Vecinos marcharon hasta la Municipalidad en reclamo de mayor seguridad policial

Potenciados por la exposición tras el secuestro express de tres miembros del Colegio Westminster, de Banfield, un centenar de vecinos del distrito se juntaron en la Plaza Grigera para reclamar “medidas efectivas” contra la “inseguridad”. Ante la presencia de los medios, no faltaron los comentarios xenófobos y pedidos de pena de muerte.

Lomas de Zamora, marzo 27 (AUNO).- Con un frío que calaba hondo en los huesos y al grito de “seguridad”, un centenar de vecinos de Lomas de Zamora se congregaron en la Plaza Grigera, frente a la Municipalidad, para exigirles a las autoridades comunales medidas contra la “inseguridad” que eviten hechos como el secuestro expres que sufrieron esta mañana la directora, una profesora y el padre de un alumno del Colegio Westminster, de Banfield. Pidieron que “salvaguarden las vidas de los ciudadanos”, denunciaron que la situación de “zona liberada” se da no sólo en las cercanías de los colegios de los barrios más céntricos, anunciaron que juntarán firmar para apoyar sus demandas y advirtieron que repetirán las movilizaciones los terceros martes de cada mes.

Apenas pasadas las 19, ante la atenta mirada de los empleados que espiaban desde las ventanas del Palacio Municipal, un grupo de padres de niños en edad escolar, movilizados en su mayoría a través de Facebook, expresó su descontento con las políticas de seguridad. “Prendí la tele y vi a una mujer llorando porque le habían matado a un hijo. Con otras amigas dijimos ‘¿qué podemos hacer?’”, contó Karina sobre el inicio de la movida que se gestó dos semanas atrás y tomó importancia esta mañana, con el secuestro en las puertas del Westminster.

Al tomar el micrófono que otorgaba la voz cantante, la mujer, que se definió como “una ama de casa podrida y autoconvocada”, agradeció a los presentes y sostuvo: “Somos conscientes de que no estamos pasando un buen momento. Estamos cansados, tenemos miedo”.

Ante los aplausos del público, entre ellos niños con su uniforme de colegio privado y con carteles que decían “Basta de inseguridad”, la palabra fue tomada por los vecinos que querían contar sus casos. La mayoría no había sido víctima directa de delitos, pero el reclamo era para evitar que ese tipo de hechos siguieran ocurriendo. “Cuando se mata a una persona, se mata a una familia. ¡Que esa familia no sea la tuya! Todos somos víctimas”, rezaba un cartel ubicado al lado de los juegos de la plaza.

La presencia de los medios de comunicación fue algo propicio para la aparición de personas ávidas de decir lo que pensaban, como un hombre que contó, sin pelos en la lengua, que “la solución es matarlos a todos” y que “tiene que renunciar el intendente Martín Insaurralde”. La declaración no cayó bien en los presentes, que inmediatamente lo abuchearon.

“No tiene que renunciar nadie. Tienen que arreglar las cosas”, increpó una mujer de grandes aros plateados que se ganó una pequeña ovación de los presentes.

Para finalizar la reunión, los que iniciaron la movida repartieron planillas para juntar firmas y acordaron volver a encontrarse el martes 17 de abril para recolectar todas las hojas y entregarlas al jefe comunal. Además, propusieron repetir la juntada los terceros martes de cada mes, para “que se comprometa el intendente, el gobernador (Daniel Scioli) y la Presidenta” Cristina Fernández”.

“¿Dónde hay planillas? —preguntaba una madre desesperada—. Las voy a hacer firmar por todos lados.”

PT-AFD
AUNO-27-3-2012

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML:

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>