Hugo Sandoval, uno de los tres concejales de la Juventud Peronista y ex militante montonero manifestó su “orgullo por haber sido parte de la gloriosa JP de los 70, de tendencia revolucionaria, que luchaba por Perón y por Evita”.

“Yo tuve la suerte de encontrar a esos compañeros de Temperley”, continuó el hombre, y desarrolló con lujo de detalles la conformación de la lista de concejales que participó en las elecciones del 11 de marzo de 1973. “Quince concejales peronistas formaron esa lista que incluía a todos los sectores del movimiento. Fue un 25 por ciento para cada uno: jóvenes, mujeres, políticos y gremialistas.”

“Quiero contar esta historia para que entiendan por qué ocurrió la Masacre de Pasco. Sucedió que fuimos perdiendo espacio los jóvenes de tendencia revolucionaria”, explicó Sandoval al borde del llanto y agradeció a Rodríguez por “poner en perspectiva a los compañeros muertos por ser peronistas, obreros, honestos y militantes”.

Tras los aplausos del público, el ex concejal pasó la posta al militante montonero conocido como “Arturo el Ciego”, quien reflexionó sobre lo que él mismo definió como “un libro que sirve para mantener viva la memoria”.

Además, homenajeó a los jóvenes de ayer al evocar una poesía del “primer mártir peronista”, Darwin Passaponti: “Quise cruzar la vida/ Con la luz del rayo/ Que el espacio alumbra/ Seguro de no vivir más de un instante/ Seguro de no morir debilitado/ Así como el rayo/ corto, breve y soberano”.

Finalizada la parte protocolar de la presentación, Pérez tomó el micrófono y recordó al público que “el olvido y la crítica a los compañeros masacrados en Pasco empezó al otro día de la masacre, cuando decían ‘es un gobierno democrático’ que había sido elegido con el 50 por ciento de los votos”.

Ese comentario provocó el revuelo de algunos de los militantes montoneros presentes que le recriminaron a Pérez ser parte de “la izquierda boba que nunca pudo ser gobierno”.

Entre viejas discordias concluyó la presentación de un libro que repasa y reordena uno de los más trágicos acontecimientos de la historia de la militancia de Lomas de Zamora.

PT-AFD
AUNO-29-11-11

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>